www.andujardigital.es

La Junta destina 1,6 millones de euros en 2017 para prevención, tratamiento e inserción de personas con problemas de adicción.

Escrito por Redacción Andújar el 23 abril 2018

Centro Provincial de Drogodependencias

Teresa Vega, María Eugenia Valdivielso y Purificación Arévalo, en esta rueda de prensa. Foto: Junta de Andalucía.

La Junta de Andalucía destina, a través de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, un total de 1,6 millones de euros en 2017 para el desarrollo de acciones preventivas, para atención asistencial y la inserción social de personas con problemas de adicción en la provincia de Jaén, según ha destacado la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, en la presentación de la Memoria 2017 del Centro provincial de Drogodependencia en la que también han participado la diputada provincial de Igualdad y Bienestar Social, María Eugenia Valdivielso, y la directora del Centro Provincial de Drogodependencia, Purificación Arévalo.

“La prevención del consumo de drogas, que es una de las áreas de actuación prioritarias del III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones, ha permitido desarrollar en 2017 un total de 357 intervenciones que se han dirigido de manera prioritaria a las familias, a menores vulnerables o al sector hostelero”, ha destacado la delegada territorial de Igualdad y Políticas Sociales.

En concreto, según ha detallado Vega, se han realizado un total de 358 actuaciones, de las cuales 184 en el ámbito comunitario, 107 en el ámbito educativo, 46 en el ámbito familiar y 21 en el ámbito laboral. “Hablamos de acciones que se enmarcan en programas como el de ‘Ciudades ante las Drogas’ a través del que se han destinado en 2017 120.000 euros para 19 proyectos en municipios de la provincia jiennese como Alcalá la Real, Andújar, Arjona, Bailén, Beas de Segura, Bedmar, o Jaén”, ha indicado.

Por otro lado, la delegada de Igualdad y Políticas Sociales ha subrayado que la Junta de Andalucía dentro del ámbito de la Incorporación Social, trabaja en dos programas, el programa Arquímedes y el programa Red Artesanos. “El programa Arquímedes, que está dirigido al fomento del empleo de personas drogodependientes, atendió el año pasado 24 solicitudes que contaron con un presupuesto de 48.000 euros”, ha señalado.

Asimismo, Teresa Vega ha detallado que el Programa de Asesoramiento Jurídico, que facilita la atención a personas con problemas de adicción atendidas en algún recurso de la red pública para la atención a las drogodependencias y adicciones, y que presentan alguna causa pendiente que dificulte su proceso de incorporación social. “A través del Programa de Asesoramiento Jurídico, que cuenta con un presupuesto de 178.000 euros, se han atendido en 2017 un total de 91 personas, de las cuales 79 fueron hombres y 12 mujeres”, ha apuntado.

Por su parte, la diputada provincial de Igualdad y Bienestar Social ha destacado que la colaboración entre la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial de Jaén que en el año 2017 ha contado con cerca 1,3 millones de euros, de los que el Gobierno andaluz ha aportado 854.000 euros y la Diputación de Jaén 414.000 euros. “La Diputación de Jaén dispone de cinco centros de tratamiento ambulatorio ubicados en Jaén, Linares, Úbeda, Villacarrillo y Peal de Becerro, y de un programa de apoyo con Instituciones Penitenciarias que constituyen el primer nivel de atención y están destinados a la prevención, desintoxicación, rehabilitación y reinserción de personas drogodependientes”, ha remarcado.

El número de profesionales que realizan esta atención asistencial, según ha subrayado María Eugenia Valdivielso, es de de 31 profesionales de los que 9 son psicólogos, 7 médicos, una enfermera, 7 trabajadores sociales, seis administrativos y un abogado. “El trabajo que se desarrolla en cada uno de estos centros está basado en los principios de universalidad y de gratuidad partiendo de una metodología de intervención social por un equipo multidisciplinar”, ha señalado.

Atención asistencial en 2017.

El Centro Provincial de Drogodependencias atendió el pasado año a un total de 2.828 personas de las que 2.460 eran hombres y 368 mujeres. De estas 2.828 personas, 1.667 personas son casos antiguos, que se han mantenido en el centro provincial con atención de años anteriores, y 1.161 han sido admisiones a tratamiento, de las cuales de nuevo inicio han sido 543, no han sido atendidas nunca por la red pública, y de reinicio han sido 618 personas las que han vuelto a solicitar el tratamiento. “Las personas admitidas a tratamiento en 2017 han crecido un 2,5 por ciento respecto al año anterior cuando se admitieron a tratamiento a 1.136 personas”, ha detallado Valdivielso.

En este sentido, la diputada provincial ha destacado que de las 1.161 personas admitidas a tratamiento el año pasado, 363 lo hicieron por el consumo de alcohol, 355 por cocaína, 201 por su adicción al cannabis y 92 por el consumo de opiáceos. “Por tramos de edad, entre las personas atendidas con edades entre los 18 y los 25 años destacan por el consumo de cannabis, entre 26 y 45 años por el consumo de cocaína y los mayores de 46 años por su adicción al alcohol y los opiáceos”, ha detallado.

Asimismo, María Eugenia Valdivielso ha apuntado que “el 50 por ciento de las personas atendidas en 2017 estaban en situación de desempleo y con un nivel de estudios bajo, más alto en las mujeres que fueron admitidas a tratamiento”.

Respecto al número total de personas atendidas en el Centro Provincial de Drogopedencia en 2017, personas atendidas en años anteriores y personas admitidas a tratamiento, destaca la caída en más de un tercio respecto a 2016 de las personas atendidas por su adicción al cannabis. “Del número total de atenciones, 810 personas recibieron asistencia por el consumo de opiáceos, 800 personas por el consumo de alcohol, 661 por su adicción a la cocaína, 426 por el consumo de cannabis y el resto, 131 personas, por adicción a otras sustancias o al juego”, ha señalado la diputada.

Apoyo a entidades sociales.

La Junta de Andalucía, en colaboración con las entidades sociales de la provincia de Jaén, desarrolla actuaciones en materia de prevención, tratamiento, y reducción de riesgos o daños. En 2017, un total de 21 entidades recibieron 78.000 euros por parte del Gobierno andaluz para el desarrollo de programas en la modalidad de drogodependencia. “Además, la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales destinó el año pasado un total de 38.000 euros para el mantenimiento de las sedes de las entidades solicitantes que se dedican al ámbito de las drogodependencias y adicciones”, ha destacado la delegada territorial de Igualdad y Políticas Sociales.

Asimismo, Teresa Vega ha subrayado que en 2017 también se ejecutaron los convenios suscritos con la Asociación Jiennense de Alcohólicos Rehabilitados (AJAR), la Federación Andaluza de Jugadores en Rehabilitación (FAJER) y el Centro de Tratamiento ‘Nuestra Señora de la Asunción’ para los que el Gobierno andaluz ha destinado 118.000 euros. “Hablamos de centros asistenciales y de incorporación social gestionados por entidades sociales y que redundan en una ampliación de la cobertura que reciben las personas con adicción de la red pública”, ha apuntado.

Comunidad Terapéutica de Lopera-Arjona.

La Comunidad Terapéutica de Lopera-Arjona, dependiente de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, atendió el año pasado a 73 personas, principalmente también por adicciones a alcohol y cocaína. En cuanto a la edad de las personas atendidas, el 47,8% son mayores de 45 años.

La Comunidad Terapéutica de Lopera viene funcionando desde el año 1990 y el personal del centro lo componen 21 trabajadores (director, psicólogos, educadores, monitores y personal de servicios). “Este centro es un recurso en régimen de internamiento, cuya derivación se realiza desde los Centros de Tratamiento Ambulatorio de Andalucía, previo estudio e indicación de los terapeutas de referencia”, ha señalado Teresa Vega.

Entre sus objetivos se encuentran facilitar la desintoxicación y deshabituación de las personas con problemas de adicción, ofreciéndoles los instrumentos necesarios, en un entorno controlado, además de favorecer el proceso de maduración personal y social desarrollando las habilidades necesarias para hacer frente a situaciones de riesgo y su posterior incorporación social y prevenir o reducir la incidencia o severidad de los problemas asociados a la adicción.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: