Inicio Andújar Escolares de Andújar aprenden cómo vivían íberos y romanos la pérdida de un ser querido.

Escolares de Andújar aprenden cómo vivían íberos y romanos la pérdida de un ser querido.

0

El taller acercó los ritos funerarios íberos y romanos a los escolares de Andújar.
El taller acercó los ritos funerarios íberos y romanos a los escolares de Andújar.
Acercar los Museos a toda la sociedad y especialmente a los escolares es una de las principales líneas de trabajo de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Andújar. Dentro de ella, el pasado jueves se celebró una ambientada “Noche del Miedo en el Museo” en el Museo Arqueológico Profesor Sotomayor para dar a conocer a los escolares cómo se vivía en las épocas íbera y romana la pérdida de un ser querido. El objetivo fue atraer a los escolares a pasar una velada divertida, con contenido histórico y cultural relacionado con la festividad de Todos los Santos.

Así, los participantes inscritos conocieron las piezas de la colección del museo relacionadas con antiguos ritos funerarios romanos e íberos. Espadas íberas, máscaras y restos de antiguas construcciones funerarias halladas en nuestro término municipal despertaron el interés de los escolares, que realizaron multitud de preguntas. Y es que el taller tenía como finalidad acercar los ritos funerarios íberos y romanos, sus mitos y creencias a través de distintas piezas que conforma la colección del museo, para luego continuar repasando las costumbres populares actuales, analizando paralelismos y semejanzas.

Los asistentes pudieron comprobar cómo muchas de las costumbres actuales ya se guardaban en época íbera o romana y otras han quedado atrás. Por ejemplo, en el Imperio Romano era común que las familias medias y humildes pagaran un seguro para garantizarse un enterramiento digno. Asimismo, se contrataba a profesionales para preparar los restos del finado antes de su velatorio e inhumación, en los que se guardaban hábitos similares a los actuales. Tradiciones como el enterramiento del soldado íbero con su espada, o la tradición romana de abanicar y salvaguardar del sol con una sombrilla al finado, también fueron abordadas.

La velada finalizó con un taller creativo de confección de máscaras, que cada niño se llevó a su casa, junto a una calabaza de barro creada por el taller de Cerámica municipal. La concejala de Cultura, Delia Gómez, se acercó al Taller y compartió los trabajos para realizar las máscaras con diferentes alumnos. Para la concejala, es fundamental que los Museos se adapten a los gustos e inquietudes de los escolares, de forma que supongan un atractivo para que los visiten y puedan conocer a fondo la cultura de Andújar.

El Palacio de los Niños de Don Gome fue decorado para la ocasión, con diferentes ambientes fantasmagóricos, cargados con la imaginación e ilusión del equipo de Cultura. La leyenda de Don Gome estuvo presente durante toda la velada, especialmente al final, cuando, durante unos instantes, se apagaron las luces sin motivo aparente.

A %d blogueros les gusta esto: