Inicio Andalucía La subdelegada analiza con el sector oleícola los dispositivos de seguridad y de control de la normativa laboral en la próxima campaña de la aceituna.

La subdelegada analiza con el sector oleícola los dispositivos de seguridad y de control de la normativa laboral en la próxima campaña de la aceituna.

0
La subdelegada analiza con el sector oleícola los dispositivos de seguridad y de control de la normativa laboral en la próxima campaña de la aceituna.
La subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, presidió esta reunión de trabajo. Foto: Subdelegación.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha presidido esta mañana una reunión de coordinación con las organizaciones agrarias (UPA, Coag y Asaja), las asociaciones empresariales del sector oleícola (Infaoliva y Cooperativas Agroalimentarias) y los sindicatos UGTy Comisiones Obreras para preparar la próxima campaña de recolección de la aceituna.

El encuentro, que se ha celebrado de forma telemática, se ha centrado fundamentalmente en el análisis del actual escenario, abordado desde el punto de vista de las competencias propias de la Administración estatal, es decir, la seguridad y la aplicación de la normativa laboral. Es por ello que a la reunión han acudido los mandos de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén, el teniente coronel Francisco José Lozano y el comandante José Manuel Rivas, y la jefa de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Mariola Palacios. “El objetivo fundamental es planificar de forma conjunta la labor para afrontar una campaña que será atípica por todas las consecuencias de la crisis sanitaria originada por el Covid-19. También hemos querido resolver todas las dudas e inquietudes que tenga el sector oleícola, así como recoger sus aportaciones y sugerencias”, ha asegurado Catalina Madueño, al término de la reunión.

La subdelegada ha explicado que, según todos los indicadores, la próxima campaña oleícola será muy buena, lo que supondrá una importante carga de trabajo y la consiguiente llegada de jornaleros de otras provincias y regiones españolas. “El objetivo es que debemos estar preparados desde todos los puntos de vista. El esencial, como no puede ser de otra manera, es el sanitario, es decir, frenar la propagación del virus. Como ya ha ocurrido en otros territorios, el movimiento de trabajadores agrarios se ha convertido en uno de los orígenes de los nuevos brotes de contagio del Covid-19. Estamos a la espera de que la Junta de Andalucía elabore un protocolo específico encaminado a maximizar la seguridad sanitaria durante la campaña de recolección de la aceituna”, ha aclarado la subdelegada. Y ha añadido: “El Gobierno de España ha avanzado para hacer sus deberes. La Guardia Civil ya tiene diseñado su dispositivo de seguridad para hacer frente a los delitos en el campo, que tan buenos resultados está dando en los últimos años, y la Inspección de Trabajo pondrá en marcha una campaña específica de prevención de riesgos laborales en los tajos y de aplicación de la normativa de Seguridad Social. Lo que hemos hecho ha sido explicar a los miembros del sector cómo se va a trabajar en los próximos meses”, ha analizado.

La subdelegada también se ha comprometido con las organizaciones agrarias para trasladar al Ministerio de Agricultura la posibilidad de que desempleados provenientes de otros sectores económicos se puedan incorporar como mano de obra en el campo, al tiempo que compatibilizan seguir manteniendo prestaciones. Catalina Madueño ha explicado que el Gobierno ya aprobó en abril un Real Decreto en este sentido para hacer frente a la escasez de jornaleros provocada por las restricciones de movimiento para frenar la expansión del coronavirus durante el estado de alarma y que estaba en vigor hasta el pasado 30 de junio.

Por otro lado, la subdelegada se ha comprometido con las organizaciones agrarias, sindicales y empresariales a mantener abierto un canal de comunicación fluido para resolver cualquier cuestión que vaya surgiendo en las semanas previas al comienzo de la campaña, así como durante la recogida. En este sentido, Catalina Madueño ha considerado que es “esencial” que la Junta asuma sus competencias y marque un protocolo específico que resuelva las inquietudes y los problemas que se pueden plantear a los trabajadores del campo y a sus empleadores, así como a los vecinos de las distintas localidades jiennenses que recibirán a los trabajadores temporeros. “Por ejemplo, una de las cuestiones que nos han planteado las organizaciones agrarias es si se van a realizar pruebas PCR a todos los jornaleros que trabajen en la campaña de la aceituna. Es una decisión que corresponde a la Administración autonómica adoptar en base a la situación sanitaria. Este tipo de problema debe abordarse de forma conjunta entre todos las administraciones y, por eso, reclamo a la Junta que se fortalezcan los necesarios canales de coordinación”, ha concluido Madueño.

A %d blogueros les gusta esto: