Inicio Andalucía Nueve AOVEs jiennenses cuentan con el sello Olivares Vivos, proyecto en el que colabora la Diputación.

Nueve AOVEs jiennenses cuentan con el sello Olivares Vivos, proyecto en el que colabora la Diputación.

0
Nueve AOVEs jiennenses cuentan con el sello Olivares Vivos, proyecto en el que colabora la Diputación.
Olivares Vivos
Francisco Reyes ha participado en la presentación de estos virgen extra producidos bajo un modelo de cultivo del olivar sostenible. Foto: Diputación de Jaén.

Una quincena de aceites de oliva virgen extra cuentan con el sello Olivares Vivos que certifica que han sido producidos en olivares sostenibles que protegen la biodiversidad, y nueve de estos AOVEs son de la provincia de Jaén.

El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, acompañado por el diputado de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Cambio Climático, Pedro Bruno, ha participado en la presentación de los primeros aceites identificados con este distintivo creado en el marco del proyecto LIFE Olivares Vivos, iniciativa en la que colabora la Diputación de Jaén que tiene como objetivo principal recuperar la biodiversidad de los olivares y transformarla en rentabilidad.

“Creo que es una experiencia de éxito, porque se está demostrando que la calidad es compatible con la biodiversidad, y la rentabilidad también es compatible con su recuperación”, ha señalado Francisco Reyes en un acto en el que también han intervenido el rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez; la directora de SEO/BirdLife (Sociedad Española de Ornitología), Asunción Ruiz; y Francisco Valera, del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas).

El presidente de la Diputación, que ha apuntado que “no suele ser normal” presentar unos aceites de oliva en verano, “pero la pandemia ha hecho que esta presentación se tuviera que posponer”, ha felicitado a las empresas adheridas a Olivares Vivos “que han creído en esta iniciativa, son un ejemplo a seguir y una oportunidad para una parte importante del olivar de la provincia de Jaén”. En este sentido, ha indicado que este distintivo que certifica científicamente un modelo de olivicultura que recupera la biodiversidad, da un valor añadido a la calidad de estos aceites. “La calidad hay que pagarla y desde el punto de vista medioambiental, el aceite de oliva debe ser un referente, como sumidero de CO2 y como bosque humanizado”.

Por último, Francisco Reyes ha expresado que “esta experiencia aporta un plus medioambiental pero también puede ser fundamental para luchar contra la despoblación. Olivares en pendiente, menos productivos, pueden encontrar en este modelo productivo un incremento de su rentabilidad”.

Castillo de Canena, producido en la finca Cortijo Guadiana (Úbeda); Dehesa de la Sabina, de olivares de la finca Cooperativa la Olivilla (Quesada); Dominus, extraído de olivares de la finca Virgen de los Milagros (Mancha Real); Huerta Los Caños, de la finca Monva (Mancha Real); La Casona, de la finca El Puerto (Pegalajar); Piedras Cucas, de la finca del mismo nombre (Torredonjimeno); Quinta San José, de la finca del mismo nombre (Linares); Soler Romero, de olivares de la finca El Tobazo (Alcaudete); y Oleaí, de la finca Ardachel (Siles); son los AOVE de la provincia de Jaén con el sello Olivares Vivos. Junto a los virgen extra jiennenses, también cuentan con este distintivo Pilares, de la finca Gascón, en Marchena (Sevilla); Omed, de la finca Buenavista, en Moraleda de Zafayona (Granada); Oriole, extraído de olivares de la finca Rancho del Herrador, en Prado del Rey (Cádiz); Finca la Torre, de la finca del mismo nombre en Antequera (Málaga); Llanos de Vanda, de Casilla Aranda, en Nueva Carteya (Córdoba); y Olivar de Luna, de la finca del mismo nombre en Pozoblanco (Córdoba).

Un total de 20 fincas, diez de ellas en la provincia de Jaén, participan en el proyecto LIFE Olivares Vivos del que la Diputación de Jaén es socio, y que en este 2020 entra en su fase final habiendo logrado que más de 400 agricultores formen parte de este proyecto. Hasta la fecha, se han plantado más de 32.000 plantas de 61 especies diferentes, se ha diversificado la cubierta vegetal con siembras de semillas e instalado más de 130 cajas nido, 18 posaderos de rapaces, 37 refugios de murciélagos, 95 nidales para insectos y creado 10 charcas y 27 bebederos para fauna en estos 20 olivares demostrativos.

En la pasada edición de Expoliva 2019 se presentó la imagen de la marca de garantía Olivares Vivos, un logotipo diseñado por CabelloxMure que representa a una lechuza, una de las aves más características de este medio agrario.

A %d blogueros les gusta esto: