www.andujardigital.es

La Junta destinará más de 21 millones de euros a la provincia de Jaén con la nueva Ley de medidas de creación de empleo.

Escrito por Redacción Andújar el 15 enero 2016

La delegada del Gobierno, Ana Cobo, ha presentado hoy en rueda de prensa esta Ley, acompañada del delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio de la Torre,

La delegada del Gobierno, Ana Cobo, ha presentado hoy en rueda de prensa esta Ley, acompañada del delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio de la Torre,

La Junta de Andalucía destinará más de 21 millones de euros a la provincia de Jaén dentro de la nueva Ley de medidas urgentes para favorecer la inserción laboral, la estabilidad en el empleo, el retorno del talento y el fomento del trabajo autónomo, en vigor desde el pasado miércoles. Así lo ha anunciado la delegada del Gobierno, Ana Cobo, para aclarar que estos 21 millones corresponden únicamente a una de las 8 líneas que contempla esta Ley, la Iniciativa de Cooperación Social y Comunitaria, que gestionan los ayuntamientos de la provincia.

De estos 21 millones, 13 serán para el Emple@Joven y 8 para el Emple@30+. Las otras 7 líneas de la Ley son: Becas para prácticas en empresas, Bono de Empleo Joven, proyectos de Interés General y Social generadores de empleo, incentivos a la contratación indefinida de jóvenes, ayudas a la contratación indefinida de personas mayores de 45 años, e incentivos al empleo autónomo. Por tanto, todas estas líneas aumentarán considerablemente la inversión en creación de empleo para Jaén.

Esta Ley recoge una inversión en Andalucía para este año de 381,9 millones y prevé tener un impacto de más de 60.000 nuevos empleos, incluidos becarios y nuevos trabajadores autónomos.

La delegada del Gobierno, que ha presentado hoy en rueda de prensa esta Ley, acompañada del delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio de la Torre, ha subrayado que la creación de empleo sigue siendo “la absoluta prioridad del Gobierno andaluz” y ha recordado que esta Ley contiene medidas urgentes dirigidas especialmente a quienes más dificultades tienen para acceder al empleo adaptadas a los diferentes perfiles de las personas en situación de desempleo. “La recuperación tiene que ser justa, y para que sea justa no podemos dejar a nadie atrás”, ha insistido Cobo, que, en esta línea, ha insistido en el empeño de la Junta por dirigir los esfuerzos de las empresas, que son las que generan empleo, para que los primeros puestos de trabajo que se creen lleguen a las personas que más lo necesitan. “Ellas mismas lo pueden conseguir con las medidas que ponemos a su alcance, como las destinadas a la contratación de parados de larga duración o mayores de 45 años”, ha apostillado.

De este modo, ha destacado que “la principal meta es la creación de empleo en la provincia activando el mercado de trabajo mediante la mejora de la empleabilidad, el fomento de la inserción laboral y la creación y consolidación del trabajo autónomo”.

La delegada ha comentado que esta normativa ha adaptado los programas destinados a la contratación de jóvenes y a parados mayores de 30 años al nuevo diseño del Sistema Nacional de Garantía Juvenil en España, después de que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ampliase hasta los 29 años la edad de cobertura de las medidas incluidas en este programa, ampliación que se realizó a propuesta de la Junta de Andalucía en diferentes conferencias sectoriales de empleo Estado-comunidades autónomas.

Así, tras esta adaptación, el programa Emple@Joven vuelve a facilitar la contratación en la Iniciativa de Cooperación Social y Comunitaria de los jóvenes menores de 30 años, mientras que el programa Emple@25+ vuelve a denominarse Emple@30+ y a dar cobertura a los desempleados de 30 años en adelante.

Entre las novedades de esta segunda edición de los planes de em-pleo de la Junta, destacan la incorporación de nuevos colectivos gravemente afectados por la crisis, las personas desempleadas mayores de 45 años y el talento que ha tenido que emigrar, sin dejar de insistir en los jóvenes, otro de los colectivos duramente afectados.

Iniciativas de Cooperación Social y Comunitaria.

Dentro de la Iniciativa de Cooperación Social y Comunitaria, los ayuntamientos disponen de 2 meses de plazo para presentar sus solicitudes (desde la entrada en vigor el pasado 13), mientras que el resto de programas sigue en vigor sin que se haya suspendido su desarrollo desde la aprobación del anterior Decreto Ley de 3 de marzo de 2015.

Sobre esta nueva convocatoria de la Iniciativa de Cooperación Social y Comunitaria, incluye ayudas de entre 1.300 y 1.700 euros mensuales brutos por contrato que realicen los ayuntamientos para proyectos de obras y servicios de ámbito social o de interés municipal, distintos de los que realiza regularmente el personal de la Administración local.

Para los jóvenes de entre 18 y 29 años Cobo ha incidido en que es requisito indispensable estar inscrito en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil y, en todos los casos, estar desempleado. Se dará prioridad en las contrataciones a los que residan en el muni-cipio o la provincia en la que se va a desarrollar el proyecto y a los que son beneficiarios del Ingreso Mínimo de Solidaridad o parados de larga duración con la prestación agotada.

Por su parte, el delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha continuado explicando el resto de líneas de ayudas a la vez que ha ensalzado que la política económica de la Junta busca la creación de empleo. “Queremos una economía reforzada, sólida, pero siempre al servicio de las personas”, ha enfatizado De la Torre Olid.

La Ley también mantiene la iniciativa de becas para prácticas profesionales en empresas, de la que se están beneficiando 860 menores de 30 años y en el que la Junta aporta 1.980.000 euros para las becas de 2.700 euros repartidas en mensualidades de 450, con una duración de seis meses y un máximo de jornada laboral diaria de cinco horas. Cada beca cuenta con un seguro de 180 euros.

Igualmente, se incluye el Bono de Empleo Joven para jóvenes de entre 18 y 29 años con titulación universitaria; formación profesional inicial o bachiller o título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Se ha previsto financiar en 2016 con 60,4 millones de euros esta medida hasta alcanzar al final del programa la emisión de 14.600 bonos. La ayuda de estos bonos asciende a 4.800 euros para los contratos a jornada completa y de 2.400 para los del 50% de la jornada laboral.

Por su parte, el pasado mes de diciembre se resolvió la convocatoria de la línea de ayudas para el desarrollo de la Iniciativa de Proyectos de Interés General y Social generadores de empleo por parte de entidades privadas sin ánimo de lucro, con un total de 351 proyectos de Interés General y Social Generadores de Empleo que van a permitir la contratación de 1.165 desempleados, durante un período máximo de seis meses. Las ayudas para contratos a desempleados con 30 años o más oscilan entre los 798 euros mensuales (1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, Iprem) o los 1.597 (3 veces) dependiendo del grupo de cotización, y con un tope de 200.000 euros por proyecto. Los contratos deben ser a jornada completa durante un período de 6 meses. Esta línea de ayudas, a la que ya se han destinado en el pasado año 11,25 millones de euros, contará en 2016 con otros 3,75 millones.

En el Programa Emple@Joven se incluye igualmente un incentivo a la contratación de jóvenes con 4.750 euros para las empresas que contraten de manera indefinida y por un periodo ininterrumpido de 12 meses a un menor de 30 años que haya sido titular de un Bono de Empleo Joven o haya participado en el programa de Prácticas Profesionales en Empresas. Esta iniciativa cuenta con un presupuesto en 2016 de 10 millones de euros.

El Programa para la Contratación Indefinida de Mayores de 45 años recoge incentivos de 6.000 euros para la contratación estable en empresas o por parte de trabajadores autónomos. El contrato deberá formalizarse con carácter indefinido, manteniéndose por un periodo mínimo de doce meses a jornada completa. Los beneficiarios deberán estar dentro del grupo de desempleados de larga duración (inscritos como demandantes de empleo no ocupados en el SAE durante al menos 360 días en los 18 meses inmediatamente anteriores a la firma del contrato). Esta línea contará en 2016 con un presupuesto de 47,6 millones de euros y se prevé la incentivación de 8.300 contratos.

El Programa para el Retorno del Talento tiene como objetivo propiciar el regreso de aquellos andaluces que trabajan en el extranjero y desean incorporarse al mercado laboral andaluz. Incluye dos líneas: un incentivo de 40.000 euros para las empresas que contraten a los trabajadores retornados y otro para facilitar el traslado de residencia a Andalucía. El programa cuenta en 2016 con un presupuesto de 7,68 millones de euros y prevé facilitar el retorno de 150 personas.

El contrato laboral deberá tener carácter indefinido y a jornada completa, en la categoría profesional correspondiente a su titulación, mantenerse con carácter ininterrumpido durante un mínimo de 24 meses y llevar implícito el traslado efectivo de la residencia habitual a Andalucía. Podrán beneficiarse los andaluces que tengan hasta 45 años, estén en posesión de un título universitario oficial de grado o equivalente y lleven dos años residiendo en el extranjero en alta laboral en la categoría correspondiente a su titulación.

Los andaluces retornados podrán solicitar una ayuda de desplazamiento, que también incluye a los familiares a su cargo, que cubre el coste en transporte público o en su vehículo particular, y el traslado de mobiliario y enseres, con un tope de hasta 4 veces el importe mensual del Iprem (2.130 euros). En total, esta ayuda no puede superar los 5.000 euros. También se incluyen ayudas para cubrir los gastos de alojamiento durante el primer año del retorno de hasta 12.000 euros; y para cubrir los gastos de escolarización de los hijos, con hasta 2.000 euros por cada menor con un tope de 5.000 euros.

En cuanto a los autónomos, De la Torre Olid ha continuado explicando que hay dos líneas de ayudas: una para el fomento y otra para la promoción de estos trabajadores. La línea de fomento incentiva el inicio de actividad como trabajador autónomo y la cuantía de la subvención puede ir desde los 3.000 euros hasta los 5.500 euros (dependiendo de la dificultad de acceso al mercado de trabajo). En cuanto a la promoción del trabajo autónomo busca favorecer el man-tenimiento y la consolidacióndel empleo autónomo a través de la elaboración de proyectos integrados de orientación, asesoramiento y tutorización de personas trabajadoras autónomas ya constituidas. Podrán ser beneficiarias las organizaciones sindicales y empresariales que entre sus fines tengan reconocido el apoyo al trabajo autónomo, así como las asociaciones profesionales del trabajo autónomo. El límite de la subvención en este caso es de 250.000 euros.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: