Inicio Andalucía Jorge Paradela marca como objetivo que la actividad industrial supere los 20.000 millones al cierre de la legislatura.

Jorge Paradela marca como objetivo que la actividad industrial supere los 20.000 millones al cierre de la legislatura.

0
Jorge Paradela marca como objetivo que la actividad industrial supere los 20.000 millones al cierre de la legislatura.
El consejero de Política Industrial y Energía, Jorge Paradela, durante su comparecencia en la Comisión parlamentaria. Foto: Junta de Andalucía.

El consejero de Política Industrial y Energía, Jorge Paradela, ha establecido como uno de los objetivos de los próximos cuatro años tratar de conseguir, a pesar de la coyuntura actual, que la actividad industrial en Andalucía alcance un Valor Añadido Bruto (VAB) de 20.000 millones de euros en el horizonte de 2026, que situaría a la comunidad ante «el mayor crecimiento alcanzado en una legislatura en los últimos 20 años». Según los datos de la Contabilidad Regional Anual de Andalucía, en 2021 esta actividad generó un VAB de 17.935 millones de euros.

La Consejería centrará los esfuerzos en desarrollar la política industrial diseñada en la anterior legislatura, que contó con participación de las empresas y los agentes sociales, ha apuntado Paradela durante su intervención en Comisión parlamentaria para presentar las líneas prioritarias de actuación de su departamento para los próximos cuatro años.

Así, continuará con la ejecución del Plan CRECE, que aspira a movilizar inversiones por valor de 5.100 millones de euros, y que ha identificado 32 cadenas de valor de bienes y servicios industriales. «De aquí a finales de año, impulsaremos seis nuevos planes sectoriales para la industria cementera, química, metalúrgica, textil, de la madera y el mueble y la construcción industrializada», ha avanzado el consejero.

En paralelo, iniciará la elaboración del II Plan de Acción Industrial de Andalucía para el periodo 2023-2027, en el que tendrá una incidencia especial la mejora energética en la industria andaluza y el desarrollo del tejido productivo local. En esta línea, el consejero ha señalado a los polos industriales de Huelva y del Campo de Gibraltar como «zonas preferentes de energías renovables», con la finalidad de mejorar la competitividad de la industria a través de la mejora energética.

Además, «el Gobierno andaluz tiene el firme compromiso de continuar avanzando en la simplificación administrativa y en la digitalización de procedimientos, al tiempo que se vuelca en atraer proyectos industriales y mineros que sean de valor estratégico para Andalucía», aprovechando la Unidad Aceleradora de Proyectos para agilizar su tramitación, ha explicado el consejero.

En el ámbito industrial, la Consejería de Política Industrial y Energía potenciará diferentes programas de incentivos en apoyo al tejido industrial, como es el caso de las ayudas complementarias a los Incentivos Económicos Regionales que la Junta destina a atraer inversión industrial tractora a Andalucía. «Se espera que esta línea de ayudas, que dispone de 150 millones de euros de fondos propios hasta 2023, movilice en los próximos años una inversión cercana a los 1.950 millones de euros asociada a los 46 proyectos identificados», ha apuntado Paradela.

Asimismo, el consejero ha reseñado los compromisos con la reindustrialización de los territorios afectados por el cierre de centrales térmicas, que contará con una inyección de recursos de 153 millones de euros, la implementación de la Estrategia Aeroespacial de Andalucía 2021-2027, que contempla una inversión público-privada de 572 millones, y el impulso de una Alianza por la industria, que aspira a integrar a la Administración y a los agentes económicos y sociales en un nuevo pacto por el desarrollo industrial de la región.

Minería.

En lo que respecta a la industria minera, Jorge Paradela ha significado la importancia de Andalucía, ya que el sector andaluz aporta el 40% del valor de la producción nacional, con un volumen de facturación de 1.336 millones de euros. En este sentido, ha destacado que ese liderazgo «nos anima a ser muy ambiciosos, con el objetivo para estos cuatro años de aumentar en un 20% la producción actual de nuestra minería metálica».

Ha avanzado, además, la elaboración de la Estrategia para una Minería Sostenible en Andalucía, que recogerá las políticas de apoyo al sector hasta 2030, así como la puesta en marcha de una Red Andaluza de Municipios Mineros, en colaboración con los ayuntamientos, y el incremento de las funciones de vigilancia y control a través de los planes de inspección anuales, tanto en el ámbito industrial como en el minero.

Energía.

En el capítulo relativo a la energía, el consejero ha remarcado que el objetivo será «convertir a Andalucía en la primera comunidad autónoma en energías renovables, y con ello cubrir el 75% de las necesidades de energía eléctrica de nuestra región mediante generación sostenible».

La apuesta por las energías limpias que la Junta ha venido desplegando en la pasada legislatura ha permitido un incremento de la potencia renovable instalada de más del 52% con respecto a finales de 2018, superando por primera vez a la potencia eléctrica convencional y evitando la emisión de hasta cinco millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, ha precisado el consejero. En esa línea, «seguiremos incrementando la potencia de energía renovable con la instalación de 12 nuevos gigavatios, lo que convertirá a nuestra comunidad en la región con más capacidad de generación de energía limpia de España».

El consejero ha abundado en que esta actuación «permitirá a Andalucía aproximarse al objetivo de la autosuficiencia eléctrica, además de suponer la movilización de una inversión privada de 12.000 millones de euros y la creación de 30.000 empleos directos solo en la fase de construcción».

No obstante, para desarrollar ese potencial renovable, Jorge Paradela ha indicado que Andalucía precisa contar con infraestructuras de transporte para evacuarla a la red eléctrica, cifrando en 736 millones de euros las inversiones necesarias atendiendo al peso poblacional, la superficie o el consumo eléctrico de la comunidad. «En nuestro territorio la densidad de la red de transporte por habitante es un 42% inferior a los valores medios peninsulares, es decir, contamos con 712 kilómetros de red por cada millón de habitantes frente a los 1.231 kilómetros de media en la Península», ha precisado.

«Andalucía está en condiciones de convertirse en una de las grandes potencias en producción de hidrógeno verde, de ahí que en los próximos meses vayamos a constituir una Alianza andaluza del hidrógeno verde entre la Administración y los agentes interesados con el objetivo de reforzar nuestro posicionamiento» en este vector energético crucial para la reorientación de la economía, ha anunciado Paradela.

En el actual contexto de los precios energéticos disparados, el Gobierno andaluz seguirá trabajando en la financiación de actuaciones y proyectos de mejora energética destinadas a ciudadanos, empresas, industrias y entidades públicas a través de programas de movilidad sostenible, rehabilitación energética de edificios y fomento del autoconsumo. En la pasada legislatura, se movilizaron inversiones por valor de 1.728 millones de euros, que se emplearon en cerca de 40.000 proyectos de mejora energética en Andalucía.

Jorge Paradela ha indicado que la reordenación de competencias de la Consejería, responde «a la necesaria integración de las políticas industriales, mineras y energéticas, de modo que la energía sea una palanca estratégica para la industria y la industria, el mejor campo de experimentación para la energía», lo que favorecerá el fortalecimiento de las sinergias y la obtención de resultados más eficientes en la gestión.

A %d blogueros les gusta esto: