Inicio Andalucía La subdelegada destaca “el arduo y continuo trabajo de la Policía Nacional para ganar la batalla al narcotráfico en Linares”.

La subdelegada destaca “el arduo y continuo trabajo de la Policía Nacional para ganar la batalla al narcotráfico en Linares”.

0
La subdelegada destaca “el arduo y continuo trabajo de la Policía Nacional para ganar la batalla al narcotráfico en Linares”.
La subdelegada de Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, presenta la Operación Sirena. Foto: Subdelegación del Gobierno.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha destacado “el arduo y continuo trabajo” de la Policía Nacional para ganar la batalla al narcotráfico en Linares, “una ciudad en la que los vecinos y vecinas viven más seguros y protegidos, y en la que los delincuentes notan la presión de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y no se sienten impunes”. Así lo ha asegurado durante la rueda de prensa en la que ha presentado, junto a la jefa de la Unidad de Coordinación de Operaciones (UCOP) de la Comisaría Provincial de Jaén, Layla DrisHach-Mohamed, y el jefe de la Comisaría local de Linares, Eufrasio Moral, los resultados de la denominada operación “Sirena”.

Se trata de una investigación que ha permitido desarticular uno de los principales puntos de abastecimiento de cocaína de la provincia, tal y como han señalado los investigadores. Se ha detenido a un varón, un vecino de Linares de 48 años con numerosos antecedentes, como presunto autor de un delito contra la salud pública, que ya ha ingresado en prisión preventiva por orden judicial; y se han decomisado 4,2 kilos de cocaína de gran pureza, “lo que supone uno de los grandes alijos intervenidos en la provincia de Jaén en la última década”, según ha explicado la subdelegada.

“Se trata de un golpe más, y son muchos en estos años, que se da a este tipo de delincuencia que tanto afecta a la convivencia ciudadana y que, es por lo tanto, un factor de deterioro de la seguridad de nuestro entorno. Con esta operación se ha sacado de la calle una importante cantidad de droga, lo que permite que muchas personas sean hoy un poco más libres de las garras del narcotráfico”, ha dicho la subdelegada: “Estas operaciones no son fruto de la casualidad, sino que detrás hay un trabajo arduo, tanto de análisis de información, como de investigación y de calle. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no van a parar de trabajar para que los ciudadanos puedan vivir en paz y libertad en un territorio seguro y protegido. Nuestros policía se están dejando la piel y los resultados son positivos y brillantes”, ha añadido la representante del Ejecutivo en la provincia.

La subdelegada ha especificado que la investigación llevaba varios meses fraguándose en el marco de los distintos operativos contra el tráfico de drogas que pone en marcha la Policía Nacional en la provincia. En concreto, los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares tenían información sobre las actividades ilícitas que podría estar desarrollando el varón ahora detenido. Al parecer, podría estar introduciendo importantes cantidades de cocaína en la provincia de Jaén.

A partir de ahí, el hombre fue sometido a un dispositivo de vigilancia. Fruto de ese seguimiento, los policías comprobaron que realizaba viajes a la provincia de Huelva en los que, presumiblemente, adquiría la sustancia estupefaciente que, posteriormente, distribuía a otras personas. “En esos desplazamientos siempre utilizaba el mismo vehículo y tomaba numerosas medidas de precaución y autoprotección para garantizarse que nadie lo seguía”, ha explicado el comisario jefe de Linares, Eufrasio Moral, durante la comparecencia.

A pesar de estas maniobras de seguridad, la Policía Nacional consiguió completar el seguimiento y fue interceptado a la vuelta de uno de sus viajes a Huelva, justo antes de llegar a su destino. En una primera inspección ocular, los agentes no encontraron la droga. “Fue necesario pedir la colaboración de los guías caninos de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental, especialistas en la búsqueda y detección de sustancias estupefacientes. En ese registro más exhaustivo del vehículo, se descubrió que el vehículo contaba con un habitáculo perfectamente camuflado, que se abría mediante un sofisticado dispositivo de activación mecánica. En su interior, se hallaron tres paquetes, con algo más de un kilo de cocaína cada uno”, ha especificado la subdelegada. Esos paquetes estaban envueltos en precinto de plástico e impregnados en sustancias químicas, con el objetivo de dificultar que pudieran ser rastreados y localizados.

La Policía Nacional continuó con las labores de investigación y se desplazó al bloque de viviendas en el que tiene su vivienda el varón detenido, para realizar un registro, “una diligencia que también resultó positiva”, tal y como ha especificado el comisario Eufrasio Moral. “En concreto, y en virtud de las vigilancias previas realizadas en el transcurso de la operación, sabíamos que la persona investigada utilizaba como ‘guardería’ para ocultar la droga una sala de máquinas del ascensor, que estaba situada entre la cubierta del tejado del edificio y supropio domicilio, una zona de muy difícil acceso”, ha añadido el jefe de la Comisaría de Linares.

En esa dependencia, y oculta entre unos escombros, se encontró una bolsa negra que contenía diversos envoltorios con droga, en concreto un kilo de cocaína, así como munición para un arma corta.“En total, han sido 4,2 kilogramos de droga, cuyo valor asciende a más de 150.000 euros, una cantidad que se hubiera cuadriplicado en su venta directa al consumidor. Lo importante es que esa sustancia tan perjudicial para la salud se ha sacado de la calle”, ha explicado la subdelegada.

BALANCE.

Catalina Madueño ha recordado que, en el último medio año, el Grupo de Estupefacientes de Linares ha culminado varias operaciones contra el narcotráfico, que han permitido desarticular numerosos puntos de abastecimiento y distribución. Así, ha enumerado que, en mayo de 2022, se desarrolló la denominada operación “Piruleta”, que permitió desmantelar un grupo organizado dedicado, presuntamente, al tráfico de estupefacientes. Se detuvo a ocho personas, entre las que se encontraba el considerado máximo responsable del conocido clan de “Los Alicantinos”, y que estaba en busca y captura. Entonces, se la Policía Nacional intervino unos 1.300 gramos de cocaína, unas 1.000 plantas de marihuana, 800 gramos de cogollos de esta sustancia ya preparados para su venta, 600 gramos de hachís, 5 gramos de heroína, cinco armas de fuego y 3.800 euros en metálico.

En julio, los mismos agentes desarrollaron la operación “Topo”, que permitió detener a otro miembro del mismo grupo, un varón de 34 años, que permanecía escondido en Linares-Baeza para eludir una condena por narcotráfico dictada en Alicante. Un mes después, se culminó la operación “Holiday”, en la que se decomisaron 230 gramos de heroína que transportaba un hombre de 68 años en el habitáculo oculto del vehículo que conducía. Y ya en septiembre, la Policía Nacional completó la operación “Popeye”, cuando se detuvo en Linares a un ciudadano colombiano considerado como uno de los mayores distribuidores de droga de la provincia. Le fueron intervenidos casi 600 gramos de cocaína. En octubre, llegó la operación “Retorno”, en la que se dio por desmantelado un activo punto de venta de droga y se detuvo a seis personas vinculadas al clan de “Los Pikikis”. Se decomisaron 450 gramos de heroína.

La subdelegada ha hecho hincapié en que se siente especialmente orgullosa del trabajo que desarrolla el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares, “que está dando unos frutos exitosos y muy brillantes en la lucha contra la delincuencia organizada y el tráfico de drogas en la provincia”. Por ello, Catalina Madueño ha felicitado expresamente a los agentes y a sus responsables y les ha pedido que mantengan esa labor al servicio de la ciudadanía de esta provincia.

A %d blogueros les gusta esto: