www.andujardigital.es

Propietarios portugueses analizan en Andújar formas de colaboración para la conservación del lince.

Escrito por Redacción Andújar el 15 junio 2010

Andújar. Europa Press.

Un grupo de propietarios de fincas de Portugal, así como representantes de sociedades de cazadores, agricultores corporaciones municipales se trasladó hoy desde el país luso hasta Andújar (Jaén) para conocer las experiencias de colaboración que mantiene la propiedad privada con la Administración autonómica para la conservación del lince ibérico en Andalucía.

   Esta delegación, procedente de áreas potenciales para la reintroducción de este felino en peligro crítico de extinción en Portugal, como las regiones de Moura Barrancos o el Bajo Guadiana, visitará durante su estancia las fincas Los Escoriales y Barranco de San Miguel en Andújar, las cuales poseen convenios de colaboración para la recuperación de las poblaciones de lince ibérico desde el año 2000.

   La idea es que en el futuro se sumen al proyecto de reintroducción del lince ibérico en Portugal, donde esta especie desapareció hace tres décadas. Actualmente, sólo sobreviven unos 220 ejemplares de este felino, repartidos entre las poblaciones de Doñana y Sierra Morena.

   Ya en Andalucía se ha iniciado una experiencia de reintroducción en fincas privadas de Guadalmellato (Córdoba), donde se han liberado siete ejemplares y, además, han nacido este año tres cachorros fruto de las cópulas de una de las parejas.

   Hasta el momento, el país luso cuenta con un centro de cría en cautividad en Silves, en el Algarve portugués, que alberga 16 ejemplares cedidos por Andalucía y se ha comprometido a acondicionar en un periodo de tres años un hábitat apto para la especie en cuatro zonas principales: Malcata, Monchique, Barrancos y la ribera del Guadiana.

   Tal y como indicó el director del Programa Life para la conservación del lince ibérico, Miguel Ángel Simón, en Andalucía existen a día de hoy unos 110 convenios de colaboración con propietarios de Doñana, Andújar, Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén), que suman más de 150.000 hectáreas de terreno.

   Estos convenios implican actuaciones de acondicionamiento en las fincas encaminadas principalmente al fomento de las poblaciones de conejo, presa básica del lince, tales como podas, construcción de puntos de agua, mejora de pastos e instalación de cercados para la repoblación de estos lagomorfos.

   Simón destacó que la firma de estos acuerdos, además de servir para mejorar el hábitat, constituyen herramientas «fundamentales» de divulgación y concienciación sobre la conservación de lince.

   Por su parte, representantes de la Asociación Profesional de Naturaleza Empresarial (Aproca-Andalucía) y de la Federación de Caza de Andalucía, coincidieron en afirmar que de la inicial «cautela» con la que propietarios y cazadores contemplaban el desarrollo de estos convenios, se ha pasado a «desear y fomentar la reintroducción de los linces en la fincas».

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: