www.andujardigital.es

El proyecto de formación e inserción socio-laboral Vivero alcanza los 32 usuarios.

Escrito por Redacción Andújar el 16 febrero 2013

El alcalde de Andújar y los concejales junto a los alumnos participantes.

El alcalde de Andújar y los concejales junto a los alumnos participantes.

El proyecto de Formación e Inserción Socio-Laboral Vivero ha alcanzado ya un total de 32 usuarios. Se trata de una iniciativa conjunta de las Concejalías de Familia, Salud y Servicios Sociales, Promoción Económica y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Andújar. Un proyecto pionero municipal que da una nueva dimensión a las ayudas de urgencia social, complementándolas con formación, orientación laboral y labores útiles en favor de la comunidad, cuidando el bienestar emocional de los usuarios y sus familias.

El pasado jueves recibieron sus diplomas doce alumnos que durante dos meses se han formado en labores de jardinería en el Vivero Municipal, percibiendo una beca de 600 euros. En el acto, mantenido en el Centro de Formación e Iniciativa Empresarial San José, han estado presentes el alcalde de Andújar, Jesús Estrella, la concejala de Familia, Salud y Servicios Sociales, Lola Martín y el concejal de Promoción Económica, Joaquín Luque.

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde ha destacado la apuesta del Ayuntamiento con fondos cien por cien municipales por favorecer la formación y motivación para el autoempleo de las personas especialmente afectadas por las dificultades económicas. El objetivo es que se formen mientras realizan labores prácticas y que estén mejor preparados para poder encontrar un empleo cuando la situación económica se estabilice, ha añadido el alcalde. Jesús Estrella ha adelantado que a lo largo del presente año el Ayuntamiento seguirá trabajando en esta línea, que hasta ahora ha supuesto un desembolso de cerca de 40.000 euros. A ello se suma otro taller de alfarería impulsado por la Concejalía de Mujer e Igualdad con ocho usuarias víctimas de la violencia de género.

Por su parte, Lola Martín ha subrayado el carácter novedoso del proyecto al responder a las necesidades económicas y emocionales de las familias. Además de aportarles las ayudas económicas de urgencia social, un capítulo en el que la Concejalía ha triplicado su presupuesto, las personas afectadas por la crisis se sienten mejor si su trabajo redunda en la comunidad, ha explicado la concejala. Asimismo, destaca el beneficio para su bienestar emocional que supone recuperar hábitos diarios de trabajo o el hecho de encontrase con el grupo, además del seguimiento por parte de un psicólogo.

En cuánto a la posible ampliación del proyecto a otras áreas, el concejal de Promoción Económica ha explicado que el Ayuntamiento estudia posibilidades como la formación de operarios para montaje, desmontaje y fabricación de materiales modulares utilizados para ferias o labores de herrería para confeccionar las corraletas necesarias para los eventos ecuestres. Joaquín Luque ha mostrado su satisfacción porque la formación y orientación laboral realizada en los dos talleres en marcha, del Vivero y alfarería, ha permitido que la mitad de los usuarios haya encontrado trabajo o se haya motivado para el autoempleo.

Nuevas respuestas ante situaciones nuevas.

El proyecto Vivero nació con le objetivo de ofrecer nuevos recursos sociales ante las situaciones de dificultad económica mantenida en el tiempo por la que atraviesan muchas familias, a causa de la crisis económica. Esta coyuntura ha desencadenado el retroceso social y económico de un gran número de unidades familiares al haber agotado prestaciones y subsidios propios del sistema público de protección social, lo que ha desembocado en el aumento de de demandantes de recursos gestionados por los servicios sociales.

Autoestima y estabilidad emocional.

Las soluciones que se dan habitualmente a estas familias son las denominadas ayudas de urgencia social, que suponen la concesión de ayudas económicas o en especie para paliar las necesidades materiales más acuciantes. Sin embrago, hay otras necesidades que cubrir, que van más allá de lo material. Es necesario buscar recursos que permitan evitar que esta situación de adversidad económica desencadene en problemas en la estabilidad emocional de los afectados y sus familias, prevenir la disfuncionalidad en las relaciones interfamiliares y los estados depresivos. A ello ayuda el establecimiento de rutinas horarias, la motivación de aprender y de saber que las labores que realizan suponen un beneficio directo para la comunidad. Además, es necesario apoyar a estas personas desempleadas a proyectar su futuro, a través de la formación y estableciendo redes formales e informales para la búsqueda de empleo, así como motivándoles para el autoempleo. Unas necesidades a las que el Ayuntamiento de Andújar da respuesta con este nuevo recurso de intervención social.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: