Inicio Andalucía La Diputación ha intensificado su atención a familias y personas más vulnerables durante la pandemia.

La Diputación ha intensificado su atención a familias y personas más vulnerables durante la pandemia.

0
La Diputación ha intensificado su atención a familias y personas más vulnerables durante la pandemia.
Diputación de Jaén
La vicepresidenta primera y diputada de Igualdad y Bienestar Social, Francisca Medina. Foto: Diputación de Jaén.

La vicepresidenta primera y diputada de Igualdad y Bienestar Social, Francisca Medina, ha hecho hoy balance de las actuaciones que se han llevado a cabo desde este área de la Diputación durante el Estado de Alarma para hacer frente a los efectos de la crisis del Covid-19, un periodo de tiempo en el que la Administración provincial ha funcionado de forma “eficaz y ágil” y ha intensificado su atención a las personas y familias más vulnerables.

Como muestra de esta labor, Medina ha detallado que se “han realizado 12.000 intervenciones técnicas sobre más de 8.200 personas, aplicando en estas intervenciones más de 15.900 recursos de carácter social, sobre todo para atender necesidades básicas”. Estos datos muestran, a su juicio, “el esfuerzo del personal de las 14 zonas básicas de servicios sociales en nuestra provincia, 224 profesionales a los que quiero reconocer todo el trabajo que han realizado desde el minuto uno en que se declaró el Estado de Alarma y desde que tuvimos que dar respuesta a tantas familias que lo estaban pasando mal”.

Entre esas actuaciones, la vicepresidenta primera se ha detenido en algunas de las más importantes, como el Servicio de Ayuda a Domicilio. “Una de las primeras actuaciones que acordamos con las empresas fue reorganizar el servicio para garantizar la seguridad sanitaria tanto de las 1.830 auxiliarias domiciliarias como de las 7.125 personas usuarias”, ha incidido Medina, quien asegura que “se ha garantizado el servicio, de manera presencial en los casos de gran dependencia pero siempre teniendo un contacto telefónico continuado”.

De hecho, y ante la excepcionalidad de la pandemia, “desde la Diputación dimos un paso más porque preveíamos que podía haber personas que tuvieran deficiencias de autonomía personal, porque cuidadores o familiares no pudieran prestar esta atención, y establecimos con carácter de urgencia un Servicio de Ayuda a Domicilio para esas personas que, aunque no estuvieran valoradas, sí pudieran tener sus necesidades cubiertas”. En total se ha atendido a otras 66 personas por la urgencia de su situación.

La crisis sanitaria ha conllevado también otra económica, y ante esta coyuntura la Corporación provincial ha aumentado sus partidas para programas como el de emergencia social o alimentación infantil. Respecto al primero, Francisca Medina ha apuntado que “se han podido atender subvenciones a ayuntamientos por valor de 335.000 euros, un 87% de la partida inicial del presupuesto de 2020. Esto ha motivado que tuviéramos que incrementarla en 456.000 euros, lo que supone que Diputación dispone de 866.000 euros para ayudas de emergencia social este año”. Las restricciones a la movilidad también han afectado al acceso de las familias al programa de alimentación infantil, por lo que “se acordó un procedimiento extraordinario con el Colegio de Farmacéuticos de Jaén para que 573 personas menores de 12 meses continuaran siendo atendidas, todo ello por un importe que ronda los 50.000 euros en estos meses de pandemia y en este programa concreto de alimentación infantil”, ha concretado la diputada de Igualdad y Bienestar Social.

Francisca Medina ha señalado que otro aspecto en el que ha influido negativamente el confinamiento ha sido en el de las mujeres que se encontraban en situación de alto riesgo por estar confinadas con personas que las maltrataban. En este periodo, ha señalado, “el servicio de atención telefónica y protección a las víctimas de violencia de género al que se accede a través de la red de servicios sociales comunitarios de la Diputación ha atendido a 185 mujeres, de las que 13 han sido nuevas altas”.

Otro apartado en el que se ha trabajado con especial intensidad ha sido el de las residencias de Santa Teresa y López Barneo. Como ha destacado Medina, ambas “están ahora libres de coronavirus”, algo que considera que “no es fruto de la suerte sino del trabajo y la apuesta que se hizo desde el primer momento para que estuvieran en las mejores condiciones posibles, tanto residentes como trabajadores”. Al respecto, ha recordado que “se siguió el protocolo sanitario indicado y se generaron nuevos módulos de trabajo para prestar servicios con personal que atendía a residentes en función de su estado de salud. Hemos tratado que estos módulos, con personas con síntomas y casos positivos, siguieran esas recomendaciones a todos los niveles”.

La responsable de Igualdad y Bienestar Social de la Diputación ha roto una lanza a favor de los servicios sociales, “un área que es fundamental y que hay que poner en valor porque están en primera línea para dar respuesta a las necesidades y demandas de las personas más vulnerables”. “Son esenciales, se declararon así en el Estado de Alarma –ha insistido–, por lo que hemos de tener visibilidad debido a nuestra importancia en unos momentos muy duros, los de una crisis económica derivada de la sanitaria en la que estamos atendiendo a las familias, personas, mayores y menores que peor lo están pasando”.

En este sentido, Francisca Medina ha reivindicado que “las administraciones locales deben tener recursos económicos en estos momentos para hacer frente a la situación de vulnerabilidad que viven miles de familias”. Es ahora cuando “hay que reforzar con respaldo económico esta red de protección social y aprovechar al máximo el trabajo que realiza cada uno de los trabajadores de los servicios sociales comunitarios que, según la ley andaluza, son los únicos prescriptores de esas ayudas económicas”, ha añadido.

Por último, la diputada de Igualdad y Bienestar Social ha avanzado que de cara al futuro se han extraído varias enseñanzas para afrontar en mejores condiciones posibles rebrotes provocados por el Covid-19. Así, ha explicado que “estamos trabajando en un Plan Provincial de Atención, Acción e Intervención Social basado en lo que hemos aprendido de todo lo que ha pasado con vistas a protocolizar al máximo la respuesta a situaciones como esta y ser ágiles”. De igual forma también se está preparando una “nueva ordenanza reguladora de las ayudas económicas familiares con el objetivo de reducir su tramitación y atender antes a las personas”, ha concluido Francisca Medina.

A %d blogueros les gusta esto: