Campiña Digital

www.andujardigital.es

Aparece un cráneo de ballena en Villanueva de la Reina.

Posted by Redacción Andújar en 19 enero 2017


146-vva-reina-restos-fosilesTexto y Foto: Manuel Rodríguez.

Un estudio de fósiles marinos en Villanueva de la Reina, publicado por el paleontólogo de la Universidad de Jaén, Matías Reolid, ha sido publicado en la revista internacional de Ciencias de la Tierra, Journal of Iberian Geology.

Gracias a dicho estudio se han hallado parte del cráneo de una ballena, además de varias costillas y extremidades, así como la caja torácica de un león marino, dientes de tiburón y un buen número de conchas de macroinvertebrados.

El profesor Reolid señala que la investigación se inició porque unos agentes de Medio Ambiente encontraron una serie de restos fósiles al norte de Villanueva de la Reina, concretamente, en varios afluentes del arroyo Escobar.

En el año 2013 se desplazaron hasta el lugar para recuperar los restos y comenzaron a estudiarlos. “En este trabajo planteamos que en el contexto de la depresión del Guadalquivir, paso natural entre el Atlántico y el Mediterráneo, porque el estrecho de Gibraltar todavía estaba cerrado”, afirma Matías Reolid, “debía existir bastante tránsito de organismos de gran tamaño como estas ballenas y debería haber ciertas corrientes que favorecían el fitoplancton y el zooplancton, alimento de los cetáceos”, añade el paleontólogo, que ha atribuido los restos al periodo Tortoniense superior, entorno a 9 y 10 millones de años.

El profesor de Geología de la Universidad de Jaén ha indicado que los restos encontrados están dispersos por la acción de animales predadores y carroñeros, de hecho algunos huesos aparecen con marcas de estos animales.

Esta investigación tiene un gran interés por la escasez de hallazgos de fósiles de mamíferos marinos en la comunidad autónoma andaluza.

Matías Reolid hace un llamamiento a la conciencia de las personas que encuentren restos de este tipo e inmediatamente se pongan en contacto con las autoridades pertinentes al objeto de que lleguen hasta nosotros en las mejores condiciones para su estudio.

Estas piezas deberán terminar en un museo de paleontología, para que lo contemplen los ciudadanos pero, sobre todo, para que puedan ser estudiadas por los investigadores.

Sorry, the comment form is closed at this time.