Campiña Digital

www.andujardigital.es

Apicultores de la provincia de Jaén inician una campaña con previsiones a la baja.

Posted by Redacción Andújar en 31 mayo 2015


Andújar.

Andújar.

Los apicultores de la provincia de Jaén se encuentran ya en plena campaña de recolección de la miel. El núcleo más importante se localiza en la comarca de Andújar –ahora se está recolectando la miel de sierra en Sierra Morena-, que reúne alrededor de 21.000 colmenas (de las 36.000 que hay en la provincia).

El responsable de Apicultura de COAG-Jaén, Tomás Torralba, apunta que «ahora mismo es un mal momento porque el calor de mayo ha hecho mucho daño a las flores». Habla incluso de una «primavera quemada por el calor». «Desgraciadamente no es algo nuevo, sino algo que llevamos ya viviendo cinco o seis años», apunta Torralba. «Las primaveras no terminan de cuajar debido a que el calor propio del verano se adelante». En este sentido, tiene muy claro que «el efecto invernadero está haciendo mucho daño y lo estamos viendo en las flores, que están siendo unas de las grandes perjudicadas, y también en las abejas».

Los apicultores están recolectando la miel de romero y alguna de la variedad milflores. «La miel de sierra habitualmente se recogía en el mes de junio, pero ahora con el calor se tiene que adelantar la recolección», añade.

Ante este panorama, los apicultores confían en que la segunda cosecha, la que se realiza una vez realizada la trashumancia de las colmenas en el girasol, pueda salvarse, aunque «no sabemos qué ocurrirá si siguen las altas temperaturas y no llueve algo”.
La campaña pasada tampoco hubo una buena producción, ya que se recogió de cada colmena entre 12 y 14 kilos de miel, lo que hizo que hubiera una producción de unos 430.000 toneladas en la provincia. La cantidad finalmente se elevó respecto a la inicialmente prevista porque «la campiña se salvó al llover en mayo», explica Torralba. «Estamos aún con la incertidumbre de lo que ocurrirá este año.

Andújar es el segundo lugar de la comunidad autónoma andaluza por producción de miel. A nivel de calidad, destaca la variedad de miel de mil flores, una de las más valoradas a nivel internacional por su amplia y singular diversidad, reflejo de la biodiversidad del Parque Natural Sierra de Andújar, el bosque mediterráneo mejor conservado del sur de Europa.

Competencia de China.

Uno de los principales problemas del sector es la entrada de producto de otros países. En 2014, casi 7 de cada 10 kilos de miel que entraron en fronteras españolas provenía de China. «Desde ese año, las importaciones de miel china de baja calidad se han multiplicando por 5, superando por primera vez las 15.000 toneladas en la campaña pasada», según hemos denunciado desde COAG. «La importación de esta miel supone una competencia desleal para los apicultores españoles, ya que la legislación china permite el uso de productos fitosanitarios y antibióticos prohibidos en la UE», añade.

Movilizaciones.

Por otra parte, COAG movilizará a cientos de apicultores el próximo miércoles, 3 de junio, ante las puertas de la Consejería de Agricultura. De este modo, los apicultores andaluces mostrarán su rechazo a una agroambiental “nefasta”, que supone un desprecio al sector. Esta misma semana, COAG Andalucía exigió la retirada de la medida y su reelaboración de una forma justa y coherente. Pero la Consejería persiste en su error y hoy ha salido publicada en BOJA la Orden de agroambientales sin introducir cambios en la línea de apicultura.

Esta organización agraria reitera que el planteamiento de la Consejería supone un desprecio al sector con criterios arbitrarios e indemostrables y compromisos difícilmente asumibles. También criticamos el proceso de elaboración de dicha medida, con continuos cambios y borradores, muchos de los cuales no han sido consultados ni consensuados con el sector.

Así, COAG Andalucía no entiende por ejemplo que en el borrador que se sometió a alegaciones el único criterio de priorización de las ayudas fuera el número de colmenas, y posteriormente, de manera unilateral y sin consulta previa al sector, se añadiera una serie de requisitos cuyo cumplimiento, o más bien la forma de demostrarlo, resulta arbitraria y poco efectiva.

La Orden plantea que tendrá prioridad el apicultor que tenga mayor número de colmenares en Red Natura 2000 o en superficie adehesada, pero para demostrarlo pide una declaración del propio apicultor de que el día 1 de marzo de 2015 (fecha escogida de modo caprichoso) sus colmenares estaban en esos terrenos. Este criterio podría servir para apicultores estantes pero no para la mayoría, que son transhumantes. No tiene sentido escoger al azar una fecha, sin que importe dónde estuvieran los colmenares un día antes o después, ni tampoco el número de días que esas colmenas han permanecido en Red Natura o en superficie adehesada. Tampoco se exige ningún tipo de documento que verifique la declaración. En la práctica, pueden darse casos extremos de apicultores profesionales, con varios cientos de colmenas, que queden excluidos de la ayuda a pesar de estar en Red Natura o en superficie adehesada (pero que no estuvieron concretamente en la fecha elegida), mientras la reciben personas que tienen la apicultura como afición y que no viven de ella y tienen pocas colmenas pero las tuvieron en Red Natura o en superficie adehesada (o declaren haberlas tenido).

Por otra parte, en lo que respecta a los compromisos que deben cumplir los beneficiarios de las ayudas, la Administración elude la responsabilidad de registrar la ubicación de los colmenares y exige que sea el propio apicultor el que entre en el sistema informático, con una clave que se le facilita, y que introduzca todos los datos. No se tiene en cuenta que los apicultores no tienen por qué tener conocimientos informáticos ni conexión o equipos adecuados.

Por todo ello, COAG Andalucía movilizará el próximo miércoles, 3 de junio, a cientos de apicultores de todas las provincias ante las puertas de la Consejería de Agricultura.

Sorry, the comment form is closed at this time.