Inicio Andalucía Casi 245.000 estudiantes inician de forma presencial el curso universitario en Andalucía.

Casi 245.000 estudiantes inician de forma presencial el curso universitario en Andalucía.

0
Casi 245.000 estudiantes inician de forma presencial el curso universitario en Andalucía.
Alumnos de la Universidad Pablo de Olavide asisten de forma presencial a una clase. (Foto Universidad Pablo de Olavide).

Casi 245.000 estudiantes universitarios, de los cuales 71.500 son de nuevo ingreso, han iniciado de forma presencial en Andalucía el curso 2021/2022, en el que las universidades públicas de la comunidad ofertan un total de 1.147 títulos académicos.

La evolución de la pandemia y los altos índices de vacunación de la población han permitido que en los campus se haya podido iniciar el año académico con una presencialidad total de alumnos. Según se desprende de los datos del último Informe de vacunación Covid-19 elaborado por la Consejería de Salud y Familias, en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, para el grupo de 18 a 24 años -en edad de cursar estudios universitarios-, el porcentaje de cobertura con la pauta completa se sitúa por encima del 81%. Este dato de vacunación, sumado al que reúne el resto de miembros de la comunidad universitaria, hace que el curso 2021/2022 esté caracterizado por la inmunidad de docentes, investigadores, estudiantes y Personal de Administración y Servicio (PAS).

No obstante, todos ellos han de continuar respetando las medidas de prevención y protección ante la Covid-19. Así, seguirá siendo obligatorio el uso de la mascarilla tanto en interiores como en exteriores cuando no se pueda garantizar la distancia mínima interpersonal, que se mantiene en 1,5 metros con carácter general.

En lo que respecta a la oferta de enseñanzas, las universidades públicas ofrecen este año 398 títulos de grado con una capacidad de plazas para unos 205.000 alumnos y 749 de posgrado, que se dividen entre 579 másteres y 170 doctorados, sumando ambas modalidades el resto de plazas.

Los universitarios disfrutarán este curso, como viene ocurriendo desde el inicio de esta legislatura, de una batería de medidas que persiguen garantizar el acceso a la educación superior y la igualdad de oportunidades, entre las que destaca la congelación de los precios públicos. Esta decisión convierte a Andalucía en una de las regiones con la política de precios públicos más asequibles del sistema nacional, por detrás de Galicia y las Islas Canarias.

De acuerdo con esa congelación, en la comunidad andaluza, el crédito del grado en primera matrícula se establece en 12,62 euros y en 13,68 euros el de máster (tanto habilitante como no) también en primera matrícula, unos precios que suponen un nivel de cobertura del 15% del coste real de esos estudios.

También se da la oportunidad al alumnado de abonar el importe de las enseñanzas que cursan de manera fraccionada hasta en ocho plazos. Asimismo, con carácter excepcional, la Consejería de Transformación Económica autoriza a las universidades a establecer, de manera individualizada y con el fin de atender las especiales circunstancias económicas que presenten los alumnos, un procedimiento de pago diferente, de manera que la falta de abono no implique el desistimiento automático de la matrícula.

En el caso de las familias perceptoras del Ingreso mínimo vital, así como por familia numerosa de categoría especial por discapacidad, víctimas de terrorismo o de violencia de género, se las exenciona del pago de tasas.

Además, el Ejecutivo autonómico transfiere 2,5 millones de euros a las universidades para ayudas al estudio, con los que estas atienden de manera individualizada situaciones económicas o académicas sobrevenidas de estudiantes que no tienen derecho a la beca del Ministerio de Educación. El objetivo es que ningún alumno se vea obligado a abandonar los estudios por razones económicas.

Además del coste de la actividad docente, las universidades públicas andaluzas no incrementarán tampoco los precios de sus servicios administrativos, tanto de evaluación y pruebas como de expedición de títulos y tasas de secretaría.

Bonificación de matrículas y complemento autonómico al Erasmus+

Junto a esta política de precios públicos bajos, la región también ofrece la bonificación del 99% del coste de las asignaturas aprobadas en primera matrícula. Con carácter general, la compensación se dirige a todos los alumnos no becarios del Ministerio de Educación y que no sean de nuevo ingreso. En el caso de estudios de grado, generarán esa deducción los créditos correspondientes a asignaturas superadas en primera matrícula en el curso anterior al de la convocatoria. En la primera matriculación en estudios de máster, se aplicará la bonificación por los créditos correspondientes a materias superadas en primera matrícula en cualquiera de los dos cursos anteriores.

Acogiéndose a esta medida, un alumno con buen rendimiento puede realizar sus estudios de grado abonando casi únicamente el primer curso, con un ahorro total de hasta el 75% de los costes, y realizar un máster prácticamente gratis. Se trata de una ayuda que incentiva el esfuerzo y los buenos resultados académicos y que garantiza la práctica gratuidad de los estudios a quienes aprueben las asignaturas del curso anterior.

Para el curso 2021/2022 la cantidad prevista por la Consejería de Transformación Económica para los estudiantes de las universidades públicas andaluzas se eleva a 43 millones, lo que supone un 3,86% de incremento con respecto al año académico anterior, cuando se consignó una partida de 41,4 millones para un total de 103.537 estudiantes.

Al margen de estas iniciativas, los jóvenes universitarios pueden disfrutar de un complemento autonómico del programa Erasmus+ con el fin de reforzar la igualdad de oportunidades en la movilidad académica europea. En este caso, la aportación de la Junta de Andalucía puede ser de hasta 450 euros al mes durante un máximo de nueve. Para este nuevo curso se ha dotado la medida con 11,92 millones de euros. A esto se suman las ayudas contempladas para la acreditación de idiomas de nivel B1 o superior en una lengua extranjera.

A %d blogueros les gusta esto: