Inicio Andalucía La Policía Nacional detiene en Jaén a cuatro personas involucradas en una agresión y posterior tiroteo.

La Policía Nacional detiene en Jaén a cuatro personas involucradas en una agresión y posterior tiroteo.

0
La Policía Nacional detiene en Jaén a cuatro personas involucradas en una agresión y posterior tiroteo.
Pistola desde la que se había efectuado el disparo. Foto: Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la UDEV-PERSONAS, han detenido a cuatro hombres como presuntos autores de una agresión y posterior disparo con arma de fuego. Al parecer cuatro personas – tres de los detenidos – se encontraban en la vía pública agrediendo al presunto autor del disparo. Los agentes, a su llegada, encontraron a uno de ellos con una herida en la pierna que sangraba abundantemente.

Agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana habían acudido a una llamada de auxilio proveniente de un bar en la que se relataba que en el interior del mismo se encontraba una persona herida. Los agentes comprobaron cómo en el servicio del establecimiento se encontraban dos personas, una de ellas sangrando abundantemente por su pierna derecha. Los policías tuvieron que aplicarle un torniquete con el fin de evitar la hemorragia.

“Veníamos dando un paseo”.

Una vez estabilizado y los servicios sanitarios se hicieron cargo del herido, los agentes preguntaron al hermano de éste sobre lo ocurrido, manifestando que no sabían nada de lo sucedido, ya que se encontraban por la zona paseando tranquilamente cuando escucharon lo que creyeron ser un petardo y de repente, su hermano notó un fuerte dolor en su pierna, al mirarla, vio como comenzó a sangrar, por lo que se refugiaron en la cafetería desconociendo totalmente de donde procedía el disparo, ni quien lo realizó ni el por qué. Acto seguido el herido, acompañado por su hermano, fue trasladado hasta el hospital.

Hasta el lugar de los hechos se habían desplazado los investigadores de la UDEV-PERSONAS junto a los agentes de Policía Científica que realizaron una inspección ocular, apreciando un reguero de sangre desde la puerta del establecimiento hasta un punto determinado de la vía pública, encontrando, al mismo tiempo, una bala de pequeño calibre.

Los investigadores trataron de recabar diferentes informaciones de varios testigos con el fin de clarificar qué fue lo que había ocurrido. Al parecer cuatro personas estaban dando una brutal paliza a un hombre hasta que hizo acto de presencia una mujer, que al verla los agresores, emprendieron la huida.

Reconstrucción de los hechos.

Los investigadores comenzaron sus pesquisas a partir del primer resultado pericial así como el testimonio de diferentes testigos, incluida la mujer que apareció en la calle y provocó la huida apresurada de los agresores, llegando a diferentes conclusiones y el cómo se desarrollaron los hechos.

El agredido y su mujer se encontraban en su domicilio cuando éste recibió una llamada telefónica, diciendo a su esposa que tenía que bajar a la vía pública porque se había citado con un familiar suyo. Sin embargo, quienes le esperaban eran cuatro individuos que le recriminaron un robo de animales que presuntamente había cometido, reclamándole 1.800 euros en el acto.

Ante su negativa, presuntamente comenzó la agresión con puñetazos y patadas mientras le decían que lo iban a matar, tomándose así la justicia por su mano. La mujer, al ver cómo estaban agrediendo a su marido, salió a la calle en su defensa, momento en el que se efectuó el disparo que dejó herido a uno de los arrestados. Posteriormente, la persona agredida tomó su vehículo huyendo del lugar.

Identificación, localización y detención.

Los investigadores consiguieron identificar al presunto autor del disparo, se trataba de una persona conocida por los agentes, ubicando el punto de destino de su huida hasta la localidad cordobesa de Bujalance. Tras diferentes conversaciones, éstos le interceptaron en una de las entradas de la capital, siendo inmediatamente detenido. Habían pasado seis horas desde los hechos y ya había sido arrestado el presunto autor del disparo.

Identificados plenamente tres de los cuatro presuntos autores de la agresión, los investigadores les fueron deteniendo uno a uno. Los investigadores habían realizado el registro domiciliario del primer arrestado, encontrando la pistola desde la que se había efectuado el disparo junto a 20 cartuchos del calibre 22 m/m. Las investigaciones no han concluido sin descartar más detenciones.

A %d blogueros les gusta esto: