www.andujardigital.es

El nuevo sistema de solicitud de Pago Único genera casi 90.000 incidencias, que podrían retrasar el cobro de la subvención.

Escrito por Redacción Andújar el 13 julio 2011

COAG-Jaén critica el elevado número de incidencias registradas en las solicitudes de la subvención de Pago Único debido al uso de un nuevo sistema –el delimitador gráfico- sobre el que la Coordinadora ya había advertido de su complejidad y la probabilidad de que generara inconvenientes, como finalmente así ha sido. En total, se han detectado 89.517 incidencias por sobredeclaración en Andalucía (susceptibles de penalización a los agricultores), con dos áreas o más (ello sin contar en estas incidencias los solapes menores o iguales a una área), lo que significa tres veces más incidencias que en la campaña PAC 2010. Además, la mayoría de estos problemas se han registrado en la provincia jienense, en donde se tramitan el 50% de la totalidad de expedientes de Andalucía aproximadamente.

El 47% de las incidencias son solapes con menos de 10 áreas, con una repercusión mínima en el pago, aspecto que sí podría verse afectado en las restantes. Según el Servicio de Pagos Directos, mayoritariamente son solapes entre expedientes tramitados con el delimitador gráfico de explotaciones y los realizados con la aplicación de captura.

COAG-Jaén ya advirtió que las nuevas herramientas para la convergencia con Catastro traería problemas para las solicitudes de Pago Único, como ya se ha demostrado. Ello redunda ahora en un mayor volumen de trabajo para los empleados de la Delegación de Agricultura de Jaén, que con el mismo o menos personal (en verano y plena crisis) se enfrentan a un ingente volumen de trabajo para solventar estas incidencias, lo que también repercute en las entidades colaboradoras que tramitan dichas solicitudes. “No entendemos que en plena crisis de recortes de personal en la Administración, se dé un giro tan complejo a este sistema, lo que no hace sino aumentar la carga de trabajo y provocar problemas en los olivareros”, argumenta el secretario de Organización de COAG-Jaén, Juan Luis Ávila.

A todo ello se une que el plazo para presentar correcciones sin penalizaciones por sobredeclaración termina el 31 de julio. Las registradas después de esta fecha no entrarán en la primera validación prevista para septiembre, y serán comunicadas en octubre, con su consiguiente penalización.

Juan Luis Ávila considera que “es inconcebible que después de aguantar tres años con los precios del aceite de oliva por los suelos, los olivareros ahora tengan que afrontar un nuevo escollo, el del retraso o la penalización en sus ayudas provocado por este nuevo sistema sobre el que ya avisamos hace meses que habría problemas”.

Por todo ello, COAG-Jaén exige a la Administración en que se optimice el proceso de convergencia para próximas campañas, se cumplan los plazos normales de pago y se dote de herramientas adecuadas a la propia Administración y entidades colaboradoras para la consecución de este objetivo, habida cuenta de los problemas que está generando. “La Administración debe ser consciente de que tanto las entidades como la misma Administración estamos en el mismo barco y que deben existir herramientas adecuadas  para que los agricultores puedan cobrar en tiempo y forma”, puntualiza Ávila.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: