www.andujardigital.es

Fallece en Madrid Enrique Toral, Hijo Adoptivo de la ciudad de Andújar.

Escrito por Redacción Andújar el 26 marzo 2013

Ayer por la tarde falleció en Madrid Enrique Toral Peñaranda, hijo adoptivo de la ciudad de Andújar. A partir de hoy y hasta el Miércoles Santo, la bandera de la ciudad ondeará a media asta, con crepón negro en señal de duelo.

Enrique Toral fue distinguido con el título de Hijo Adoptivo de Andújar por el Pleno de la Corporación Municipal del 19 de noviembre de 2009.

Nacido en El Escorial hace 93 años, Enrique Toral ha fallecido rodeado de su familia y amigos, sin haber dejado de trabajar en sus investigaciones y conservando la inteligencia y lucidez que le han caracterizado a lo largo de su vida. En el momento en el que fue aquejado por un derrame cerebral el pasado viernes, Toral trabajaba con su vieja máquina de escribir de los años 40 en una investigación sobre le poeta sevillano Narciso Campillo. Se trata de un objeto de estudio con el que, curiosamente, había comenzado en su juventud, unido al de la figura de Gustavo Adolfo Becquer.

Enrique Toral era el último consejero fundador del Instituto de Estudios Gienenses que permanecía entre nosotros. Al Instituto, que desde hoy ha quedado huérfano, donó la biblioteca más importante que hay en nuestro país sobre poesía del siglo XIX. Y es que la literatura española del XIX fue unos de los dos campos de investigación en los que destacó Toral, junto a la historia del siglo XV de Jaén.

Enrique Toral ha dejado un importante legado en la provincia de Jaén, pero también una imborrable huella en las personas que le han conocido. Su amigo Francisco Toro, que le ha acompañado en sus últimos días, lo describe como un relevante Investigador e historiador, pero ante todo, como un caballero: “Una persona de las que ya no quedan, con una inteligencia y lucidez envidiables pero, ante todo, un caballero, un hombre de palabra y de honor, del siglo XIX”. Toral también se distinguió por su excelente labor como funcionario del Ministerio de Justicia y siempre se definió como un hombre liberal, que nunca encontró un lugar para sus ideas.

Enrique Toral amó Andújar, ciudad en la que nació su padre José Toral y Sagrista, Notario y destacado novelista. Nunca dejó de visitar, a su llegada a la ciudad, el Templo de Santa María la Mayor, donde bautizaron a su padre.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: