www.andujardigital.es

El 70% de los andaluces alcanza un nivel educativo superior al de sus padres.

Escrito por Redacción Andújar el 30 junio 2018

Andújar

Una imagen de la ciudad de Andújar. Foto: Antonio Marín.

El 69,5% de los andaluces de entre 35 y 60 años de edad ha alcanzado un nivel formativo superior al de sus progenitores, según se desprende del avance de la primera Encuesta de Movilidad Social 2017 de la comunidad autónoma que publica el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, cuyos datos definitivos se conocerán en septiembre.

En el estudio queda patente que la educación constituye un factor determinante en el análisis de la movilidad social. La encuesta mide la movilidad social intergeneracional, es decir, la transmisión de la clase social de padres a hijos y las oportunidades de ascenso o descenso social, tomando como referencia la situación de los padres cuando los encuestados tenían 14 años. Los resultados apuntan a una línea similar a la registrada en el resto de España y los países del entorno OCDE.

En 2017, la estructura social sitúa a un alto porcentaje de la población adulta andaluza (54,8%) en los grupos denominados de clase intermedia, es decir, empleados no manuales, pequeños empresarios y trabajadores manuales cualificados. Atendiendo al sexo, el 33,5% de las mujeres se encuentra dentro de la clase intermedia en ocupaciones vinculadas a la administración, comercio, ventas y otros servicios), mientras que el 24,8% de hombres se emplea en ámbitos técnicos y trabajos manuales cualificados.

Respecto a su propia percepción, el 50% opina que su clase social ha mejorado respecto a la de sus progenitores. El 44% de los andaluces de entre 35 y 60 años de edad ha mejorado la posición social de sus progenitores y se encuentra en una clase superior. Respecto a la distribución por sexos, el ascenso social es más sensible en el caso de las mujeres (48,5%) que en el de los hombres (43,9%).

Evolución de la sociedad.

El progreso de una sociedad se puede medir mediante la evolución de la riqueza medida en términos de Producto Interior Bruto (PIB) o de calidad de vida. Son enfoques que ofrecen una visión global del progreso pero que no permiten analizar cómo se han materializado estos cambios dentro de las familias de unas generaciones a otras. Para evaluar este tipo de transformaciones se recurre al concepto Movilidad Social Intergeneracional (MSI) que mide cómo mejoran (movilidad social ascendente) o empeoran (movilidad social descendente) en la escala social unos grupos sociales respecto a otros, atendiendo a lo que ocurre dentro de una misma familia de una generación a otra.

El objetivo general de la ‘Encuesta Social 2017. Movilidad Social Intergeneracional en Andalucía’ es analizar este fenómeno en la sociedad andaluza para conocer hasta qué punto los orígenes de los progenitores han configurado la posición en la escala social de sus hijos en las últimas generaciones. Para ello se ha realizado una encuesta a 3.000 personas de 35 a 60 años residentes en Andalucía a las que se les preguntaba por su situación actual y por la de su familia de origen cuando ellos tenían 14 años.

Esta comparación entre el momento actual de las personas y la situación de partida en la familia de origen cuando eran adolescentes muestra una imagen dinámica de la sociedad andaluza que permitirá entender algunas de las importantes transformaciones que nuestra comunidad ha tenido en las últimas décadas.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: