www.andujardigital.es

Asaja exige un plan urgente de recuperación del olivar y de los frutales para paliar los daños.

Escrito por Redacción Andújar el 8 marzo 2010

Jaén. Europa Press.

Asaja-Jaén exigió hoy la puesta en marcha de un Plan Urgente de Recuperación del Olivar similar al que se aprobó tras las heladas de 2005 con el fin de paliar los daños causados por el temporal.

El gerente y portavoz de la organización agraria, Luis Carlos Valero, consideró, a través de un comunicado, que en esta ocasión la “catástrofe” sufrida en el campo por las incesantes lluvias, así como las inundaciones, han producido daños tan graves “que se debe intervenir con urgencia para salvar la capacidad productiva del olivar de Jaén”.

No en vano, expuso que a los daños causados en la cosecha, más las infraestructuras agrarias, se suma la pérdida de miles de olivares que, inundados, se han asfixiado y no podrán salvarse. “Hasta que estos árboles se sustituyan y vuelvan a producir, habrá pasado demasiado tiempo”, afirmó Valero.

Asaja-Jaén mostró su “gran preocupación” por los daños causados por esta última fase de un temporal que ya se alarga durante más cerca de tres meses y aseguró estar “más que intranquila” por el hecho de que las ayudas aprobadas en el último Consejo de Ministros “no incluyan ni un euro para la agricultura”. Así, recalcó la urgencia de poner en marcha el plan de recuperación productiva para las especies permanentes (olivar y cítricos) y las ayudas inmediatas y puntuales para otros cultivos como el algodón, la alfalfa, el espárrago o el tomate.

En la provincia de Jaén la situación de las fincas que lindan con los ríos y arroyos es “insostenible” y se han perdido, “literalmente, explotaciones completas (terreno y cultivos), muchos olivos se encuentran bajo el agua, por lo que es más que probable que mueran por encharcamiento”.

De hecho, la organización afirmó estudiar hasta dónde ha llegado la responsabilidad de la Administración en cuanto al desembalse de los pantanos al río Guadalquivir y sus repercusiones río abajo. Así, insistió de nuevo en que “urge por parte de la Administración una valoración y un plan especial de recuperación, similar al que se implantó en el año 2005 tras las fuertes heladas sufridas en la provincia”.

En cuanto a la última valoración de pérdidas, en esta ocasión aseguraron centrarse más en las infraestructuras dañadas y en cultivos como los espárragos, el algodón, los cereales y la ganadería. Con respecto a la aceituna, sostuvo que “prácticamente todo lo que queda de cosecha se quedará sin recoger (hasta en un 40% en muchas zonas)”.

De este modo, Asaja-Jaén hizo un balance de la cuantificación de daños en infraestructuras –caminos, riegos, puentes, terrenos perdidos, maquinaria, ganado, naves o cortijos–, además de otros cultivos distintos al olivar, en 350 millones de euros. Sumados a las pérdidas anteriores, en Jaén se sitúan cerca de los 600 millones de euros, indicó.

En los cultivos de algodón, Asaja-Jaén estimó que no se podrá sembrar por la cantidad de arcilla que se acumula en las parcelas de las vegas medias y bajas y que afectará a unas 4.370 hectáreas. Los espárragos, por su parte, “perderán valor comercial debido al mal crecimiento, también motivado por esta acumulación de arcilla”. Además, indicó gran parte del cereal está bajo agua y que en Jaén hay plantadas 200 hectáreas de espárragos entre los términos de Villanueva de la Reina y Espeluy.

“Tampoco se podrá plantar la alfalfa (490 hectáreas en la provincia), cuyos terrenos acumulan importantes capas de limos y arcilla, al igual que sucede con el tomate (405 hectáreas) y el pimiento (275 hectáreas)”, manifestó. En el vacuno de leche, las pérdidas pueden ascender al cinco por ciento de la cabaña ganadera, por efectos tanto directos como indirectos.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: