Inicio Andalucía Los hospitales Reina Sofía y Regional de Málaga se unen al Virgen del Rocío y aplicarán medicamentos CAR-T.

Los hospitales Reina Sofía y Regional de Málaga se unen al Virgen del Rocío y aplicarán medicamentos CAR-T.

0
Los hospitales Reina Sofía y Regional de Málaga se unen al Virgen del Rocío y aplicarán medicamentos CAR-T.
Una investigadora, en su laboratorio. Foto: Junta de Andalucía.

El sistema sanitario público de Andalucía acaba de incorporar dos centros para la utilización de los medicamentos CAR-T, destinados al tratamiento de linfoma B de células grandes, linfoma de células de manto y mieloma múltiple, por un lado; y a leucemia linfoblástica aguda en pacientes menores y mayores de 18 años. En concreto, los dos hospitales andaluces reconocidos por el Ministerio de Sanidad, de un total de 14 (10 designados y 4 adicionales para apoyar la asistencia en caso necesario), son el Reina Sofía de Córdoba y el Regional de Málaga. Ambos se unen al Hospital Virgen del Rocío, quien ya venía aplicando estas terapias.

En el marco del ‘Plan para el abordaje de las terapias avanzadas en el Sistema Nacional de Salud: medicamentos CAR’, el Ministerio de Sanidad lanzó una convocatoria para que los centros que cumplieran una serie de criterios pudieran ofrecer dichos tratamientos, que constituyen una alternativa terapéutica de alto impacto en tumores hematológicos adultos y pediátricos. En este sentido, tanto el Hospital Universitario Reina Sofía como el Hospital Universitario Regional de Málaga cumplieron los requisitos para aplicar estos tratamientos tras la evaluación realizada.

Los criterios obligatorios fueron: disponer de una unidad multidisciplinar formada por los roles profesionales que intervienen en el proceso; disponer de un comité clínico patológico multidisciplinar para la revisión de candidatos a medicamentos CAR-T, y disponer de experiencia clínica demostrada. Así, en este último criterio se valora la experiencia clínica con medicamentos CAR-T en los últimos tres años y la actividad total de trasplantes alogénicos de progenitores hematopoyéticos complejos en ese periodo de tiempo.

Células CAR-T.

Una de las estrategias terapéuticas que más éxitos está cosechando en los últimos años para combatir leucemias y linfomas refractarios (aquellos que no responden a ningún tratamiento) es la infusión de células CAR-T. Así se denomina a la modificación genética de las células T (unas células de la sangre involucradas en la defensa contra agentes infecciosos y cáncer) que se hace en el laboratorio y por las que se les coloca un receptor de antígeno quimérico (CAR, por sus siglas en inglés chimeric antigen receptor) con el propósito de que las células T se adhieran a las malignas y las destruyan.

A %d blogueros les gusta esto: