Campiña Digital

www.andujardigital.es

La Guardia Civil detiene a 30 personas pertenecientes a una organización criminal dedicada a la adquisición y venta de armas de fuego.

Posted by Redacción Andújar en 5 diciembre 2016


Armamento incautado a los detenidos. Foto: Guardia Civil.

Armamento incautado a los detenidos. Foto: Guardia Civil.

La Guardia Civil detiene a 30 personas pertenecientes a una organización criminal dedicada a la adquisición y venta de armas de fuego en el marco de la operación “VULPES III”. Ente ellos, un jiennense de 45 años, vecino de Pegalajar, al que se le adquirió dos pistolas en el registro de su domicilio. Los agentes descubrieron que una de ellas estaba enterrada en un huerto junto con dos cajas de munición. Ademas, se le decomisó una ballesta. A los detenidos, se les imputan los supuestos delitos de tenencia Ilícita de armas, depósito de armas, munición y explosivos. En la operación se ha intervenido 124 armas de fuego y más 14.100 cartuchos metálicos, entre otros efectos.

Esta fase de la operación concluye con la que se inició en abril del presente año cuando la Guardia Civil intervino 23 pistolas y 450 cartuchos y se procedió a la detención de una persona en la provincia de Albacete, que se dedicaba a adquirir masivamente armas detonadoras en países del Este de Europa. Esta persona posteriormente manipulaba las armas para que pudieran efectuar fuego real y disparar munición con proyectil que el mismo fabricaba en un taller clandestino que tenía instalado en el garaje de su vivienda. Asimismo, las armas y la munición era vendida a través de internet. Fruto del análisis de la documentación intervenida durante la primera fase de la operación, los agentes lograron identificar a un gran número de personas que podrían estar adquiriendo de forma ilegal armas de fuego y munición. Por tal motivo, la Guardia Civil procedió a realizar un total de 31 entradas y registros dando como resultado la intervención de de 124 armas de fuego, 14.100 cartuchos metálicos y 6 kilogramos de pólvora y la detención de 30 personas.

Cabe destacar los métodos de ocultación de las armas que alguno de los detenidos tenía, como es el caso de uno de ellos en la provincia de Sevilla, al que le fueron intervenidas 7 pistolas ocultas bajo el tejado de Uralita de su vivienda, donde fue necesario desmontar parte del mismo. Asimismo, en otros de los registros efectuados en la provincia de Barcelona fue desmantelada una plantación Indoor de marihuana que ocupaba la totalidad de las habitaciones de la vivienda y en la que fueron incautadas 256 plantas. Igualmente, se intervinieron diversos elementos necesarios para el cultivo de la droga, tales como extractores, ventiladores, lámparas, etc.. Durante otro de los registros efectuados en la provincia de Vizcaya, la Guardia Civil desarticuló un taller clandestino dedicado a la manipulación de armas de fuego y a la fabricación ilegal de munición, que uno de los detenidos tenía instalado en una lonja-garaje. En este taller se transformaban armas de aire comprimido para que pudieran disparar munición metálica del calibre 22. Las armas detonadoras transformadas tenían la misma letalidad y características que un arma de fuego real, por lo que están consideradas armas de fuego prohibidas. Al ser modificadas sus características esenciales de fabricación está penado su tenencia y su comercio.

Efectos intervenidos:

117 armas cortas de fuego (pistolas y revólveres)
5 armas largas (incluidas una escopeta de cañones recortados)
2 bolígrafos pistola
6 silenciadores
14.100 cartuchos metálicos de diferentes calibres
6 kilogramos de pólvora
800 cebadores
Numerosas piezas fundamentales (cañones, armazones, correderas y cerrojos), accesorios, herramientas y piecería para la rehabilitación / manipulación de armas de fuego.
Maquinaria y abundantes vainas y proyectiles para la fabricación ilegal de munición metálica.
Una plantación Indoor de marihuana con 256 plantas de esta sustancia, dotada de todos los elementos necesarios para su cultivo intensivo tales como extractores, lámparas, ventiladores, etc.
Documentación y equipos informáticos para estudio.

Con esta actuación se ha impedido que las armas incautadas llegaran al mercado negro, con las consecuencias imprevisibles y graves que ello puede traer consigo para la seguridad ciudadana. Esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) de la Guardia Civil, que la Guardia Civil tiene encomendada en exclusiva la competencia sobre el control de las armas y explosivos a nivel nacional tiene, motivo por el que la Jefatura de Información de la Guardia Civil viene realizando un constante esfuerzo para detectar y neutralizar los nuevos procedimientos y canales de distribución ilegal de armas de fuego.

La operación ha sido desarrollada por la Jefatura de Información de la Guardia Civil, con apoyo las Secciones de Información de Andalucía y Cataluña, y los Grupos de Información de las Comandancias de Sevilla, Barcelona, Vizcaya, Madrid, Murcia, Granada, Córdoba, Huelva, Jaén, Alicante, Tarragona, Badajoz, A Coruña y Almería y coordinada con EUROPOL. Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción no 1 de La Roda (Albacete).

Sorry, the comment form is closed at this time.