Inicio Andalucía La subdelegada destaca el “eficiente trabajo de la Policía Nacional para convertir Linares en un territorio hostil para los grupos criminales dedicados al tráfico de droga”.

La subdelegada destaca el “eficiente trabajo de la Policía Nacional para convertir Linares en un territorio hostil para los grupos criminales dedicados al tráfico de droga”.

0
La subdelegada destaca el “eficiente trabajo de la Policía Nacional para convertir Linares en un territorio hostil para los grupos criminales dedicados al tráfico de droga”.
Catalina Madueño y el comisario jefe informan sobre esta operación de la Policía Nacional. Foto: Subdelegación del Gobierno.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha destacado el eficiente trabajo de la Policía Nacional para convertir la ciudad de Linares “en un territorio hostil para los grupos criminales que están asentados en este territorio, dedicados al tráfico de estupefacientes”.

Así lo ha destacado durante la rueda de prensa en la que ha presentado, junto al jefe de la Comisaría Provincial, Adriano Rubio, y el jefe de la Comisaría local de Linares, Eufrasio Moral, los resultados de la denominada operación “Piruleta”, que ha permitido desarticular una potente organización que, presuntamente, se dedicaba a la distribución ilegal de todo tipo de drogas, fundamentalmente, cocaína y hachís.

“Se trata de un golpe más, y son muchos en estos años, que se da a este tipo de delincuencia que tanto afecta a la convivencia ciudadana y que, es por lo tanto, un factor de deterioro de la seguridad de nuestro entorno, una forma de criminalidad que ataca el corazón de nuestra sociedad democrática”, ha dicho la subdelegada: “Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no van a parar de trabajar para que los ciudadanos puedan vivir en paz y libertad en un territorio seguro y protegido”, ha añadido.

La operación “Piruleta” ha sido realizada por agentes de la Policía Nacional adscritos al Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares, a los que la subdelegada ha felicitado expresamente por los “excelentes resultados obtenidos durante los últimos años”. “Han culminado una nueva investigación, y son muchas las que han realizado desde que yo llegué al cargo, que supone un nuevo éxito en la lucha contra la droga en la provincia. En esta ocasión, se ha acabado con uno de los grupos más activos y que tenía una enorme capacidad para traficar con todo tipo de sustancias en grandes cantidades”, ha aclarado Catalina Madueño.

En concreto, el dispositivo policial ha llevado a la detención de ocho personas, entre las que se encuentra el considerado máximo responsable del conocido clan de “Los Alicantinos”. Se trata de un varón, de 42 años, al que le constan numerosos antecedentes policiales y penales, sobre todo relacionados con delitos contra la salud pública. El hombre se encontraba en busca y captura desde marzo de 2021, cuando consiguió escapar a otro operativo policial anterior, la denominada operación “Pócima”, realizada por los mismos agentes. “Desde entonces, se encontraba en paradero desconocido. Ha estado escondiéndose durante casi 14 meses para eludir la acción de la Justicia”, ha explicado la subdelegada.

Además de los arrestos, la Policía Nacional ha intervenido 1.300 gramos de cocaína, unas 1.000 plantas de marihuana, 800 gramos de cogollos de esta sustancia ya preparados para su venta, 600 gramos de hachís, 5 gramos de heroína, cinco armas de fuego y 3.800 euros en metálico. Igualmente, se han realizado siete registros domiciliarios en la barriada de El Cerro y sus inmediaciones (3) y en la zona de la Estación Linares-Baeza (4), donde el clan de “Los Alicantinos” tienensus puntos de almacenaje y distribución. En uno de estos registros fue localizado el considerado líder de esta organización, oculto bajo el canapé de una cama. En otra vivienda, la Policía Nacional ha encontrado una habitación subterránea, que se encontraba perfectamente habilitada para el cultivo intensivo de marihuana, así como para la posterior preparación de esta droga. Los ochos detenidos en la operación “Piruleta” han ingresado en prisión preventiva por orden del titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Linares, que ha dirigido toda la investigación. “Hay que resaltar la buena cooperación existente con la autoridad judicial para que pudiera desarrollarse este dispositivo”, ha indicado la subdelegada.

El comisario jefe de la Policía Nacional en Jaén, Adriano Rubio, ha explicado que la investigación comenzó el pasado mes de octubre, a raíz de que los agentes tuvieran conocimiento de que miembros del clan de “Los Alicantinos” podrían estar dedicándose de nuevo a la venta de estupefacientes. Las pesquisas también se centraron en localizar al cabecilla de este grupo, que había huido en marzo de 2021 y que se encontraba en paradero desconocido. “Ha sido un trabajo muy laborioso, de muchas horas de seguimientos y vigilancias”, ha relatado el jefe provincial de la Policía Nacional, para poner de manifiesto que los detenidos ponían en práctica importantes medidas de seguridad para evitar que los funcionarios detectaran sus actividades ilícitas. “La zona en la que están las viviendas la tienen perfectamente controlada. Solo tiene una entrada y una salida. Es como un búnker al aire libre, al que es muy difícil acceder sin que los miembros de esta organización lo sepan”, ha agregado Adriano Rubio, para poner de manifiesto la dificultad de la operación.

Tras meses de indagaciones, los policías del Grupo de Estupefacientes detectaron siete domicilios, vinculados a la organización, bien para el cultivo de plantaciones de marihuana y su posterior preparación, o bien para servir de almacén de sustancias estupefacientes, e incluso de venta a otros puntos de distribución por toda la provincia. Una vez recabados los indicios suficientes, los investigadores informaron a la autoridad judicial, que autorizó la entrada y registro de las siete viviendas controladas. Tras establecer un dispositivo de seguridad en la zona, en coordinación con los Grupos Operativos de Respuesta de las Comisarías de Linares y Jaén, personal operativo de las diferentes Brigadas de la Comisaría de Linares y con la participación de la Unidad Intervención Policial (UIP), del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) y Guías Caninos, se procedió a la fase de explotación de la investigación, en la que se practicaron las detenciones.

En uno de los registros, se localizó en el patio de la vivienda una trampilla oculta por montones de ropa, bolsas y deshechos, que daba acceso a una habitación subterránea, habilitada como plantación “Indoor” de marihuana. En otra casa, los agentes hallaron 13 envoltorios de similares características e idéntico aspecto al utilizado para empaquetar un kilo de cocaína que ha sido intervenido en esta operación: “Esto nos hace sospechar que el grupo tenía un importante volumen de ventas y, por lo tanto, elevadísimas ganancias económicas”, ha dicho Adriano Rubio.

“Un trabajo sensacional”.

La subdelegada ha hecho hincapié en que el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares es “un importante bastión” en la lucha contra la delincuencia organizada y el tráfico de sustancias ilícitas en la provincia. Así, ha destacado que, desde el año 2019 y hasta la actualidad, han culminado 101 operaciones antidroga, en las que han detenido a 292 personas, la mayoría integrantes de los clanes familiares asentados en la ciudad. Durante este tiempo, se han intervenido casi 16 kilos de cocaína; 1.700 gramos de heroína; más de 400 kilos de hachís; más de 8.000 plantas de marihuana “en verde” y 102 kilos de cogollos listos para su venta. Por otra parte, se han intervenido 22 armas de fuego, cientos de cartuchos y munición para armas de fuego, más de cinco toneladas de picadura de tabaco, una embarcación semirrígida, 12 vehículos de alta gama, 206 gallos de pelea que fueron recuperados y casi medio millón de euros de dinero en efectivo. “Es un trabajo sensacional”, ha concluido la subdelegada.

A %d blogueros les gusta esto: