www.andujardigital.es

La escritora Dagmar de Mendieta dona a la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir 50 libros de sus cuentos «Traslaluna».

Escrito por Redacción Andújar el 19 junio 2019

Hospital Alto Guadalquivir

Una niña lee estos cuentos en el Hospital. Foto: Junta de Andalucía.

La escritora y filóloga Dagmar de Mendieta ha donado recientemente al proyecto ‘Libroterapia’ de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir -que gestiona los hospitales comarcales de Andújar y Montilla y los de Alta Resolución de Puente Genil y Valle del Guadiato, en Córdoba, y Sierra de Segura, Alcaudete y Alcalá la Real, en Jaén- 50 ejemplares de su libro de cuentos ‘Traslaluna’. Ello ha sido posible gracias al contacto realizado desde el Área de Biblioteca y Archivo con la autora para lograr que los menores que pasen por las instalaciones de dichos centros tengan una estancia más cálida y agradable, contribuyendo a hacer más llevaderos estos momentos.

Según señala de Mendieta, “este proyecto va dirigido a niños de todo el mundo, sin le-vantar fronteras entre los distintos orígenes, culturas o religiones. La intención era y es lograr una base de comprensión y apertura que nos sirva para intentar encontrarnos y comprendernos los unos a los otros sin prejuicios”, señala Dagmar.

La obra consta de 14 cuentos para niños que, desde el sabor de los cuentos clásicos, po-nen de relieve la importancia de la educación en valores como eje fundamental de una convi-vencia más enriquecedora, más tolerante y, en definitiva, más humana. A través de diferentes culturas y países, la autora muestra de forma divertida las ventajas de la amistad, la solidaridad o la colaboración, entre otros. Utilizando escenarios de todo el mundo, -el lejano Oeste, Australia, México o Japón-, los personajes llevan al lector a defender el medio ambiente y la naturaleza, así como luchar por la justicia. Sus personajes –simpáticos koalas, veloces caballos con las crines doradas, tejones y cigüeñas son sólo algunos de ellos- hacen soñar y enriquecen la fantasía de los más pequeños.

Apunta la autora que “se trata de una obra nacida del corazón que pretende sumergir a los más pequeños en un viaje por la imaginación” y convertir, según sus palabras, “la literatura infantil en un refugio precioso para los niños, para soñar y dejarse apasionar por el mundo de la fantasía y la creatividad, desde la convicción de que un mundo mejor es posible”.

En la introducción de este libro entrañable tanto por sus historias, como por sus ilustra-ciones y por cómo se ha fraguado el proyecto, su autora narra a los pequeños lectores cómo se originó la obra, y les explica que surgió en un espacio rodeado de naturaleza, en un paraíso personal, donde ella, con sus hijos, jugaban a inventar historias y cuentos “sacados de la cabeza” o inventados. Investigaban e imaginaban cómo sería vivir en otros países, con otras culturas y religiones, etc. Cada narración tiene un mensaje positivo y esta obra es un reto para los niños, una invitación a su descubrimiento.

El libro cuenta con unas preciosas ilustraciones realizadas por los hijos de la autora. Se-gún destaca, “cada uno tenía sus preferencias: a Victoria le gustaba dibujar personas; a Cristina animales; y a Álvaro, mundos enteros, situaciones o paisajes. Para hacerlo han utilizado lápices de colores”.

Los responsables de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir han agradecido a la escritora su donación altruista a favor de los niños que sean atendidos sus hospitales públicos.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: