www.andujardigital.es

COAG-Jaén recuerda la importancia de la actividad agraria y ganadera en la prevención de incendios forestales.

Escrito por Redacción Andújar el 11 agosto 2011

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG Jaén, advierte que con las altas temperaturas aumenta el riesgo de incendios, y recuerda que la actividad agraria desempeña un papel fundamental en su prevención. En estos momentos, en que los termómetros se han disparado en toda Andalucía y también en Jaén, el riesgo de expansión de incendios forestales aumenta. Por eso, esta organización agraria quiere resaltar la importancia de mantener un monte vivo, que conserve cultivos, y poner de relieve que la acción de los agricultores y, especialmente, la de los ganaderos se revela como fundamental para la prevención, que es la mejor herramienta para combatir los incendios.

Andalucía tiene una gran superficie forestal (en torno al 50% de su territorio) y hasta el 7 agosto, el dispositivo INFOCA ha intervenido en un total de 356 siniestros por incendios en zonas forestales, cifra que se encuentra por debajo de la media del último decenio, con un dato de 628. En cuanto a la superficie afectada, el registro es de 930,1 ha por debajo del valor medio situado en 7.602,4 ha. Estos datos reflejan que tanto el nº de incendios como la superficie afectada han disminuido en la actual campaña, a lo que ha contribuido la eficacia de los pastores andaluces en la prevención de incendios forestales. Por provincias, Jaén y Almería son las que cuentan con mayor número de intervenciones en suelos forestales (62 intervenciones hasta el momento en cada una) y Córdoba la que menos con 21 intervenciones.

El pastoreo controlado convierte a los ganaderos en vigilantes permanentes, al tiempo que contribuyen a limpiar el monte de material combustible, sobre todo en zonas de difícil acceso. La acción del ganado controlado por los pastores mantiene las áreas cortafuegos, provocando discontinuidades en las masas forestales e impidiendo la propagación de los incendios. En la actualidad, la Red de Áreas Pasto-Cortafuegos de Andalucía (RAPCA) cuenta con 241 pastores que trabajan sobre un total de 3.276 kilómetros lineales de cortafuegos con 87.058 cabezas de ganado (entre caprino, ovino y equino y bovino).

En definitiva, COAG quiere recordar que los incendios forestales son una de las mayores amenazas del monte andaluz y cada año provocan grandes pérdidas económicas y ambientales. Por tanto, hay que resaltar que la importancia de la labor tanto del pastor como del agricultor resulta básica en la contribución del medio rural y en la protección de la superficie forestal para nuestra región.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: