Inicio Andújar Tráfico pone en marcha el próximo lunes una campaña especial de vigilancia y control de velocidad.

Tráfico pone en marcha el próximo lunes una campaña especial de vigilancia y control de velocidad.

0

operaciontriunfalLa Dirección General de Tráfico va a iniciar el próximo lunes, día 20, una campaña especial de vigilancia de la velocidad, que se prolongará hasta el 26 de este mismo mes. Con esta operación Tráfico quiere concienciar a los conductores a que respeten los límites de velocidad establecidos, porque es esencial para reducir la siniestralidad.

En la última campaña llevada a cabo para este objetivo, en abril de este año, fueron controlados en las carreteras de la provincia 10.354 vehículos, de los que 710 fueron denunciados por exceso de velocidad. A estos resultados hay que sumar los controles que las policías locales realizaron en su ámbito de actuación, colaboración muy importante ya que con ella se unifica el mensaje de respeto de los límites de velocidad establecidos, independientemente de la vía por la que se circule.

La Jefatura Provincial de Tráfico ha confeccionado la programación de la campaña teniendo en cuenta los tramos de carretera en los que se intensificarán los controles, principalmente en carreteras convencionales, que son aquellos cuyo trazado les hace susceptibles de que se produzcan accidentes por circular a velocidad inadecuada y también en los que se contabilizan más infracciones por ese motivo. Siempre que sea posible, tanto los paneles de señalización variable como las pantallas alfanuméricas de los vehículos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil que se encuentren en las inmediaciones, advertirán a los conductores de la existencia próxima de controles.

Al hilo de esta campaña, el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, ha informado de que durante la misma habrá un importante aumento de los controles de velocidad en carretera, con utilización del máximo número de medios humanos y materiales disponibles; además, y como suele ser habitual, desde la Jefatura Provincial de Tráfico se ha invitado a los ayuntamientos a sumarse a la campaña, de modo que también en las vías urbanas se vigilen estos comportamientos.

Asimismo, Juan Lillo ha pedido a los conductores que sean conscientes del peligro que supone circular a una velocidad excesiva y superar las limitaciones fijadas, recordando que en el 22% de los casos de accidentes mortales en carretera se apreció la velocidad como un factor concurrente y que llevar una velocidad adecuada podría evitar prácticamente una cuarta parte de los muertos en accidentes de tráfico.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, los peatones incurren en un riesgo de en torno al 80% de morir atropellados a una velocidad de impacto de 50 Km/h, mientras que el riesgo se reduce a un 10% con una velocidad de 30 km/h. A partir de una velocidad de 80 km/h las posibilidades del peatón de no resultar muerto son prácticamente nulas. Por su parte, para los ocupantes del automóvil, el llevar puestos los cinturones de seguridad puede proporcionarles protección para una velocidad máxima de 70 km/h en impactos frontales y de 50 km/h en laterales.

120 KM/H SIGUE SIENDO EL MÁXIMO PERMITIDO.

La velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías sigue siendo 120Km/h. En carreteras secundarias, de 100 km/h o 90 km/h en función de la anchura del arcén y en vías urbanas dicha velocidad genérica es de 50 km/h.

Por tanto, y teniendo en cuenta estas velocidades, establecidas en el Reglamento General de Circulación, los conductores que las incumplan estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

En el caso de que el exceso de velocidad fuera superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, el Código Penal lo tipifica como delito y es castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

A %d blogueros les gusta esto: