Campiña Digital

www.andujardigital.es

La Junta aboga por impulsar la industria en Jaén, fortaleciendo y siendo referentes en sectores como el AOVE o el plástico.

Posted by campinadigital en 22 febrero 2017


Ana Cobo, Manuel Alfonso Torres, Manuel Salazar, José Moral y Antonio de la Torre.

Ana Cobo, Manuel Alfonso Torres, Manuel Salazar, José Moral y Antonio de la Torre.

La Junta de Andalucía reafirma su compromiso para impulsar el crecimiento y fortalecimiento de la industria en Jaén, para ser referentes internacionales en sectores como el aceite de oliva o el plástico. Así lo ha destacado hoy la delegada del Gobierno, Ana Cobo, en la presentación en la provincia del Pacto Andaluz por la Industria, en un acto en el que a su vez han participado el presidente de la Confederación de Empresarios de Jaén, Manuel Alfonso Torres; el secretario provincial de UGT, Manuel Salazar; el secretario de CCOO en Jaén, José Moral, y el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio de la Torre. La delegada del Gobierno ha insistido en “el importante papel que desempeñará la provincia de Jaén en el desarrollo del Pacto por la Industria, puesto que cuenta con un gran potencial de crecimiento” en sectores varios como el agroalimentario, el turismo, el medio ambiente, construcción sostenible y TIC, entre otros.

Cobo ha reseñado que Jaén es una de las provincias más industrializadas de Andalucía. La industria aglutina en España el 17% del PIB y en Jaén alcanza el 13%, casi tres puntos más que el sector agrario. A su vez, ha recalcado que el peso de la industria en Jaén es del 12,9%. En números absolutos, hablamos de un total de 1999.175 ocupados, de los cuales 25.625 son del sector industrial. La delegada ha apuntado que en el año anterior, en 2015, el peso de la industria en la provincia era del 11,3% (de 197.000 ocupados, 22.200 eran de industria). Por tanto, el peso de la industria en la provincia ha subido en un año un 1,6%, o lo que es lo mismo, hay 3.425 ocupados más en el sector.

Cobo ha incidido en que el Pacto por la Industria es “una inyección de optimis-mo, que visualiza el compromiso y la ilusión unánime de fraguar un futuro más próspero, competitivo y sostenible, que va a demostrar que Jaén es una tierra de oportunidades”. Según la delegada, solo con la participación de todos (empresas, entidades y agentes sociales) se puede dar el salto cualitativo y cuantitativo, intervenir con contundencia en la industrial local. “No hay nada que nos impida avanzar –ha insistido Cobo – pese al deterioro causado por la crisis, mantenemos las condiciones necesarias para crecer y posicionarnos con éxito en la nueva econo-mía”. Y ha hecho hincapié en que “la industria es la que tiene más capacidad de innovar y de investigar y todo eso se traduce en desarrollo y progreso”.

Asimismo, ha reseñado el avance que sigue consolidando Jaén en internacionalización. Así, en 2016, según datos de Extenda (Agencia Andaluza de Promoción Exterior), la provincia ha alcanzado los 1.177 millones de euros en exportaciones, que suponen un crecimiento de un 24,4% respecto a 2015, el mayor aumento de Andalucía, y casi el doble que el experimentado por la siguiente, por Málaga, con un aumento del 12,9%. Las ventas en la provincia al exterior crecen a un ritmo de 21,7 puntos por encima de la media regional (+2,7%) y 22,7 puntos por encima de la media nacional (+1,7%).

La delegada ha añadido que este Pacto, fruto del consenso y el diálogo, (abierto a la adhesión de cuantos actores quieran sumarse a esta apuesta por la industria) reafirma el compromiso de la Junta para que la provincia crezca en los sectores que generan empleo de calidad, que hagan que la recuperación sea más justa, equitativa y sostenible en el tiempo. Cobo ha insistido en que también hay que ahondar en la igualdad salarial y en promover un mayor acceso de las mujeres a los estudios universitarios de carreras técnicas. Ha recalcado los objetivos ambiciosos que se plantea el Pacto Andaluz por la Industria, entre los que ha destacado aumentar el tamaño medio de nuestra industria, que pueda competir en los mercados internacionales y sea capaz de crear buen empleo, además de basarse en la sinergia con los centros del conocimiento y la innovación.

En este sentido, ha incidido en que la provincia tiene el privilegio de contar con el Parque Científico y Tecnológico “Geolit”, y con 4 centros tecnológicos: Cetemet (metalmecánica y transporte), Andaltec (plástico), Citoliva (aceite y olivar) e Innovarci-lla (cerámica), básicos en sectores muy relevantes para la provincia y Andalucía, instrumentos fundamentales para ayudar a las empresas (más de 33.000 en la provincia), ya que “el conocimiento es la herramienta estratégica con la que cuentan los nuevos procesos industriales para poner sus productos en el mercado para que sean competitivos”. A estos centros ha sumado la delegada el Centro de Vuelos Experimentales ATLAS de Villacarrillo, la primera instalación científico-tecnológica de España y Europa dedicada exclusivamente a la experimentación, simulación y validación de aeronaves no tripuladas de tipo ligero, su operación en el espacio aéreo y las tecnologías asociadas.

También ha añadido a la Universidad de Jaén (UJA), que tiene y tendrá un papel decisivo para impulsar una nueva política industrial con el desarrollo de empresas startups competitivas, ligadas a la innovación. En esta línea, ha recalcado que estamos inmersos en una revolución tecnológica y de innovación de mayor envergadura que la revolución industrial iniciada por el barco de vapor.

Este Pacto, enmarcado en la Estrategia Industrial de Andalucía 2020, se marca recuperar los niveles de empleo industrial previos a la crisis, superando de nuevo los 533.000 ocupados en el sector andaluz y la movilización de unos 8.000 millones de euros. Así, sitúa a la industria como prioridad política, porque en momentos de crisis, este sector es el que mejor ha resistido y protegido la calidad del empleo.

Ha recordado que ya se está tramitando una nueva Orden de Incentivos al Desarrollo Industrial y la Creación de Empleo, con una convocatoria para los años 2016-2017. Se va a aprobar una nueva Orden de I+D+i. También, en próximas fechas se pondrá en marcha el Programa de Incentivos para el Fomento de Ecosistemas de Innovación en Andalucía (LOCALIZAIN+). Y están en la calle las nuevas bases reguladoras para el desarrollo energético sostenible.

La delegada ha explicado que el Pacto por la Industria parte de 5 bloques principales: el desarrollo del tejido industrial, la calidad y estabilidad en el empleo, la potenciación de la I+D+i en el sector, el impulso de la internacionalización y favorecer la cooperación.

Las 52 medidas de la Estrategia Industrial.

La Estrategia Industrial de Andalucía 2020 plantea la ejecución de 52 medidas de carácter horizontal distribuidas en ocho ejes que abarcan aspectos tan diversos como la formación profesional, la proyección exterior, la gestión del talento, la innovación social, la tecnología o el desarrollo de las infraestructuras. Asimismo, se identifican diferentes áreas de oportunidad para el desarrollo futuro de medidas de carácter vertical o sectorial. Otro de los objetivos es aumentar en un 20% las empresas de entre 10 y 50 trabajadores y bajar un 5% la intensidad energética (relación entre consumo y producción), en un 10% la tasa de temporalidad laboral y en un 30% la de accidentes graves y mortales.

La Estrategia pretende también duplicar el número de empresas manufactureras innovadoras andaluzas; elevar en un 20% la proporción de las actividades que las industrias dedican a estos objetivos; incrementar en un 50% el número de solicitudes de patentes nacionales, y duplicar el porcentaje de empresas incorporadas al mercado digital.

Por lo que respecta a internacionalización, se prevé aumentar en un 20% el número de empresas con volumen de exportación superior a los 50.000 euros anuales; en otro 20% el importe de las ventas al exterior de las industrias manufactureras; en un 50% la exportación de actividades de media y alta tecnología, y en un 30% la inversión extranjera directa en la industria manufacturera y en los servicios avanzados científicos y técnicos.

La puesta en marcha de estos objetivos requiere la implicación de todos los actores políticos, económicos y sociales, así como la mejora de las condiciones de funcionamiento y financiación de las empresas, la mejora de las condiciones laborales y la calidad en el empleo, el impulso a los niveles de inversión e innovación, la promoción del talento y del trabajo en red, formación especializada y el desarrollo de políticas transversales debidamente coordinadas y facilitadas por las administraciones.

Sorry, the comment form is closed at this time.