www.andujardigital.es

La producción de aceite de oliva bajará un 12,5% en la nueva campaña.

Escrito por Redacción Andújar el 21 octubre 2010

Monumento al aceite de oliva.

Jaén. Europa Press.

  La consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, ha anunciado este jueves que el primer aforo de aceite de oliva de la campaña 2010-2011 cifra la producción andaluza de aceite de oliva en 1.022.000 toneladas, lo que supone una disminución del 12,5 por ciento con respecto a la que hubo en la campaña anterior, que se vio favorecida por las lluvias.

   Según ha precisado en rueda de prensa, no obstante, esa cantidad estimada supondría un aumento del cuatro por ciento con respecto a la media registrada en las últimas cuatro campañas. En este sentido, y pese a tratarse de unas “buenas previsiones” de cosecha, por encima de la media y con una producción total de aceituna de almazara que supera 4.770.000 de toneladas, se prevé que la producción de aceite baje en todas las provincias, salvo en Almería, que registra un aumento del siete por ciento, si bien apenas tiene relevancia en el cómputo total por su poco significativo peso.

   Los descensos más acusados se darán en Córdoba y Málaga, a causa del efecto denominado vecería que afecta especialmente a su variedad predominante, la hojiblanca, que alterna años de mayor producción con otros de cosecha más reducida. Así, las previsiones de la Junta indican que la provincia cordobesa sufrirá un descenso del 22,3 por ciento, pasando de las más de 280.000 toneladas de 2009/10 a las cerca de 220.000 toneladas que se esperan para 2010/11. En cuanto a Málaga, la bajada es todavía mayor, un 24,3 por ciento, pasando de las casi 78.000 toneladas de la anterior campaña a las 59.000 toneladas previstas para la presente.

   Por lo que respecta a Jaén, que aporta el 50 por ciento de toda la producción andaluza, tendrá una producción de 515.000 toneladas, cifra que se sitúa en torno a la media de las cuatro últimas campañas y que es un 9,3 por ciento inferior a la del pasado año (más de 560.000 toneladas). Además, ha detallado que este nivel de producción en la provincia jiennense permitirá la creación de 5.730.000 jornales en la recolección del fruto y otros 280.000 en su molturación.

   En lo referente a la cosecha de aceituna de mesa prevista para esta campaña, se estima una producción un 7,5 inferior a la anterior (343.000 toneladas) y un 12,5 por ciento menos que la media de las últimas 4 campañas. De acuerdo con esta estimación, Sevilla sigue liderando la producción con 264.400 toneladas de las 343.000 previstas, lo que supone el 77 por ciento de la producción andaluza.

   Aguilera también ha destacado las buenas perspectivas comerciales para esta campaña, auspiciadas por el consumo del aceite de oliva en España que, pese a la crisis, ronda las 560.000 toneladas, según estimaciones del Consejo Oleícola Internacional (COI) y tiende a estabilizarse. Otro dato positivo logrado en la pasada campaña es el fuerte incremento experimentado por las exportaciones españolas, de las cuales Andalucía representa el 70 por ciento y que, entre noviembre de 2009 y agosto de 2010 rondaron las 650.000 toneladas, un 20 por ciento más que en la campaña anterior.

   Igualmente, la consejera ha presentado un recorrido por la evolución de los precios del producto en el que sobresale el pico más alto alcanzado en la campaña 2005/06 con 4,18 euros por kilo hasta su posterior bajada al lado opuesto en 2008/09 que provocó el la activación del almacenamiento privado.

   La consejera, sin embargo, ha destacado que su efecto en la recuperación de precios fue “momentáneo” y en la actualidad vuelve a mantener una tendencia a la baja alrededor de los dos euros por kilo. A su juicio, esta cifra hace posible todavía un repunte en su valor sin que afecte negativamente al consumo. “El consumo actual está bastante consolidado y creo que permite más de precio, pero no mucho más porque vemos en las oscilaciones y en los estudios que algo tienen que ver”, ha apostillado.

   Para la titular de Agricultura y Pesca, asimismo, el sector junto con las administraciones públicas deben trabajar para soluciones “problemas estructurales” que le afectan claramente a la hora de abordar la comercialización. Por ello, ha instado a aprovechar coyuntura de ayudas al sector para avanzar en la adquisición de dimensión empresarial, el aumento de la capacidad para abordar la exportación y acceder a mercados interesantes, la profesionalización y la apuesta por la innovación y la investigación.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: