www.andujardigital.es

COAG-Jaén exige rapidez para arreglar las infraestructuras dañadas por el temporal en plena campaña.

Escrito por Redacción Andújar el 10 diciembre 2010

Un camino rural de Lopera dañado por el temporal.

 La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) Jaén ha lamentado que nuevamente se hayan visto afectadas las infraestructuras agrarias del valle del Gualdalquivir, las mismas que ya sufrieron las consecuencias de la lluvia el invierno pasado. Puentes, caminos rurales y acequias han quedado gravemente perjudicados con las últimas tormentas en municipios como Andújar, Marmolejo, Villanueva de la Reina o Úbeda.

“Se repite la misma historia del pasado año, cuando ya avisamos de que había que tomar las medidas necesarias para que no volviera a ocurrir”, se queja el secretario general de COAG-Jaén, Rafael Civantos. A la falta de medidas preventivas se une que “los daños se han ocasionado el plena campaña de recolección, cuando más necesarias son para los agricultores”, añade.

De esta forma, COAG-Jaén exige que las Administraciones públicas se pongan mano a la obra “desde ya” con el fin de reparar los desperfectos y que “los agricultores puedan entrar en sus fincas y recoger la aceituna”. “Lo último que nos faltaría es que ahora se perdiera parte de la cosecha por no haber hecho los deberes anteriormente”, explica Civantos.

En  un intento de que los agricultores se vean los menos perjudicados posible, COAG-Jaén pide que se abra un plazo extraordinario para pedir ayudas para la inversiones no productivas en explotaciones agrícolas y ganaderas con el fin de reparar los desperfectos. La anterior Orden (Orden de 26 de octubre de 2010, por la que se modifica la Orden de 9 de junio de 2009) que regulaba estas ayudas expiró el pasado 6 de diciembre de 2010, haciendo de esta forma imposible que los olivareros puedan acogerse a dichas ayudas.

En cuanto a la recolección, pese a que la lluvia ha retrasado la recogida alrededor de una semana, no ha tenido efectos perjudiciales para el fruto. “En algunas explotaciones se ha caído alguna aceituna, pero en general ha sido poca”, dice Rafael Civantos. Por el momento, la lluvia está siendo beneficiosa para el fruto, ya que además repercute en el árbol, que afrontará mejor la escasez de precipitaciones propia del verano.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: