Inicio Andalucía El Área de Pediatría del Hospital Alto Guadalquivir actualiza conocimientos a personal de Enfermería y MIR de Medicina Familiar y Comunitaria.

El Área de Pediatría del Hospital Alto Guadalquivir actualiza conocimientos a personal de Enfermería y MIR de Medicina Familiar y Comunitaria.

0
El Área de Pediatría del Hospital Alto Guadalquivir actualiza conocimientos a personal de Enfermería y MIR de Medicina Familiar y Comunitaria.
Una imagen de este curso formativo en el Hospital de Andújar. Foto: Junta de Andalucía.

El Área de Pediatría del Hospital Alto Guadalquivir ha organizado para los meses de enero y febrero de 2022 dos cursos dirigidos, por un lado, a profesionales de Enfermería y Técnicos Auxiliares de Cuidados de Enfermería (TCAE), y por otro, a los Médicos Internos Residentes de Medicina Familiar y Comunitaria que están realizando su formación en el centro hospitalario andujareño.

En concreto, se trata de dos sesiones formativas con las que se pretende, según ha apuntado la Directora de Línea de Cuidados Pediátricos, la Dra. Antonia Gómez, “facilitar a los profesionales que tienen que desempeñar en el centro distintas funciones pediátricas los conocimientos necesarios para estar actualizados en la tecnología que tenemos a nuestra disposición y los circuitos de trabajo que se generan de cara a que la atención a los niños y niñas que se lleva a cabo en nuestro hospital sea de la mayor calidad asistencial posible”.

Actualmente, en España, la prematuridad está siendo cada vez mayor, viéndose en los servicios de Neonatología la necesidad de atender a un número cada vez más creciente de niños prematuros. El desarrollo de los cuidados intensivos neonatales, la introducción de nuevas terapéuticas junto con la administración de corticoides prenatales ha permitido una disminución significativa de la mortalidad.

Para mejorar en el manejo de los prematuros y de los neonatos y lactantes con patología respiratoria, hoy 2 de febrero, ha tenido lugar la formación al equipo de Enfermería, en el manejo de un equipo de Ventilación Mecánica no Invasiva, denominado ’CPAP’-cuya traducción al español significa ‘Presión positiva continua en la vía aérea’-. Se ha llevado a cabo en el Aula de Formación por la pediatra Marta de la Cruz y han asistido xxpersonas.

Esta formación se ha planificado aprovechando la reciente adquisición en el servicio de pediatría del Hospital Alto Guadalquivir de un nuevo equipo de Ventilación Mecánica no Invasiva en Pediatría “CPAP de BURBUJAS” -BUBBLE CPAP-. En el área de pediatría hemos considerado necesario realizar esta reunión para explicar a los profesionales que trabajan con recién nacidos, neonatos y pacientes pediátricos el funcionamiento y manejo de este sistema”,

La CPAP se utiliza para tratar la dificultad respiratoria en neonatos y lactantes desde hace más de tres décadas en diferentes formas o con diferentes sistemas. Con ella se consigue aumentar la capacidad residual funcional del paciente, estabiliza la pared torácica, evita el colapso alveolar y aumenta el intercambio gaseoso, con la mejora de la oxigenación.

En estudios experimentales, se demuestra una disminución del daño pulmonar con el uso de CPAP nasal y la Ventilación Mecánica No Invasiva respecto a la Ventilación Mecánica. “El sistema bajo agua con cánula nasal surge como una alternativa a la ventilación mecánica, pero requiere para ser efectivo, del conocimiento y compromiso de los profesionales de salud que lo implementan, fundamentalmente del equipo de Enfermería puesto que ocupa un lugar primordial en el cuidado, de ahí la necesidad en la realización de este curso” ha añadido la Dra. Gómez.

Por su parte, la supervisora de Urgencias, María Rosa Moreno, ha apuntado que “en la aplicación de este sistema se presta especial atención a los cuidados generales del bebé (con un monitoreo continuo de signos vitales y estado clínico), a su aseo (correcta colocación y limpieza de la pieza nasal), a los cuidados de la piel (protección en los puntos de apoyo faciales para evitar posibles lesiones, eritemas o decúbitos, además de cuidado de ojos y orejas), al posicionamiento (colocación de la cabeza y cambios de posición), a la alimentación y al neurodesarrollo (minimizar ruidos y luces de ambiente, valorar signos de estrés o favorecer períodos de descanso, entre otros)”.

Moreno también ha informado de que “son muy necesarios los cuidados de Enfermería en función de las complicaciones, algunas de las cuales pueden ser las úlceras por presión en la zona donde está puesto el sistema, la distensión abdominal, el disconfort o las apneas por obstrucción”.

Urgencias pediátricas.

La formación en pediatría durante este primer trimestre de 2022 se completa en el Hospital Alto Guadalquivir con el curso de ‘Urgencias Pediátricas para Médicos Internos Residentes de Medicina Familiar y Comunitaria’ que están desarrollando su formación en el centro hospitalario andujareño.

En concreto, son 16 facultativos y facultativas las que lo están recibiendo, habiéndose producido la primera sesión el 19 de enero y teniendo la siguiente el 8 de febrero. Las personas encargadas de impartirlo son facultativos del Área de Pediatría del Hospital Alto Guadalquivir.

Durante esta formación se están revisando y actualizando los temas más importantes y relevantes en Urgencias de Pediatría para ampliar los conocimientos de los MIR. Se ha organizado junto a la tutora de residentes de Urgencias del centro hospitalario andujareño, y se realiza dentro del programa de docencia de MIR de Medicina Familiar y Comunitaria.

A %d blogueros les gusta esto: