Inicio Andalucía La Policía Nacional desmantela una plantación de marihuana en una vivienda del término municipal de La Guardia (Jaén).

La Policía Nacional desmantela una plantación de marihuana en una vivienda del término municipal de La Guardia (Jaén).

0
Una imagen de esta operación. Foto: Policía Nacional.

La Policía Nacional ha desmantelado una plantación de marihuana en una vivienda unifamiliar del término municipal de La Guardia (Jaén). Los agentes registraron el domicilio cuya cochera estaba distribuida convenientemente para una plantación con invernadero, canalizaciones de riego, elaboración de plantas, tratamiento, almacenaje y distribución. La operación policial se ha saldado con la detención de una persona, presuntamente responsable de la plantación, así como la incautación de 500 plantas de marihuana secas (cogollos), material de cultivo, acondicionadores de aire, temporizadores, lámparas halógenas etc.

Las pesquisas comenzaron hace unos días cuando los investigadores tuvieron conocimiento, gracias a informaciones anónimas, sobre la existencia de un invernadero clandestino destinado al cultivo intenso de plantas de cannabis sativa en un chalet de Ciudad Jardín en el término municipal de La Guardia (Jaén). Localizada la ubicación del referido invernadero, los agentes sometieron la vivienda a una discreta vigilancia, comprobando el trasiego constante del detenido.

Cochera estructurada y adecuada para invernadero.

Los investigadores del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial diseñaron un amplio operativo con la colaboración de agentes de Policía Científica, consiguiendo reunir suficientes indicios, así como la identificación del presunto autor del hecho delictivo. En el registro practicado, los agentes se encontraron con un domicilio de tres plantas. En la planta baja, concretamente en la cochera se ubicaba el invernadero que se encontraba perfectamente suministrado de agua y abonos, en otra de las dependencias se llevaban a cabo labores de secado así como almacén de utensilios y diferentes productos necesarios para el crecimiento y recolección de las plantas. Esta planta se encontraba totalmente insonorizada.

Los agentes, junto a empleados de una empresa de suministro eléctrico, encontraron un enganche ilegal, prácticamente a unos dos metros de profundidad. Desde el mencionado enganche a la red principal, se había realizado una conducción soterrada hasta la vivienda difícil de detectar.

En la Operación Michael, se han intervenido 500 plantas de cannabis sativa secas (cogollos), dispuestas para ser recolectadas y procesadas, aparatos de aire acondicionado, lámparas halógenas, riego por goteo, fertilizantes, aditivos específicos, filtros y aislamientos térmicos. El presunto responsable de la plantación fue puesto a disposición de la autoridad judicial, siendo investigado por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

A %d blogueros les gusta esto: