Inicio Andalucía La Policía Nacional desarticula en Jaén una organización criminal que se dedicaba a la falsificación y venta a gran escala de ropa.

La Policía Nacional desarticula en Jaén una organización criminal que se dedicaba a la falsificación y venta a gran escala de ropa.

0
La Policía Nacional desarticula en Jaén una organización criminal que se dedicaba a la falsificación y venta a gran escala de ropa.
Material intervenido a los detenidos. Foto: Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la UDEV-PERSONAS han desarticulado en Jaén una organización delictiva que, presuntamente se dedicaba a la falsificación y posterior venta de ropa de marcas de prestigio. Para tal fin delictivo, presuntamente los arrestados contaban con una amplia infraestructura en la que supuestamente falsificaban prendas previamente adquiridas a bajo costo y de nula calidad, para venderlas posteriormente al por mayor. En la operación policial se han detenido a cuatro personas, tres españolas y una de origen chino, practicándose cinco registros en los que se intervinieron más de 4.000 prendas de diversas marcas muy conocidas, gran cantidad de útiles para la falsificación, cuatro máquinas termoselladoras, dos teléfonos móviles, dos ordenadores y una impresora para etiquetas.

En las diferentes inspecciones efectuadas por los investigadores de la UDEV-PERSONAS, tendentes al control, inspección y persecución de los delitos contra la propiedad industrial, se habían detectado, especialmente en los mercadillos de la provincia, la venta de todo tipo de prendas falsificadas de marcas de gran prestigio entre los compradores. Las mencionadas prendas se ofertaban a un precio más bajo de las originales imitando a éstas. Para ello, se utilizaban logos, etiquetas y embases que eran prácticamente idénticos a los originales, sin embargo, las prendas utilizadas para la supuesta falsificación eran pobres en calidad, habiendo sido adquiridas por los arrestados a muy bajo coste.

Taller clandestino.

Después de diferentes pesquisas, los agentes centraron sus investigaciones en dos de los arrestados: padre e hijo. Al parecer llevaban años dedicándose a ésta actividad delictiva. Para ello, supuestamente habían montado una completa infraestructura compuesta por varios inmuebles dedicados a las distintas fases de la falsificación. En un domicilio se encontraban los ordenadores, impresoras y el material necesario para la elaboración de las etiquetas. En un segundo inmueble realizaban la falsificación de las prendas mediante el termosellado de los diferentes logos de las marcas, un tercero lo utilizaban como almacén y el cuatro inmueble era utilizado como exposición y lugar donde se realizaban las ventas, siempre al mayor.

Ropa sin marca y bajo coste.

Los arrestados, presuntamente adquirían la ropa sin marca alguna y a un bajo coste, así como en el mercado negro, los accesorios necesarios para la falsificación; elementos de serigrafía, etiquetas y restos de accesorios. De igual modo, se hicieron con las máquinas necesarias para la estampación de las marcas y logos falsos. Una vez realizado todo el proceso, se ponían a la venta a gran escala principalmente en los mercadillos.

Sin embargo, la investigación no concluyó. Los investigadores una vez identificados los presuntos responsables de las falsificaciones, centraron sus trabajos en los otros dos arrestados. Éstos, supuestamente eran los responsables de la venta y distribución de las falsificaciones, llegando hasta un establecimiento comercial abierto al público, donde los investigadores realizaron el último y quinto registro.

La operación policial “Bastión” se ha saldado con la detención de cuatro personas, el registro de cinco inmuebles y la incautación de más de 4.000 prendas falsificadas de diversas marcas muy conocidas y demandadas por los compradores, gran cantidad de útiles para la falsificación, cuatro máquinas de planchas selladoras, dos teléfonos móviles, dos ordenadores y una impresora para etiquetas. Las investigaciones continúan abiertas.

A %d blogueros les gusta esto: