Inicio Andalucía La subdelegada anuncia que un total de 72 municipios jiennenses podrán optar a las ayudas del Programa DUS-5000.

La subdelegada anuncia que un total de 72 municipios jiennenses podrán optar a las ayudas del Programa DUS-5000.

0
La subdelegada anuncia que un total de 72 municipios jiennenses podrán optar a las ayudas del Programa DUS-5000.
La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño. Foto: Subdelegación del Gobierno.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha destacado que el Ministerio para la Transición Ecológica, a través de fondos disponibles del Programa DUS-5000 de ayudas para la transición ecológica en los municipios del reto demográfico, permitirá la concesión de ayudas a un total de 72 ayuntamientos jiennenses, que son los que pueden optar a las mismas.

Catalina Madueño ha manifestado que se trata de “una muy buena noticia para la provincia, ya que 72 municipios de nuestra provincia del reto demográfico podrán beneficiarse de esta convocatoria que se encuentra abierta hasta noviembre de este año, y que además se vio incrementada por el Ministerio, ante la respuesta de los ayuntamientos en los primeros días de la convocatoria, elevándose en 250 millones de euros los fondos disponibles, hasta ofrecer ahora 325 millones de euros en total”.

Así, la representante del Ejecutivo en la provincia ha reiterado “la apuesta del Ejecutivo estatal por la igualdad de oportunidades de poblaciones rurales y por la cohesión territorial”. Además, Catalina Madueño, ha explicado que, “desde el Gobierno de España se demuestra, una vez más, el firme compromiso con el municipalismo y con el reto demográfico, lo que se traduce en hechos y apoyo reales que nos permiten transformar nuestros territorios para ser más verdes, más sostenibles y más eficientes», ha explicado.

El objetivo del programa es incentivar la transición energética y el cambio hacia la movilidad sostenible de los pequeños municipios, que tienen más dificultades para acometer grandes inversiones, mediante proyectos singulares de energía limpia. Así, se subvencionarán proyectos de mejora de la eficiencia energética en edificios e infraestructuras públicas, de fomento de las inversiones verdes –en particular del autoconsumo–, o de infraestructuras de recarga e impulso del vehículo eléctrico, entre otros

El plan está dirigido a ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades, consejos insulares, consejos comarcales, cabildos y otras entidades públicas con ámbito de actuación en municipios de hasta 5.000 habitantes y municipios no urbanos de hasta 20.000, en los que sus núcleos de población tengan hasta 5.000 habitantes, que presenten proyectos con una inversión mínima de 40.000 euros.

Las ayudas subvencionarán el 85% de la inversión y el 100% en el caso de que tengan la consideración de “proyectos integrales” por su significativo impacto en la transición energética en el municipio. Se podrán solicitar a partir de los tres meses de la publicación en el BOE del real decreto y durante un periodo de un año, a través de la sede electrónica de IDAE.

Transición energética, cohesión territorial y despoblación.

La transición ecológica, así como la cohesión territorial y la lucha contra la despoblación, son dos de los cuatro ejes que orientan las diez políticas palanca del PRTR en su componente 2, Implementación de la Agenda Urbana española: Plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana.

El compromiso con el reto demográfico atiende a datos objetivos. El fenómeno de la despoblación se aprecia a escala municipal y es eminentemente rural: de los 8.131 municipios españoles, tres cuartas partes pierden población. En España hay 6.827 municipios con menos de 5.000 habitantes que concentran a 5,69 millones de personas, el 12% de la población total española, según datos del censo de 1 de enero de 2020.

En la última década han perdido población ocho de cada diez de estos municipios, de manera que, en conjunto, tienen 410.000 personas menos que hace diez años. En municipios de menos de 1.000 habitantes, el fenómeno es más agudo y la despoblación llega al 86%.

Para revertir esta tendencia, en el marco del PRTR se pretende impulsar proyectos, actuaciones y estrategias que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los habitantes de estos entornos, mejorar sus conexiones y accesibilidad, así como propiciar ecosistemas favorables para la creación de oportunidades laborales que puedan, por tanto, atraer a nueva población.

Al margen de los beneficios medioambientales, la mejora de los servicios y de las instalaciones de estos municipios, así como la activación de inversiones en ahorro y eficiencia energética, pueden llevar asociados beneficios adicionales que hagan más atractiva la residencia en ellos o la instalación de pequeños negocios.

Asimismo, las medidas de movilidad son un vector para la potenciación económica de zonas en riesgo de despoblación al hacerlas más accesibles a núcleos que concentran los servicios públicos, mientras que el hecho de facilitar desplazamientos entre distintos núcleos poblacionales incide de manera positiva en el turismo, especialmente rural o de interior.

Actuaciones subvencionables.

El programa se vertebra en distintas tipologías de inversión para ejecutar “proyectos singulares locales de energía limpia”: mejora de la eficiencia energética de edificios e infraestructuras, despliegue de generación renovable o impulso de la movilidad sostenible, todos ellos correspondientes a campos de intervención con una contribución climática del 100%, lo que se deberá conseguir, en todo caso, mediante una reducción de las emisiones de CO2, teniendo en cuenta el principio de “no causar un perjuicio significativo”, conocido como principio DNSH (do notsignificantharm) a ninguno de los objetivos medioambientales que establece el Reglamento (UE) 2020/852, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de junio de 2020, relativo al establecimiento de un marco para facilitar las inversiones sostenibles, y por el que se modifica el Reglamento (UE) 2019/2088.

Todas estas actuaciones que conforman los proyectos singulares de energía limpia se integran en estas cinco medidas, que se describen en el anexo técnico del real decreto:

MEDIDA 1: Reducción de la demanda y el consumo energético en edificios e infraestructuras públicas.
MEDIDA 2: Instalaciones de generación eléctrica renovable para autoconsumo.
MEDIDA 3: Instalaciones de generación térmica renovable y de redes de calor y/o frío.
MEDIDA 4: Lucha contra la contaminación lumínica, alumbrado eficiente e inteligente, Smart Rural y TIC.
MEDIDA 5: Movilidad Sostenible

Se establece una inversión mínima de 40.000 € por proyecto, que no podrá superar los 3.000.000 €.

A %d blogueros les gusta esto: