Inicio Andalucía Más de 1,2 millones de andaluzas participan en el programa de detección precoz de cáncer de mama.

Más de 1,2 millones de andaluzas participan en el programa de detección precoz de cáncer de mama.

0
Más de 1,2 millones de andaluzas participan en el programa de detección precoz de cáncer de mama.
Una mujer contempla un cartel con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama. Foto: Junta de Andalucía.

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se conmemora este martes, la Consejería de Salud y Familias hace públicos los últimos datos del Programa de detección precoz de cáncer de mama de la Junta de Andalucía. Así, según las últimas cifras, 1.273.767 mujeres han participado en el programa, lo que ha permitido detectar 15.954 cánceres en una fase precoz de la enfermedad. De hecho, el 85,6% de las pacientes con cáncer de mama superan la enfermedad en Andalucía.

La recientemente presentada Estrategia de Cáncer en Andalucía, impulsada por la Consejería de Salud y Familias a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, constituye una apuesta rotunda por mejora la situación del cáncer la comunidad.

Junto a la prevención, el fomento de hábitos de vida saludable, la apuesta por mejorar la vacunación, y la mejora de los programas de cribado, existe un claro planteamiento de mejorar la conexión entre atención primaria y hospitalaria, construyendo una cultura activa de formación de profesionales, de investigación para la lucha contra la enfermedad y sus repercusiones y de incorporación de tecnologías con criterios de sostenibilidad para mejorar la salud de la población y para que ante cualquier signo de alerta descrito, se reciba la atención asistencial que requieran en cada momento.

Cada año se diagnostican en la comunidad andaluza alrededor de 4.900 nuevos casos de cáncer de mama, el tumor más frecuente en la mujer en todos los países occidentales. El año pasado, fueron 4.329 las intervenciones de neoplasias malignas intervenidas en los hospitales públicos andaluces, de las que 2.444 fueron con ganglio centinela.

El programa andaluz de detección precoz del cáncer de mama cuenta con 63 unidades de exploración mamográfica, de las que 20 son fijas, cinco son móviles y 38 se ubican en el ámbito hospitalario. Desde 1995 y hasta la actualidad, 1.477.710 millones de mujeres de entre 50 y 69 años han sido citadas por el programa de detección precoz, consiguiendo una cobertura del 86,2% de la población diana.

La detección temprana a través de la realización de mamografías permite mejorar el pronóstico de la enfermedad y aplicar a las mujeres afectadas tratamientos menos agresivos, gracias a un abordaje integral e individualizado de los equipos profesionales que tratan esta enfermedad. En concreto actualmente más del 70% de las mujeres sometidas a una cirugía para extirpación del tumor ha podido conservar su mama, mientras que cuando se inició el Programa de Detección Precoz sólo se realizaba cirugía conservadora en el 20% de los casos.

Para aquellas mujeres que no han podido preservar su mama y que requieren una reconstrucción quirúrgica de su seno, la Consejería de Salud y Familias garantiza los plazos de respuesta quirúrgica para la reconstrucción mamaria tras un cáncer y que establece un plazo máximo de respuesta de 180 días. Además, el sistema sanitario público andaluz está incorporando progresivamente también en sus centros la micropigmentación, que consigue completar la total reconstrucción del pecho al redibujar la areola y el pezón perdidos a causa de un proceso oncológico. La aplicación de esta técnica supone un aumento de la autoestima y una mejora de la calidad de vida, ya que la mujer recupera su imagen corporal.

Importancia de la detección precoz.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en las mujeres andaluzas. Con los conocimientos disponibles en la actualidad no es posible llevar a cabo medidas para evitar que la enfermedad aparezca, pero se puede detectar en fases tempranas cuando aún no ha producido síntomas y, aplicando el tratamiento adecuado, conseguir mejorar el pronóstico y aumentar la supervivencia.

La forma más eficaz de detectar precozmente el cáncer de mama es realizar mamografías periódicas a mujeres de una determinada franja de edad, en las que aún no se han presentado síntomas.

Los factores de riesgo de esta enfermedad es fundamentalmente el sexo (se da en mujeres, siendo muy raro que aparezca en hombres, a los que afecta en menos del 1%), la edad (el riesgo de aparición aumenta con la edad), antecedentes familiares y otros factores de riesgo de menor relevancia, como el inicio de la primera menstruación precozmente (menarquia precoz), la retirada de la menstruación en edades avanzadas (menopausia tardía), edad avanzada del primer embarazo a término, la obesidad, consumo de alcohol, falta de ejercicio físico…

Como síntomas de alarma destacan la existencia de bulto o nódulo en la mama, la secreción por un solo pezón y por un solo orificio o alteraciones de la piel de la mama sobre todo de la zona areola o pezón (dureza, ulceración, retracción…). Estos síntomas pueden ser descubiertos por autoexploración de la propia mujer o por exploración realizada por profesional sanitario.

El programa de detección de cáncer de mama en Andalucía consiste en la realización de mamografías cada dos años a toda la población femenina entre 50 y 69 años residente en Andalucía. Las mujeres son citadas mediante carta que reciben en su domicilio para acudir a una unidad de exploración mamográfica específica en donde se hacen dos placas por mama. El resultado, en caso de ser negativo, lo recibe la interesada por correo y en el caso de que deba ser derivada al hospital para completar el estudio o para realizar algún tipo de tratamiento también recibirá dicha cita por teléfono.

En cualquier caso, las mujeres entre 50 y 69 años que no hayan recibido la carta de citación en su domicilio pueden dirigirse telefónicamente a su Distrito de Atención Primaria o Área de Gestión Sanitaria donde le facilitarán la cita, o bien a su médico de familia.

Independientemente de la edad, es conveniente que las mujeres consulten con su médico de familia ante cualquier alteración que noten en sus mamas o bien si presentan antecedentes familiares de dicha enfermedad

Consejo genético oncológico.

Asimismo, además del programa de cribado para la detección precoz del cáncer de mama, Andalucía ofrece consejo genético oncológico. Entre un 5% y un 10% del total de los casos de cáncer diagnosticados cada año tiene naturaleza hereditaria, y se presenta entre los 40 y los 50 años, una década antes de su aparición habitual.

En el consejo genético oncológico, del que se benefician 1.800 pacientes y 1.300 familiares cada año, se incluye asesoramiento genético tanto a pacientes como familiares, un test genético para determinar la presencia de mutaciones que pueden trasmitirse a la descendencia y que incrementan la susceptibilidad de padecer cáncer, y el establecimiento de medidas preventivas y terapéuticas para impedir la aparición del cáncer o para diagnosticarlo lo más precozmente posible.

Este programa se presta en las ocho provincias andaluzas, con consultas en once hospitales de la red pública: Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Virgen del Valme, en Sevilla; Hospital Reina Sofía, en Córdoba; Hospital Virgen de la Nieves, en Granada; Hospital Virgen de la Victoria, en Málaga; Hospital de Torrecárdenas, en Almería; Complejo Hospitalario de Jaén; Hospital Juan Ramón Jiménez, en Huelva; y los hospitales Puerta del Mar y Jerez, en Cádiz.

Pruebas genómicas.

La Consejería de Salud y Familias ofrece también, a través de plataformas genómicas, pruebas diagnósticas de biología molecular del cáncer de mama para identificar mejor a las pacientes que pueden someterse a quimioterapia, mejorar la precisión y respuesta al tratamiento. Estas pruebas estiman el riesgo de recurrencia de la enfermedad (alto o bajo riesgo) y predicen, con mayor precisión que los criterios clínicos, la respuesta a la terapia adyuvante.

De esta forma, se pueden clasificar a las pacientes en diferentes subtipos genéticos para determinar el tratamiento más adecuado de manera individualizada. La indicación de la prueba la realizan los profesionales de Oncología, tras haber informado a la paciente sobre el procedimiento y sus consecuencias.

A %d blogueros les gusta esto: