www.andujardigital.es

Cerca de 16.000 jiennenses con problemas económicos recibieron ayudas de la Diputación a lo largo de 2013.

Escrito por Redacción Andújar el 3 febrero 2014

La diputada de Igualdad y Bienestar Social explica el incremento en el programa de ayudas económicas familiares.

La diputada de Igualdad y Bienestar Social explica el incremento en el programa de ayudas económicas familiares.

Ante una delicada situación social y económica de muchas familias jiennenses, una respuesta contundente y ajustada a las necesidades de la población por parte de la Diputación de Jaén. Así se resume el ingente esfuerzo que la Administración provincial realizó en 2013 para atender los problemas económicos y las dificultades para cubrir sus necesidades básicas de miles de familias y personas durante el pasado año, cuando ayudó a través de sus programas de ayudas económicas familiares, emergencia social y alimentación infantil a cerca de 16.000 jiennenses y más de 4.000 familias, según ha precisado la diputada de Igualdad y Bienestar Social, Adoración Quesada, quien ha ofrecido esta mañana un balance de estos tres programas a los que se destinó más de un millón de euros de presupuesto.

Con estas ayudas, como ha detallado la diputada, “facilitamos a las familias que puedan adquirir alimentos, ropa, calzado, medicamentos, material escolar, transporte, pagar el alquiler, recibos de la luz, del agua…”, “necesidades básicas entre las que también están las de los recién nacidos, porque con el programa de alimentación infantil se pueden retirar de las farmacias productos alimenticios para menores de 0 a 12 meses”. Además de este programa, la Corporación provincial concede a través de los 14 Centros de Servicios Sociales que tiene repartidos por la provincia otros dos, denominados “ayudas económicas familiares” y de “emergencia social”.

Las primeras son “prestaciones económicas de carácter temporal y preventivo que se conceden a familias con menores a su cargo que presentan falta de recursos económicos para garantizar la atención de sus necesidades básicas, unas familias que reciben una atención y un tratamiento permanente por parte de nuestros equipos especializados”, ha explicado Quesada, quien ha diferenciado estas ayudas de las de emergencia social en que “estas últimas son prestaciones económicas individualizadas destinadas a paliar contingencias extraordinarias a personas con graves carencias económicas para hacer frente a gastos relacionados con la atención de necesidades básicas”.

La responsable de Igualdad y Bienestar social ha puesto el acento en “el gran esfuerzo que ha hecho la Diputación para atender una situación de crisis tan fuerte que, además, se ha visto empeorada por la mala campaña de aceituna del año pasado”. Así, ha recalcado el incremento presupuestario en el programa de ayudas económicas familiares, que se ha elevado hasta los 349.895,26 euros, un 245,73% más que en 2012. Con este programa se atendió a 337 familias y 759 niños y niñas, conceptos que experimentaron un aumento de un 617% y un 466% respecto al ejercicio anterior, una mayor atención que también ha sido posible “gracias al decreto de exclusión social de la Junta de Andalucía y a la labor de todos los trabajadores de nuestros Centros de Servicios Sociales, que con la misma plantilla han tenido que tramitar muchas más solicitudes y expedientes”, ha apostillado Quesada.

En cuanto al programa de emergencia social, la diputada ha repasado los datos globales de 2013, año en el que se concedieron más de 250.000 euros a 2.457 familias, lo que supone un crecimiento de un 84% en el presupuesto y de un 53% en las familias atendidas. Estas ayudas, que se gestionan en colaboración con los consistorios menores de 20.000 habitantes, “se modificaron a mitad de año –según ha matizado Adoración Quesada– porque este programa lo sufragaba en un 75% la Diputación y el resto los ayuntamientos, y como vimos que estaban sobrecargados decidimos mantener la cuantía de estas ayudas de emergencia social pero asumiendo un mayor porcentaje del coste, hasta el 90%”.

El tercer programa que gestiona la Diputación para responder a las necesidades de familias con dificultades económicas, el de alimentación infantil, también necesitó modificarse el pasado año porque “el presupuesto se agotó antes de acabar el ejercicio, por lo que tuvimos que aumentarlo en un 8%, hasta los 409.779 euros”, ha resaltado Quesada, quien ha apuntado que del mismo se beneficiaron 1.308 menores y 1.290 familias, que recibieron una ayuda media de 313 euros.

En definitiva, con estos tres programas “cerca de 16.000 hombres y mujeres de Jaén y más de 4.000 familias que lo están pasando mal han recibido una ayuda por parte de la Diputación que les ha permitido, junto a otros programas de la Junta o el propio Plan de Empleo de la Diputación, capear una difícil situación económica”, ha concluido la diputada.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: