Inicio Andalucía El Plan Infoca eleva su presupuesto, rejuvenece la plantilla y moderniza sus medios técnicos para afrontar la campaña de alto riesgo de incendio.

El Plan Infoca eleva su presupuesto, rejuvenece la plantilla y moderniza sus medios técnicos para afrontar la campaña de alto riesgo de incendio.

0
El Plan Infoca eleva su presupuesto, rejuvenece la plantilla y moderniza sus medios técnicos para afrontar la campaña de alto riesgo de incendio.
Plan Infoca
La delegada del Gobierno, Maribel Lozano, ha presidido el comité asesor. Foto: Junta de Andalucía.

El Plan Infoca comienza la campaña de alto riesgo de incendio el próximo 1 de junio con más presupuesto, una plantilla rejuvenecida gracias a las convocatorias públicas de empleo y con medios técnicos más modernos que permitirán una respuesta más ágil y eficaz.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano, ha presidido el comité asesor del Plan Infoca en Jaén, que se ha reunido hoy de manera telemática para poner en marcha la campaña de alto riesgo y potenciar la coordinación entre los diferentes agentes que actúan dentro de este dispositivo que pretende proteger el rico patrimonio natural que existe en Jaén ante la amenaza de las llamas. También ha participado la delegada de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible, Soledad Aranda.

La inversión de Jaén asciende a 25,47 millones de euros, de los que 12,44 se dirigen a labores preventivas y 13,04 millones a labores de extinción. En materia de personal, En cuanto al personal, se mantiene una cifra similar a la del año anterior, contando con 799 profesionales. “El compromiso del Gobierno de Andalucía con el Infoca implica una política de rejuvenecimiento de la plantilla, cubriendo progresivamente las plazas de las personas que se jubilan. En ese proceso estamos, arbitrando para ello numerosas medidas: La más reciente, la que aparece en el BOJA y que publica la convocatoria de 114 plazas, correspondientes al año 2020. Así, desde el año 2019, en convocatorias ordinarios o extraordinarias, el total de plazas resueltas o autorizadas será de 332, con una inversión de 9,1 millones de euros”, ha señalado la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano.

Respecto a las instalaciones, el dispositivo se vincula con el territorio a través de los Centros de Defensa Forestal (CEDEFO) donde se adscriben los retenes, camiones, grupos de apoyo y medios aéreos. Jaén cuenta con cuatro, que se encuentran en Santa Elena para cubrir Sierra Morena; Huelma, que protege la Sierra Sur desde la frontera con Córdoba hasta el Guadiana Menor; Vadillo, que coordina los medios en las sierras de Cazorla y Las Villas, y Navalcaballo, que centra los medios de la Sierra de Segura. Estos Centros se coordinan desde el Centro Operativo Provincial (COP) en la ciudad de Jaén que también vertebra el sistema de comunicaciones a través de su Centro de Control de Comunicaciones (CECOCO) y los repetidores de radio distribuidos por la provincia jiennense.

Medios técnicos.

Para la campaña 2020, Jaén dispone de 50 retenes especialistas, formados por 7 componentes cada uno y vehículo todoterreno; 17 vehículos contra incendios forestales (VCIF) con capacidad para 3000 litros y con dos conductores, que también se denominan camiones autobombas o motobombas. Además, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén recordó que, la pasada semana y como muestra del Plan de Modernización del Infoca que se inició el año pasado se incorporaron dos nuevos vehículos que se destinan, uno al Cedefo de Huelma y el otro, al Cedefo de Navalcaballo. Forman parte de una compra regional de 19 unidades que serán completadas con 13 más hasta alcanzar los 32 nuevos vehículos, para lo que se cuenta con un presupuesto global de 11,5 millones durante los próximos tres años. Asimismo, hay que sumar dos vehículos nodriza con capacidad para 11.000 litros y dos conductores; 10 grupos de apoyo para vigilancia y primer ataque con 2-3 componentes y vehículo todoterreno, y 36 puntos de vigilancia operativos durante la campaña de incendios desde el 1 de junio al 15 de octubre.

En lo relativo a los recursos aéreos, la provincia contará con los mismos medios: Helicópteros de transporte y extinción en Santa Elena, Navalcaballo y Vadillo; en Huelma un helicóptero pesado de extinción, mientras que en la pista de Cornicabral se ubicará un avión de carga en tierra.

Asimismo, el año hidro-meteorológico se ha caracterizado por moverse en valores normales, con la excepción de febrero que cerró con datos por debajo de la media. Las precipitaciones acumuladas durante el mes de marzo y abril han disminuido la disponibilidad del combustible para los incendios, pero no han contrarrestado el déficit hídrico acumulado por la vegetación. De ahí que la masa forestal no llega a los meses de alto riesgo en las mejores condiciones posibles de humedad. En cuanto a las temperaturas, febrero y marzo fueron calurosos con valores excepcionalmente altos, llegándose a superar los 30 grados centígrados en el valle del Guadalquivir. Esta circunstancia se ha repetido a principios de mayo, mes que en su conjunto tendrá valores por encima del umbral de referencia.

Balance de incendios.

Hasta la fecha, desde el 1 de enero y hasta el 31 de mayo, apenas ha existido incidencia de fuegos. Se contabilizan solo 12 conatos, afortunadmente, sin relevancia en cuanto a superficie afectada (0,3 hectareas). Se trata de una situación derivada tanto de las excepcionales circunstancias derivadas de la crisis sanitaria con falta de actividades agrícolas y forestales y, de otro, por la buena climatología de abril y principios de mayo.

El Gobierno de Andalucía inició en 2019 la modernización del Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (el Infoca), en el marco de la Revolución Verde que impulsa la Junta de Andalucía. Ese cambio continúa ahora, avanzando hacia el modelo de extinción 3.0 en incendios forestales, para dar respuesta a los fuegos de sexta generación, adaptándolo a las nuevas necesidades de protección del medio natural andaluz ante los efectos del cambio climático.

Labores preventivas.

Estos trabajos están ejecutados en los meses de peligro bajo y medio, cuando la mayor parte de los profesionales se dedica al Mantenimiento de Cortafuegos (tanto mecanizados como manuales), la realización de tratamientos selvícolas para reducir el combustible de los montes (diferentes obras forestales) y la mejora en caminos forestales. Entre estos trabajos destacan los de mantenimiento y la apertura de un total de 3.750 hectáreas de cortafuegos, que cuentan con un presupuesto provincial de 5,62 millones de euros o los dos expedientes de obras para la modernización y mejora de caminos forestales, uno de ellos destinado al Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

El compromiso del Gobierno andaluz con la prevención hace que se aumenten los esfuerzos en esta materia convencidos de que, junto al carácter preventivo de estos trabajos, constituyen un revulsivo económico forestal para las zonas en las que de desarrollan Con ese objetivo, el Gobierno de Andalucía trabaja en un Plan de Reactivación Económica Forestal, que comenzará a ejecutarse en este año, y que ha planificado un incremento de estos tratamientos hasta alcanzar, a nivel regional, 58.000 hectáreas durante dos años, con una estimación de 300.000 jornales y más de 1.300 empleos, teniendo prevista una inversión de 63 millones de euros.

El uso del ganado es otra baza para retirar combustible vegetal de aquellas zonas de difícil acceso. El programa RAPCA (Red de Áreas Pasto-Cortafuegos de Andalucía) dispone este año contratos directos con 43 pastores en 37 zonas de trabajo que están limpiando un total de 1.436 hectáreas hectáreas de líneas, áreas y fajas auxiliares. Pero la prevención de incendios no solo compete a las administraciones, los ciudadanos tienen también su parte de corresponsabilidad. De ahí que la ciudadanía, en general, como los propietarios de terrenos forestales se implican cada más en estas tareas de prevención.

Lucha contra el Covid-19.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano, recordó el apoyo del dispositivo del Plan Infoca a la lucha contra el Covid-19. Durante el mes de marzo, este dispositivo se incorporó a las labores de limpieza y desinfección en los municipios de la provincia. Tras recibir una formación especializada, 69 trabajadores, entre especialistas y técnicos, conformando un total de 8 grupos operativos de trabajo repartidos por la provincia de Jaén. Se sumaron a ellos técnicos y agentes de medio ambiente, con lo que el total de trabajadores de la provincia que participaron en tareas de desinfección Covid-19 asciende a 83 personas. A través de los procedimientos establecidos al efecto y a petición de los los ayuntamientos, el Centro Operativo Provincial recibió solicitudes de desinfección e intervino en 35 municipios con 181 intervenciones en centros de salud, estaciones de autobuses, mercados municipales, centros de mayores, plazas y otros espacios públicos, desde el día 7 de abril hasta el 9 de mayo.

“Es una labor que merece todo nuestro reconocimiento y el más profundo agradecimiento por el trabajo desarrollado por todo el personal del Plan Infoca, que me consta que es sentido y compartido por la sociedad jiennense. La capacidad de adaptación de estos hombres y mujeres a los nuevos retos profesionales convierte al colectivo en un elemento esencial ante las emergencias que puedan venir y un excelente servicio público para el mundo rural. Algo que, aunque ya sabíamos, han demostrado con creces”, afirmó la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano, durante su intervención en la reunión del comité asesor del Plan Infoca.

A %d blogueros les gusta esto: