Campiña Digital

www.andujardigital.es

El vicepresidente de la Junta avanza que en julio se presentará la propuesta para la inclusión de Memoria Histórica en el currículo formativo del profesorado.

Posted by Redacción Andújar en 3 julio 2017


La Dirección General de Memoria Democrática tiene proyectada la edición de trabajos específicos vinculados con la recuperación de la memoria histórica.

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, ha avanzado que está previsto que en el mes de julio se presente la propuesta de inclusión del tratamiento de la Memoria Histórica en la resolución que define las líneas prioritarias para el próximo curso, con el fin de proceder a su aprobación y posterior inclusión en los planes de formación de los centros del profesorado. Así se lo ha comunicado la Consejería de Educación a la Dirección General de Memoria Democrática, ha avanzado el vicepresidente.

En este sentido, ha recordado que, en la mayor parte de los países de Europa, el conocimiento de los hechos comprobados, como los campos de concentración y exterminio, están integrados en el currículo escolar obligatorio y que este hecho ha sido clave en el proceso de reconciliación de naciones enfrentadas y de construcción de la actual Unión Europea. Por este motivo, ha señalado que la ley andaluza establece que, para fortalecer los valores democráticos, la Consejería de Educación incluirá la Memoria Democrática en el currículo de la educación primaria, de la educación secundaria obligatoria, del bachillerato y de la educación permanente de personas adultas.

A tal fin, ha indicado que, en el mes de mayo, la Dirección General de Memoria Democrática mantuvo una reunión con la Dirección General de Profesorado y Gestión de Recursos Humanos de la Consejería de Educación en la que se solicitó la adopción de medidas para el cumplimiento de la Ley y que en julio se presentará la propuesta.

Así lo ha manifestado durante su comparecencia en la Comisión de Presidencia, donde ha informado de las líneas de actuación de la Consejería en la materia de Memoria Democrática hasta el final de la legislatura, y en la que ha explicado que éstas van a pivotar sobre el cumplimiento de lo estipulado por la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, aprobada hace tres meses por el Parlamento. En este sentido, ha indicado que “con carácter prioritario”, se trabajará en relación a su desarrollo reglamentario que contemplará la creación del Consejo de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía. Según ha avanzado, ya se está trabajando en dicho decreto “cuya aprobación resulta fundamental para que la ley pueda desplegar todos sus objetivos”.

Asimismo, ha indicado que van a continuarse los trabajos que vienen desarrollándose en fosas comunes de víctimas de la guerra civil y la dictadura “como máxima expresión de las acciones encaminadas a la recuperación de la Memoria Histórica y Democrática en la comunidad”. En este sentido, ha recordado que, desde 2015 -cuando fueron recuperados en una docena de intervenciones más de 300 cuerpos- y hasta este momento han aumentado “de forma considerable y progresiva” tanto el número de intervenciones, como la partida presupuestaria que cuenta, para este ejercicio, con una dotación de 338.000 euros.

Consignación adecuada.

En este sentido, ha indicado que esta dinámica “no sólo va a continuar sino que va a fortalecerse, en línea al propio compromiso mostrado por la presidenta de la Junta ante esta Cámara, para que la Ley de Memoria Democrática cuente, en los próximos Presupuestos de la comunidad autónoma, con una consignación adecuada para que pueda cumplir la importante tarea que tiene asignada”.

El vicepresidente ha indicado que el año 2016 fue el escenario de mayor impulso a las actuaciones específicas en fosas, con la aprobación del desarrollo de 37 intervenciones en la comunidad. Según ha indicado, en todas ellas se ha trabajado o se trabaja en la indagación y la investigación histórica, la localización y delimitación de fosas, la exhumación y estudio antropológico de los cuerpos y la toma de muestras a víctimas y familiares y posterior proceso de identificación genética y ha señalado los “resultados positivos, en todos ellos, en cuanto a la aparición de víctimas”.

Así, ha indicado que se han desarrollado actuaciones en Guadalcázar y Lucena (Córdoba), Marmolejo (Jaén), Colmenar (Málaga) y Palomares del Río (Sevilla), así como las que actualmente se llevan a cabo en Castro del Río y Monturque (Córdoba), Álora (Málaga) y Camas (Sevilla). De la misma forma, ha anunciado que van a acometerse en un futuro próximo intervenciones en los municipios de San Fernando (Cádiz), Cúllar Vega y Padul (Granada), Campofrío y Nerva (Huelva), Alfarnate, Cártama, de nuevo Colmenar y Villanueva de la Concepción (Málaga) y Fuentes de Andalucía (Sevilla).

Al margen de todo ello, ha apuntado que se han concluido trabajos de identificación genética correspondientes a intervenciones desarrolladas con anterioridad en varios municipios de Andalucía y que, en estos días, se están entregando a los familiares interesados, culminándose en algunos casos la finalidad reparadora que se persigue con las víctimas y sus familiares.

Banco de ADN.

Según ha explicado, esta acción se lleva a cabo en base a un convenio marco firmado el pasado año entre la Junta y la Universidad de Granada para la creación de un gran Banco de ADN de víctimas de la guerra civil y la dictadura en Andalucía y con el que, ha destacado que “nos adelantábamos a lo que mandata la propia ley andaluza”. En el marco de este convenio, ha explicado que ya se han iniciado los trámites necesarios para realizar la firma de un convenio específico destinado, entre otros, a los trabajos de identificación genética de víctimas y familiares y a la creación de un Banco de Datos de ADN de víctimas de la guerra civil y la dictadura en Andalucía.

Respecto a las peticiones de familiares, ha indicado que no dejan de llegar nuevas solicitudes, que deben pasar por la valoración de un nuevo Comité Técnico de Coordinación que está previsto sea convocado para la segunda semana de julio. En concreto, ha explicado que se trata de una quincena de nuevas peticiones “que nos hacen ver cómo es más necesario que nunca el impulso que desde este Gobierno se da a las políticas públicas de Memoria desde 2001, y cómo éste puede ser más efectivo, debido a su transversalidad, desde esta Consejería, y para los años siguientes”.

Además de las actuaciones en fosas, el vicepresidente ha explicado que otra de las grandes líneas de actuación que se llevan a cabo son las relacionadas con los Lugares de Memoria Democrática de Andalucía. En este sentido, ha indicado que, hasta el momento, han sido declarados como 50 espacios a lo largo de la comunidad. A este respecto, ha destacado que los primeros fueron la casa de Coria del Río de Blas Infante y el lugar de su fusilamiento.

Al margen de estos 50, ha indicado que se encuentran en proceso de valoración de 59 nuevos espacios sobre los que el Grupo de Trabajo de Lugares de Memoria Democrática de Andalucía tiene que emitir el correspondiente informe para continuar los trámites que puedan concluir en su aprobación por acuerdo de Consejo de Gobierno.

Asimismo, ha señalado que, desde la Dirección General de Memoria Democrática, se colabora, principalmente, con ayuntamientos y entidades memorialistas para la fabricación de placas conmemorativas o construcción de monumentos, destinados al homenaje y recuerdo a las víctimas de la represión franquista. En este sentido, ha explicado que está previsto participar en las acciones que lleven a cabo los municipios de San Juan del Puerto (Huelva), El Coronil, Puebla de Cazalla y Almadén (Sevilla), Cañete la Real (Málaga) y, sobre todo, el denominado como ‘Rejas de la Memoria’, en la capital granadina.

Acciones para la difusión.

Finalmente, ha explicado que otra de las líneas de actuación en la que se trabaja y en la que se va a continuar avanzando es en la difusión de la memoria democrática, que, en su opinión, se constituye como un instrumento de pedagogía y divulgación para la visibilización, para la asimilación, la concienciación social y la no repetición de la barbarie.

Para ello, ha explicado que la Dirección General de Memoria Democrática organiza o colabora en la edición de libros, jornadas científicas, conferencias o proyectos de investigación, y también, apoya a colectivos memorialistas que presenten proyectos de este tipo mediante subvenciones en régimen de concurrencia competitiva. Jiménez Barrios ha explicado que esta línea de actuación ha visto aumentada de manera progresiva su partida presupuestaria, en estos dos últimos años, lo que ha posibilitado que numerosas asociaciones de memoria hayan podido desarrollar diversas actividades de difusión. Entre ellos, ha citado un proyecto “ambicioso” como ‘Todos Los Nombres’, que dispone ya de una base de datos que está a punto de superar las 100.000 víctimas.

Igualmente, ha indicado que la Dirección General de Memoria Democrática tiene proyectada la edición de trabajos específicos vinculados con la recuperación de la memoria histórica, entre ellos y de forma especial los relacionados con las actuaciones específicas desarrolladas en fosas, y que se concretan a través de los informes finales presentados por los equipos técnicos.

En definitiva, ha señalado que se trata una acción de gobierno que “contribuirá a reforzar nuestra cultura democrática y a fortalecer nuestra convivencia bajo la reparación de las víctimas y el reconocimiento de todos aquellos que lucharon en defensa de las libertades y derechos fundamentales de los que hoy disfrutamos”.

Sorry, the comment form is closed at this time.