Inicio Andalucía La consulta de Reumatología pediátrica del Hospital de Jaén atiende una media de 85 pacientes al año.

La consulta de Reumatología pediátrica del Hospital de Jaén atiende una media de 85 pacientes al año.

0
La consulta de Reumatología pediátrica del Hospital de Jaén atiende una media de 85 pacientes al año.

Jesús de la Cruz, Viedma, Ramírez e Isabel Añón. Foto: Junta de Andalucía.
La consulta de Reumatología pediátrica del Hospital Universitario de Jaén, que atiende a pacientes de entre 0 y 16 años con enfermedades reumatológicas, valora en consulta a 85 pacientes nuevos y unos 250 pacientes en revisiones al año.

La especialidad de la consulta se encarga del diagnóstico, tratamiento y seguimiento de todas las enfermedades médicas que afectan al aparato locomotor y al tejido conectivo de los niños. La importancia de la atención temprana de este tipo de patologías radica en que, en la edad infantil, éstas tienen unas características diferentes a las observadas en adultos. Algunas son enfermedades muy raras, pero otras, como la artritis idiopática juvenil (AIJ), se incluyen entre las patologías crónicas más frecuentes de la infancia. De hecho, la AIJ está entre las cinco primeras.

Así, como destaca la pediatra del Hospital Materno Infantil Gloria Viedma, “algunos trabajos epidemiológicos estiman una prevalencia de la AIJ de entre 16 y 150 casos por cada 100.000 niños”. La consulta también atiende con frecuencia a pacientes con enfermedades del tejido conectivo como el LES, dermatomiositis, enfermedades autoinflamatorias, vasculitis, etcétera.

Objetivos del tratamiento precoz.

Entre los objetivos que persigue la detección precoz y el rápido tratamiento de estas patologías se encuentran el abordaje inicial de los síntomas, para mejorar la calidad de vida de los pacientes, y que puedan llevar una vida normal, así como evitar secuelas articulares que no se puedan recuperar. En este sentido, Gloria Viedma indica que “el principal problema de los pacientes que llegan tarde a la consulta, con meses o incluso años de evolución, es que se enfrentan a posibles secuelas como cojera o dolor articular sin traumatismo previo, entre otras, que resultan más complejas de superar si ha transcurrido tiempo desde su aparición”.

La reumatóloga del Hospital Universitario de Jaén María Ramírez indica al respecto que “estos síntomas pueden ser difíciles de diagnosticar porque no hay una prueba que nos dé el diagnóstico definitivo, sino que éste se basa en una serie de criterios que nos hacen sospecharla como cuando aparece una inflamación articular que dura unos seis meses en niños menores de 16 años”. Así, indica que “realizamos una serie de pruebas, de tipo analítico, de imagen, como ecografías o radiografías, y a veces es necesario llevar a cabo una artrocentesis, en la que extraemos el líquido sinovial para su análisis”.

El primer tratamiento que se suele utilizar tras la confirmación del diagnóstico es el uso de corticoides, bien por vía oral, que son sistémicos, o de tipo intraarticular, mediante infiltraciones. “Después normalmente pasamos a emplear algún fármaco ahorrador de corticoides, como puede ser el metrotrexato, y podemos utilizar también tratamientos más nuevos, denominados biológicos, que van dirigidos contra moléculas específicas”, señala María Ramírez, que hace hincapié, además, en la relevancia del tratamiento rehabilitador y del ejercicio físico.

La consulta de Reumatología pediátrica mantiene una estrecha coordinación con el Servicio de Oftalmología, debido a que estos pacientes pueden tener afectación ocular, tal como la uveítis, que es la patología más común en estos casos, pero también con Traumatología o Rehabilitación, “sobre todo para tratar y evitar posibles secuelas propias de las enfermedades articulares”. Igualmente existe una colaboración directa con la Unidad de Aparato Digestivo, ya que se pueden producir inflamaciones del intestino asociadas a las enfermedades reumáticas.

Consulta de transición.

Recientemente, además, se ha puesto en marcha una consulta de transición, que atiende a los pacientes reumatológicos de entre 14 y 18 años y que pretende abordar su paso y adaptación de la consulta pediátrica a la de Reumatología de adultos.
El jefe de Pediatría del Hospital Universitario Jaén, Jesús de la Cruz, subraya que la consulta de Reumatología pediátrica “viene funcionando desde 2010, con excelentes resultados”. En este sentido, incide en la importancia de la detección precoz de las patologías de este tipo, que permiten un mejor y más efectivo tratamiento, por lo que se ha felicitado “por el buen funcionamiento de este servicio”.

A %d blogueros les gusta esto: