Inicio Andalucía Escolares de Andújar aprenden a combatir la crisis climática en la oficina OMCEA.

Escolares de Andújar aprenden a combatir la crisis climática en la oficina OMCEA.

0

crisis climática
El concejal Juan Francisco Cazalilla junto a los escolares de Andújar. Foto: Ayto. Andújar.
La Concejalía de Sostenibilidad y Medio Ambiente a través de su oficina municipal para el clima y la energía de Andújar (OMCEA) ha abierto sus puertas para recibir a 85 escolares de secundaria del centro escolar Trinitarios de Andújar.

Los escolares se han trasladado a las dependencias municipales de la concejalía para conocer, de la mano de las Técnicas de la Oficina OMCEA, la importancia que tienen los pequeños gestos cotidianos para luchar desde el hogar y desde el colegio contra el cambio climático.

“Esta visita de los escolares a la Oficina municipal para el clima y la energía es la prueba de que OMCEA está concebida como un espacio abierto a toda la vecindad para el intercambio y transmisión de conocimiento científico-técnico e información cercana, útil y pragmática, que sirva realmente para que cualquier ciudadano y de cualquier edad, sepa con qué armas se puede combatir el cambio climático, y hacerlo además desde su propio ámbito de decisión”, ha señalado el concejal del área, Juan Francisco Cazalilla.

Este primer contacto de OMCEA con el mundo escolar, era fundamental para que los objetivos de lucha contra el cambio climático, establecidos por las Naciones Unidas para la Agenda 2030, comiencen a ser una realidad medible y evaluable en Andújar.

En esta actividad educativa los escolares de secundaria han conocido como ahorrar energía, como optimizar el cotidiano uso de la luz de forma sencilla con pequeños gestos diarios, han comprobado el coste de la factura de la luz y han relacionado el consumo de energía con el cambio climático.

Como ha explicado el responsable municipal “el cambio climático nos concierne a todos, por eso para nuestra Concejalía es vital la participación de “os adultos del mañana”. “Es importante que conozcan de donde procede la energía que consumen, ponderen el precio de la misma y como se relaciona su uso inadecuado con los fenómenos climáticos extremos, y hacerlo todo ello de forma didáctica y propositiva. No olvidemos que ellos no son responsables de recibir un planeta cada vez más deteriorado, aunque sí pueden lograr que se modifiquen actitudes y pautas en sus entornos más próximos”, ha concluido.

A %d blogueros les gusta esto: