www.andujardigital.es

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Alto Guadalquivir, acreditada por la Sociedad Española de Cardiología.

Escrito por Redacción Andújar el 25 marzo 2019

Hospital de Andújar

El equipo completo de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del centro hospitalario andujareño. Foto: Junta de Andalucía.

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Alto Guadalquivir, de Andújar, ha recibido la acreditación de Excelente de manos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Este galardón reconoce la excelencia en la atención sanitaria en este área a través del cumplimiento de unos estándares de calidad establecidos por dicha organización científica, dentro del programa SEC-EXCELENTE, en lo que se ha denominado “el circulo virtuoso de la Calidad” (medir, comparar con estándares, auditar para mejorar, y finalmente acreditar).

El centro hospitalario andujareño se une así a los otros 9 hospitales de otras comunidades autónomas -dos de ellos andaluces: el Complejo Hospitalario de Jaén y el Hospital Universitario San Cecilio- acreditados por cumplir los estándares de calidad en la labor asistencial en esta enfermedad.

El Hospital Alto Guadalquivir solicitó la acreditación en enero de 2018, culminándose el proceso en mayo de ese mismo año. Durante estos meses se ha aportado documentación de cómo está organizada la Unidad de Rehabilitación Cardíaca, cómo son las vías de atención de pacientes con esta patología desde que se va de alta del hospital, las visitas programadas en la Unidad, la atención llevada a cabo por el personal de enfermería, la participación en sesiones de formación tanto para pacientes como cuidadores y la coordinación con Atención Primaria. También se han analizado las vías de actuación en situaciones especiales para atención urgente en pacientes durante la realización del ejercicio físico.

Según indican las responsables de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca, Carmen Rus Mansilla y Elvira Fernández Morales, “la Rehabilitación Cardíaca es el conjunto de actividades sanitarias que ayudan a la recuperación del paciente que sufre una enfermedad cardíaca. La Unidad está coordinada con otras consultas específicas como la de Riesgo Cardiovascular Elevado, y con otras Unidades como la de Insuficiencia Cardíaca”.

Precisamente, la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del hospital andujareño -puesta en marcha en 2006- también posee la acreditación de Excelente de la Sociedad Española de Cardiología, que recibió en julio del pasado año, junto a otros 23 hospitales de 11 comunidades autónomas.

Atención a pacientes.

El hospital andujareño fue el primer hospital comarcal en instaurar una Unidad de Rehabilitación Cardíaca en Andalucía. Ésta se conformó en el año 2008 y, desde entonces, se ha atendido en ella a más de 450 pacientes, en su mayoría varones, con una edad media de 60 años. Inicialmente estaba dirigida a pacientes que hubieran padecido un infarto de miocardio, pero posteriormente se ha ido ampliado a otras enfermedades, fundamentalmente a angina de pecho.

El equipo de profesionales que componen la Unidad de Rehabilitación Cardíaca incluye a todos los que participan en el proceso de atención a la enfermedad de corazón, entre los que se encuentran especialistas en Cardiología, Rehabilitación, personal de enfermería, fisioterapeutas, auxiliares de enfermería, intensivistas, internistas y Atención Primaria.

La creación de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca se encuadró dentro de las acciones que se desarrollaron dentro del Plan Integral de Atención a las Cardiopatías en Andalucía 2005-2009. En él cobraba una especial relevancia la prevención y la intervención en los estilos de vida fundamentalmente dirigidos a fomentar la adquisición de hábitos saludables, relacionados con una correcta alimentación, la práctica de ejercicio físico y, por supuesto, la deshabituación tabáquica.

La acreditación de la Unidades de Rehabilitación Cardiaca lleva asociada la realización de un registro nacional de pacientes que sufren este problema, lo que en el futuro permitirá analizar a nivel nacional los resultados en cuanto a mortalidad y reingresos de cada centro, y así comprobar la calidad de la asistencia prestada.

Reeducación y control del riesgo.

“El pilar fundamental de la rehabilitación cardíaca es la educación”, apunta la Dra. Rus Mansilla. “El estilo de vida occidental está llevando a numerosas enfermedades cardíacas y cardiovasculares, que con un cambio de hábitos podrían mejorar, corregirse y permitir al paciente una vida completamente normal”. Por este motivo, el programa completo de rehabilitación cardíaca consiste en varias charlas acerca de un correcto estilo de vida, entrenamiento en el ejercicio físico, manejo de la propia enfermedad y autocuidado.

Durante estos 10 años se ha conseguido un mejor control de factores de riesgo cardiovascular en los pacientes tratados: un 85% de control de hipertensión, el 73% de los fumadores dejan de fumar definitivamente y más del 80% de los pacientes continúan haciendo ejercicio físico regularmente. En la actualidad, los pacientes valoran el servicio con un alto nivel de satisfacción: alrededor del 93% de ellos lo evalúan como muy bueno y el 7% restante como bueno.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: