Inicio Andújar La gestión económica avanzó en transparencia y optimización de recursos, dando respuesta a las empresas proveedoras.

La gestión económica avanzó en transparencia y optimización de recursos, dando respuesta a las empresas proveedoras.

0

El concejal de Economía y Hacienda de Andújar, Manuel Fernández.
El concejal de Economía y Hacienda de Andújar, Manuel Fernández.
“La crisis económica que vivimos, y que en los últimos dos años ha mostrado la peor de sus caras, no solo ha afectado a los vecinos y empresas, sino también a las administraciones. Instituciones, que se han visto en la obligación de hacer más con menos, iniciando un periodo en el que la optimización de los recursos, la austeridad en el gasto y el espíritu de corresponsabilidad y solidaridad son determinantes a la hora de gestionar el dinero público”. El concejal de Economía y Hacienda, Manuel Fernández, ha ofrecido este diagnóstico de la situación actual al inicio de su comparecencia para hacer balance de los dos primeros años de la legislatura. Dos años “difíciles” en los que el Gobierno Municipal marcó como objetivos prioritarios garantizar las políticas municipales, los servicios públicos y la nómina de los trabajadores y, a la vez, dar respuesta, de forma paulatina, a las empresas proveedoras. Un compromiso que se concretó con la operación de crédito para liquidar deuda por un total de 12 millones de euros, con el pago más de 4.200 facturas de 600 empresas, contribuyendo a mantener más de 2.500 empleos.

Columna vertebral.

La gestión económica ha sido calificada por el concejal como “la columna vertebral de todas y cada una de las políticas que se llevan a cabo desde las distintas áreas municipales”. Una labor que ha cumplido sus objetivos, gracias a la colaboración del equipo de Gobierno y al trabajo y compromiso de todo el personal del Área Económica, ha asegurado Manuel Fernández. Ello ha permitido un grado de realización del 90%, de las propuestas incluidas en el programa de Gobierno en este campo, balance que el responsable de la Economía del Ayuntamiento ha ofrecido “desde la humildad, y el reconocimiento de que queda mucho por hacer y mejorar”.

La gestión se ha llevado a cabo en un marco de austeridad en el gasto que, según ha destacado el concejal, supone “el único camino para seguir construyendo el futuro, para ser una administración con solvencia sostenida en el tiempo que pueda seguir dando respuesta a los vecinos, a las empresas y a los trabajadores municipales”. Así, el Gobierno Municipal impulsó el Plan de Saneamiento Económico-Financiero para los años 2012 a 2014 y aprobó el Plan de Ajuste acometido dentro del Plan de Pago a Proveedores.

Asimismo, el trabajo del área de Economía y Hacienda ha supuesto un gran avance en trasparencia “porque gestionamos dinero público y cada vecino tiene derecho a saber en qué y cómo se gasta”, ha subrayado Fernández. Como muestra, el concejal ha aludido a la aprobación del presupuesto del ejercicio 2011 en el primer pleno después de las elecciones (no pudo aprobarse antes por falta de apoyo de la oposición), y a la aprobación en “tiempo y forma” de los presupuestos de 2012 y 2013. A ello se añade el escrupuloso cumplimiento de los plazos reglamentarios para liquidar los presupuestos de los ejercicios 2010, 2011 y 2012. Por último, en este apartado es relevante la aprobación de las Cuentas Generales tanto de 2010 como de 2011.

Más de 100.000 euros mensuales, gracias a Rajoy.

Además, ha relatado el concejal, en los dos últimos años se han optimizado los recursos municipales y gestionado la liquidez para mejorar la capacidad de respuesta en las obligaciones de pago. Manuel Fernández ha querido subrayar “la apuesta que el Gobierno de la nación del Partido Popular está realizando para dotar a los Ayuntamientos de mecanismos que articulen una mejor respuesta a las empresas proveedoras. Empresas que están sosteniendo el empleo y que necesitan el compromiso de la Administración Local”. Así, el edil de Economía y Hacienda ha mencionado el anticipo del 50% de la liquidación de 2010 de los Impuestos del Estado, al aumento del fraccionamiento de 60 a 120 mensualidades de las liquidaciones de dichos impuestos de los ejercicios 2008 y 2009, “cuyos presupuestos expansivos fueron aprobados por el anterior Gobierno socialista, tratando de ocultar una crisis económica que era más que visible para todos”, y el aumento para este año 2013 de un 7% en la dotación mensual en el P.I.E. Medidas que han permitido que la liquidez municipal aumente por estos conceptos en más de 100.000 euros mensuales.

Al final de 2011 y principio de 2012, El Ayuntamiento refinanció préstamos a largo plazo por casi 14 millones de euros para propiciar también un mayor grado de liquidez, una vez aprobó en noviembre de 2011 la concertación de la operación de crédito para el pago a proveedores. Esto ha supuesto la reducción de la deuda comercial del Consistorio, que tras la liquidación del ejercicio 2012 arrojó una cantidad positiva en más de 393.000 euros en su remanente de tesorería total, y permitió que el que Remanente de Tesorería para gastos generales se haya reducido en más de 8.300.000 euros, es decir un 66% respecto a la misma cantidad de 2011.

En los dos últimos ejercicios, la Concejalía de Economía y Hacienda ha impulsado una filosofía de corresponsabilidad y solidaridad en los tributos y tasas municipales, con las Ordenanzas Fiscales 2012 y 2013, que han servido para nivelar ciertos servicios públicos. “Se trata de trasladar el coste que paga el Ayuntamiento por el servicio al consumidor real del mismo”, ha asegurado el concejal.

El principio de solidaridad ha motivado que no subieran las tasas que inciden en el desarrollo económico de la ciudad y no se elevaran más allá del IPC –a pesar de arrojar déficit- otras tasas con marcado carácter social.

Solidaridad con las familias.

Asimismo, las bonificaciones han personalizado esa filosofía de solidaridad en los vecinos que tienen menos recursos y las familias más afectadas con la crisis. Algunos ejemplos son la estimación de más de 30 solicitudes de bonificación en el Impuesto de Plusvalía de los Terrenos, por un total de 15.000 euros en el último año, así como los expedientes de bonificación en Impuestos Municipales a empresas, por importe de 40.000 euros, que han supuesto la creación de más de 25 puestos de trabajo. Asimismo, la Concejalía tramitó en estos dos años 468 bonificaciones fiscales en tasas e impuestos para familias con escasos recursos, pensionistas, personas con discapacidad o familias numerosas.

El concejal ha querido poner el resultado de este balance en el contexto real al que se ha enfrentado la gestión económica municipal, con una liquidez comprometida por multitud de condicionantes.

Lastre de ejercicios anteriores a 2003.

El primero de ellos ha sido el esfuerzo realizado para el pago de deudas generadas en ejercicios anteriores a 2003, cuando el Partido Popular asumió por primera vez el Gobierno. Así, el Gobierno del Partido Popular ha afrontado el pago de deudas ajenas a su gestión por valor de más de 24 millones de euros en los últimos 9 años, de los que más de 500.000 fueron en el último Plan de Pago a Proveedores. Es destacable en este capítulo la liquidación de la deuda de más de 5.300.000 euros contraída con la Seguridad Social por Gobiernos del PSOE entre los años 1992 y 2000.

A este lastre dejado por los anteriores gobiernos se sumó la necesidad de devolver los fondos MINER, percibidos por el entonces Gobierno Municipal del Partido Socialista en los años 1999 y 2000, por incumplimiento de las inversiones comprometidas. Se trata de un importe de 1.800.000 euros, lo que supone actualmente tener que destinar cerca de 60.000 euros mensuales a su reintegro.

En palabras del concejal, también ha afectado negativamente al estado de las finanzas municipales “la estrategia anti-municipalista de la Junta de Andalucía”, que se ha traducido en recortes y retrasos de cobro en las políticas sociales, en cerca de un millón de euros de deuda de convenios y transferencias pendientes y en la congelación de la participación de los Ayuntamientos en los tributos de la Comunidad Autónoma. Asimismo, en un ejercicio de responsabilidad social con los vecinos, el Ayuntamiento continúa prestando numerosos servicios cuyas competencias que corresponden a la Junta de Andalucía, sin recibir compensación económica alguna.

La menor recaudación en algunas tasas e impuestos municipales, como el de construcciones, por el descenso de la actividad económica ha agravado la falta de ingresos. Y otro aspecto que ha comprometido la liquidez municipal ha sido La falta de nivelación y equilibrio económico en los servicios públicos encomendados a los diferentes Consorcios (ciclo integral del agua, basura y compostaje), que han estado arrojando un déficit anual de en torno a los 600.000 euros.

La Valoración de los Puestos de Trabajo y el Plan de Estabilización acometido en la Concejalía de Personal, en una apuesta histórica por el empleo público de calidad, supuso el incremento del gasto de personal del Ayuntamiento en más de un millón de euros anuales.

A %d blogueros les gusta esto: