Inicio Andalucía Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz que entra en vigor el 1 de junio.

Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz que entra en vigor el 1 de junio.

0
Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz que entra en vigor el 1 de junio.

Modelo de nueva factura de la luz a partir del 1 de junio. Foto: Junta de Andalucía.
Cambiar nuestros hábitos de consumo, adaptándolos a los tres periodos que se habilitarán (punta, llano y valle), puede hacer que logremos un ahorro en la nueva factura de la luz que entra en vigor el próximo 1 de junio de 2021. Para pagar menos, la Agencia Andaluza de la Energía recomienda elegir bien, tanto las horas de consumo como los días de uso de nuestros electrodomésticos y equipos eléctricos, y revisar nuestros contratos de electricidad cuando se aprueben las nuevas tarifas eléctricas, contactando con nuestras comercializadoras de electricidad en caso de que nos surjan dudas.

Así, en menos de dos meses, todos los consumidores y pymes con una potencia igual o inferior a 15 kW, cuya tarifa pasará a denominarse 2.0TD, verán en su factura que el precio de la energía variará según las horas. Dependiendo del horario en el que hayan consumido electricidad pagarán más o menos. El periodo P1 punta (de 10 a 14 h y de 18 a 22 h) será el más caro. El siguiente periodo, P2 llano, con una tarifa media, tendrá tres tramos: de 8 a 10 h, de 14 a 18 h y de 22 a 24 h. En las horas nocturnas (de 0 a 8 h de la mañana), el 30% de todas las horas del año, la electricidad costará mucho menos en el llamado periodo P3 valle. Además, es importante recordar que durante los fines de semana y festivos nacionales todas las horas serán valle.

Entre 150 y 300 euros de ahorro.

Según la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a las consejerías de la Presidencia, Administración Pública e Interior y de Hacienda y Financiación Europea, con la nueva factura la clave está en que los consumidores modifiquen sus hábitos de consumo, adaptándolos a los tres periodos que se habilitarán: punta, llano y valle.

Se puede conseguir un ahorro de hasta 150 euros anuales, sin realizar inversión alguna, únicamente poniendo a funcionar el lavavajillas, la lavadora y el termo en horarios de consumo valle. Para esto no es necesario levantarse de madrugada entre semana a conectar los aparatos. En el mercado se encuentran enchufes con programador por menos de 5 euros que nos ayudarán con esta tarea sin perder el sueño.

Según los cálculos realizados por la Agencia Andaluza de la Energía, este ahorro aumentará todavía más, hasta los 200-250 euros anuales, introduciendo medidas de eficiencia energética, que en esta ocasión sí requieren inversión, como ventanas más sostenibles con rotura de puente térmico y vidrios especiales con protección solar (con las que se puede reducir hasta un 30% el consumo de la climatización), aislamiento térmico, medidas de protección solar o equipos de alta eficiencia energética… Así, por ejemplo, cambiando un frigorífico con más de 10 años de antigüedad por otro más eficiente (teniendo en cuenta que funciona las 24 horas del día, incluidas las punta), con la nueva tarifa eléctrica conseguiremos un ahorro en la vida útil del equipo de 1.300 euros (900 euros con la anterior tarifa).

Posibilidad de contratar distintas potencias.

Con la nueva tarifa eléctrica también pagaremos menos por la potencia contratada, ya que se reducirá la parte fija de nuestra factura (relacionada con la potencia contratada y que es un coste que no oscila cada mes) frente a la parte variable (la que depende del consumo de electricidad y que cada mes cambia). De esta forma, un hogar que tenga contratada una potencia de 4,6 kW pasará de pagar 250 euros anuales (impuestos incluidos) a 150 euros/año.

Otra novedad de la nueva factura de la luz es que se podrán contratar dos valores de potencia distintos según el periodo de consumo: uno que agrupa el periodo P1 punta y el P2 llano con un horario de 8 a 24 h (días laborables), y otro para el periodo valle P3, que cubriría de 0 a 8 h y todas las horas de fines de semana y festivos nacionales. Así, por ejemplo, si se necesita más potencia para determinados usos (como sistemas de acumulación para calefacción) o para cargar un coche eléctrico, se puede aumentar ésta solo en determinadas horas del día (entre 0 y 8 horas) pagando menos en ese horario.

La Agencia recomienda, no obstante, revisar si realmente necesitamos la potencia que tenemos contratada. Disminuirla de 4,6 kW a 3,6 kW supondría bajar ese coste en la nueva factura de 150 euros a 120 euros anuales (impuestos incluidos).

Importancia de saber si estamos en el mercado regulado o en el libre.

Según el Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre electricidad y gas del primer semestre de 2020, sólo un 25% de los usuarios saben que pueden contratar su suministro eléctrico a un precio regulado (acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor-PVPC- que fija el Gobierno de España) o a un precio liberalizado (el consumidor contrata la tarifa que le resulte más interesante para sus necesidades directamente con la comercializadora).

Con los cambios introducidos en la nueva factura eléctrica es importante que sepamos cómo tenemos contratada nuestra factura de la luz porque, en función de eso, el ahorro podrá ser mayor o menor. Así, los usuarios del mercado regulado notarán mucho más el ahorro que pueden conseguir en los diferentes tramos horarios si cambian sus hábitos de consumo. Para el caso de consumidores que se encuentren en el mercado libre, es aconsejable que se informen correctamente de sus contratos con las empresas comercializadoras con las que tengan contratado su suministro si quieren aumentar el ahorro. Así, por ejemplo, aquéllos que tengan un precio fijo mensual podrían llegar a pagar los tres tramos a coste de periodo P1 punta, por lo que, aun cambiando sus hábitos de consumo, el gasto no disminuiría a no ser que introdujeran medidas de eficiencia energética.

Por qué se cambia la tarifa.

La normativa europea establece que, dentro de la parte regulada de la factura eléctrica, deben separarse los costes destinados a peajes de acceso de los cargos.

¿Qué son los peajes? Dependen de la CNMC y están destinados a cubrir los gastos de la red de transporte y distribución: las torres eléctricas que se ven cuando viajamos en coche, los cables subterráneos, los centros de transformación… todo aquello que permite hacer llegar la energía hasta el cliente final.

¿Y los cargos? Son competencia del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Están destinados a cubrir el resto de costes regulados del sistema eléctrico, como la retribución de renovables, el sobrecoste de generación de territorios no peninsulares y las anualidades del déficit de tarifa. Constan de una parte fija (potencia contratada) y una variable (energía consumida).

¿Los consumidores tienen que hacer alguna gestión?

Esta división de peajes de acceso y cargos y los diferentes tramos horarios se trasladarán a un nuevo modelo de factura eléctrica para los consumidores acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) sin tener que hacer ninguna gestión con su compañía. En el mercado libre, cada distribuidora decide su propio modelo de factura para los consumidores con menos de 15 kW de potencia contratada, pero la Resolución del Gobierno les indicará el contenido mínimo imprescindible que deben incluir.

A %d blogueros les gusta esto: