Inicio Andalucía La Policía Nacional desmantela en Linares un punto de abastecimiento provincial de cocaína.

La Policía Nacional desmantela en Linares un punto de abastecimiento provincial de cocaína.

0
La Policía Nacional desmantela en Linares un punto de abastecimiento provincial de cocaína.
Material intervenido a los detenidos. Foto: Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional adscritos al Grupo de Estupefacientes, apoyados por agentes de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Linares, el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la Comisaría Provincial y la Unidad de Guías Caninos de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental, han detenido a dos personas; un matrimonio que, presuntamente gestionaba un punto de abastecimiento de cocaína a traficantes de menudeo de toda la provincia jienense en una barriada de Linares.

Los arrestados mantenían una vida aparentemente normal, dedicándose.- con el fin de dar una apariencia legal al gran flujo de dinero que manejaban.-, a la venta ambulante. La operación “Corsario” se ha saldado con el desmantelamiento de un punto de abastecimiento de cocaína a toda la provincia, la detención de sus responsables: un matrimonio que fue ingresado en prisión, el registro de su domicilio, así como la incautación de 380 gramos de cocaína. 4.800 euros en metálico y un revólver del calibre 38 special dispuesto para hacer fuego, junto a dos cajas de munición del mismo calibre.

A lo largo de los primeros tres meses del presente año, los investigadores del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares, desmantelaron en la Estación de Linares-Baeza, el principal punto de distribución de cocaína al que acudían traficantes de la provincia para adquirir la mencionada sustancia con el fin de abastecer al menudeo a sus “clientes”. En el mencionado operativo denominado “Pócima”, los investigadores descabezaron el clan de los “alicantinos”, deteniendo a ocho de sus supuestos integrantes e interviniendo 2.300 gramos de cocaína.

Localización del nuevo “punto de abastecimiento”.

Los investigadores sabían que, suele ser habitual tras la clausura de un punto de abastecimiento tan importante, que el vacío dejado en el mercado, sea rápidamente ocupado y gestionado por una nueva familia. Por ello, y en continuación con la extensión investigativa de la mencionada operación, los agentes intensivaron su captación de información, sabedores de que un nuevo punto de abastecimiento se habría podido abrir. Éste, fue rápidamente detectado por ellos. Se trataba de un domicilio situado en uno de los puntos negros de Linares referente al tráfico de sustancias estupefacientes, encontrándose habitado por los arrestados que, presuntamente lo habían habilitado como punto negro. Sobre éste, a pesar de las grandes dificultades de la zona que detectaba fácilmente la presencia policial, los investigadores lograron establecer diversos dispositivos de vigilancia Prácticamente durante las 24 horas del día los agentes controlaban la ilícita actividad desarrollada por el matrimonio en el interior del domicilio, permitiendo documentar variadas ventas de estupefacientes. Todo ello con el fin de recabar las pruebas e indicios necesarios para judicializar la operación.

Registro judicial e intervención de sustancias y armas.

Coordinados junto a la autoridad judicial, los investigadores entraron en el domicilio vigilado sorprendiendo a los detenidos en el salón de la casa, donde se encontraba un bolso con 30 gramos de cocaína, dinero en efectivo junto a una báscula de precisión, así como todo el material necesario para atender a los clientes que acudían al domicilio para proveerse de cocaína. Realizado el registro, los canes de la Unidad Canina, cuando se encontraban en el dormitorio de la pareja, marcaron el lugar donde los agentes encontraron un paquete con 350 gramos de cocaína, un bolso con 4.000 euros y un revolver municionado del calibre 38 special.

La operación “Corsario” se ha saldado con el desmantelamiento de un punto de abastecimiento de cocaína a toda la provincia, la detención de sus responsables: un matrimonio que fue ingresado en prisión, el registro de su domicilio, así como la incautación de 380 gramos de cocaína equivalente a 2.000 dosis, 4.800 euros en metálico y un revólver del calibre 38 special dispuesto para hacer fuego, junto a dos cajas de munición del mismo calibre. Los arrestados fueron puestos a disposición de la autoridad judicial que decretó ingreso en prisión sin fianza.

A %d blogueros les gusta esto: