Inicio Andújar Miles de subvenciones se retrasarán o perderán por el nuevo sistema de ayudas que pretende implantar la Consejería de Agricultura.

Miles de subvenciones se retrasarán o perderán por el nuevo sistema de ayudas que pretende implantar la Consejería de Agricultura.

0

 La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Jaén considera que el nuevo sistema de gestión de ayudas de agricultura y ganadería que pretende implantar la Consejería de Agricultura y Pesca comprometerá gravemente el cobro de las ayudas para la campaña de 2011, especialmente en las pequeñas y medianas explotaciones. 

            Este nuevo sistema impone un proceso de convergencia entre el Catastro y el Sigpac, que dará como resultado una nueva división parcelaría diferente a la actual. A juicio de COAG-Jaén, estos cambios provocarán que surjan miles de conflictos e incidencias en las ayudas. La consecuencia más alarmante será el retraso en el cobro de gran parte de las subvenciones e incluso la pérdida de muchas de ellas.

       El próximo año, 71 de los 97 municipios de la provincia se verán afectados por el nuevo sistema, número que alcanzará la totalidad de los pueblos de Jaén al año siguiente, cuando el nuevo modelo abarque ya toda la provincia. Jaén será además la provincia más perjudicada de Andalucía debido a su situación especial, muy diferente a la que se vive en el resto de la comunidad autónoma andaluza debido al tamaño medio de sus explotaciones. En Jaén, el 70 por ciento de las explotaciones tienen entre 0,1 y 5 hectáreas, mientras que el 14 por ciento tienen entre 5 y 10 hectáreas, siendo todas ellas en las que se registrarán más incidencias. Sólo el 14 por ciento de las explotaciones tiene más de 10 hectáreas y un 2 por ciento superan las 50 hectáreas. Además, en la provincia jienense se gestionan 118.000 expedientes de ayudas de las 274.000 de Andalucía, el 45 por ciento de las que se tramitan en toda la comunidad autónoma.

 “En medio de la crisis que viven los agricultores y ganaderos en general, y los olivareros en particular, el retraso en el cobro de las ayudas o la pérdida de ellas en muchos casos puede originar un problema de consecuencias incalculables”, lamenta el secretario general de COAG-Jaén, Rafael Civantos. “Con los precios del aceite de oliva por debajo de la rentabilidad, las ayudas del pago único son esenciales para la supervivencia del sector, ya que resultan una tabla de salvación con la que continuar invirtiendo en innovación, jornales, maquinaria y calidad dentro del sector”, aclara. “El bloqueo en las ayudas –añade-en unas cuentas sin liquidez por la crisis y el posterior cierre de una campaña sin subvenciones puede desembocar en una verdadera alarma social”.

 Para COAG-Jaén, que ya ha advertido a la Administración las graves consecuencias de la implantación del nuevo modelo, es evidente que la Consejería de Agricultura debe replantearse este nuevo sistema de gestión que afecta a Andalucía, pero especialmente a Jaén debido a su peculiar situación, ya que en 2013 volverá a cambiar el proceso, como ya se ha anunciado por la Comisión Europea de Agricultura hace unas semanas, en pleno debate de la Política Agraria Común (PAC) tras 2013. “Es un error cambiar el modelo de gestión de Pago Único que existe en estos momentos, creando miles de incidencias, sabiendo que en dos años p0dría no servir para nada y habrá nuevos cambios”, puntualiza Rafael Civantos.

A %d blogueros les gusta esto: