www.andujardigital.es

COAG Andalucía valora el esfuerzo de la Consejería de Agricultura por el relevo generacional y le pide agilizar los pagos.

Escrito por Redacción Andújar el 22 diciembre 2017

Campos de olivar en la Comarca de Andújar.

COAG Andalucía valora positivamente la publicación de la resolución de ayudas a la incorporación, que hará posible que 1.023 jóvenes andaluces se inicien en la actividad agraria. Se trata de la resolución de la 2ª convocatoria del período 2014-2020, que inicialmente contaba con 30 millones y para la que al final se aumentó el presupuesto, una petición que esta organización agraria venía realizando, por la constatación de la demanda existente y la imperiosa necesidad de fomentar el relevo generacional en nuestra región.

Esos 1.023 jóvenes reciben ayudas por un valor de 62,6 millones. Con el presupuesto inicial había fondos para 475 personas, por lo que ha habido un incremento importante. Ahora bien, hay que recordar que el 90% de estas ayudas viene directamente de Bruselas, de manera que con una aportación de “sólo” 6,2 millones se generan más de 1.000 empleos en el medio rural (a lo que hay que añadir la actividad asociada y el dinero que se recupera mediante los pagos a la Seguridad Social durante los cinco años mínimos de mantenimiento de la actividad agraria…).

Esta organización agraria reconoce el esfuerzo que la Consejería viene haciendo y el cambio de orientación de su política agraria, para dar prioridad (y presupuesto) al relevo generacional y a la modernización de explotaciones. Pero también ha criticado que, en ocasiones anteriores, las grandes expectativas se han convertido en frustración y, en muchos casos, en un perjuicio, porque la apuesta presupuestaria no ha venido acompañada de un cambio en el sistema de gestión que permita simplificar y agilizar los trámites.

En ese sentido, COAG Andalucía espera que los jóvenes que se van a incorporar puedan acceder a las ayudas con la mayor celeridad posible, y no tengan que esperar para recibirlas unos plazos que conviertan sus proyectos en inviables. Por ejemplo, la convocatoria de 2015 se resolvió en mayo de 2016, con un valor de 90 millones de los que se han pagado 37, de manera que hay jóvenes que dos años después de haber iniciado la actividad no han cobrado la totalidad de la ayuda, con lo que se incumple el objetivo de ésta, que pasa por apoyar al joven durante la primera fase de su incorporación a la actividad. Por eso, es imprescindible simplificar los procedimientos, realizando todos los controles oportunos pero evitando complicar y retrasar todo el proceso.

El relevo generacional es una cuestión clave y debe ser prioridad en la política agraria andaluza, como lo es también para la UE. Hay demanda y hay, ahora también, compromiso de la administración. Agilizar la gestión, simplificando los trámites y acortando los plazos es esencial.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: